Octubre 01, 2019

Un western moderno en Birmingham

'Peaky Blinders’: venganza, redención y rock & roll.

POR Diego Ortiz

Robert Viglasky

Peaky Blinders es una historia épica de la televisión británica sobre la familia Shelby y el surgimiento de la clase obrera en la Inglaterra de comienzos del siglo XX. Un verdadero clásico que no ha tenido miedo de superarse a sí mismo, alcanzando, año tras año, la perfección. Cuenta la historia de Tommy, el líder de la familia, un indescifrable y atormentado Cillian Murphy, que representa la agonía profunda de un veterano de la Primera Guerra Mundial, tras haber perdido a la esposa que se ha sacrificado por él. Años después, de rodillas, con un cigarrillo en la boca, y algunos minutos antes de morir, dice: "Veo una mujer, sí, a la que amo. Estuve cerca. Estuve cerca de tenerlo todo".

 

Con un guion insuperable, Steven Knight navega entre pandilleros de trajes elegantes, apuestas ilegales y carreras de caballos, retrata la ambición y la discordia entre los miembros de la familia, y el poder de algunos políticos y autoridades inmersas en la corrupción —algo que dista poco de lo que vivimos en este siglo—. Todos se ahogan en su propia codicia, abriéndose paso entre las calles para sobrevivir o para obtener el control. A primera vista esta es una serie de mafiosos y pandillas, pero realmente narra los acontecimientos de la lucha entre clases de los años veinte, y el deseo de un hombre por superar la criminalidad y alcanzar una vida decente.

pressreader MAGZTER