octubre 23, 2020

‘Wachito Rico’: Boy Pablo entre la infatuación, la ansiedad y los sintetizadores

Con su álbum debut, el músico noruego de origen chileno reflexiona sobre los efectos simultáneamente devastadores y estimulantes del enamoramiento.

De un día para otro, Nicolás Pablo Rivera Muñoz pasó de ser tan sólo un acto local de Bergen, el pueblo noruego donde ha residido toda su vida junto a su familia chilena, a convertirse en una sensación del pop indie con alcance global. Después de que el algoritmo de YouTube jugó a su favor e hizo viral el video musical de su sencillo de 2017, “Everytime”, millones de cibernautas empezaron a conocerlo rápidamente como Boy Pablo, y desde entonces su popularidad dentro de la escena musical no ha hecho más que crecer.

En los tres años que han pasado desde que se instauró como artista en ascenso, miles de personas alrededor del mundo han tarareado sus melodías y bailado hasta el cansancio al compás de sus característicamente pegajosos arreglos de guitarra. Sin embargo, aunque sus fanáticos ya han tenido la oportunidad de adentrarse en algunos proyectos suyos en el pasado—específicamente dos EPs: el primero, Roy Pablo de 2017; el segundo, Soy Pablo de 2018—no fue hasta el día de hoy que el joven de 21 años expuso su verdadero potencial con el lanzamiento de Wachito Rico, su álbum debut.

Además de hacer referencia a una expresión chilena que significa “chico apuesto”, el título de esta entrega nos introduce a un nuevo álter ego de Boy Pablo, al cual recurrió como fuente primaria de inspiración para el sonido del disco y que creó basándose tanto en sus experiencias personales como en escenarios hipotéticos e historias ficticias. Wachito Rico es un romántico empedernido que carga con sus sentimientos a flor de piel y pasa todas sus horas idealizando a Sofía, otro personaje inventado por el músico que lleva a nuestro protagonista a explorar los límites entre el amor y la infatuación.

Wachito Rico es un proyecto que conceptual y sónicamente pretende representar la fluctuante inestabilidad mental que el enamoramiento puede propiciar, al igual que los consecuentes altibajos emocionales de una relación amorosa. El vocalista intenta—y, en su mayoría, logra—seguir un hilo conductor que asemeja estas diferentes etapas: por ejemplo, mientras que las dulces armonías y los sintetizadores de ensueño presentes en “i hope she loves me back”, el tema de apertura, atraparán al escucha en un estado eufórico inigualable, el sentimiento de ansiedad y desolación que emanan las letras de “rest up” lo aterrizará en la cruda y solitaria realidad.

Te puede interesar: Clairo comparte versión acústica de “Sofia”

Algo que también destaca a lo largo de Wachito Rico es la manera en que Boy Pablo experimenta con ciertos instrumentos para evocar ideas o emociones específicas. Desde la hipnotizante sensualidad de la guitarra eléctrica en “honey”, pasando por la consoladora esperanza de la guitarra acústica en temas como “nowadays” y “come home”, hasta la intensa sensación de melancolía que provocan el bajo y el piano en “i <3 u”. Y por su puesto, tampoco se puede ignorar aquel sentimiento que, a través de los sintetizadores, prepondera en todas las canciones: la añoranza.

Wachito Rico 02

No obstante, Boy Pablo también entiende que la juventud va más allá de los romances y las rupturas. Con los dos interludios del álbum, “aleluya” y “vamos a la playa”, ofrece un descanso estabilizador de la sobrestimulación musical y lírica de las pistas precedentes. Asimismo, temas como “leave me alone!” y “mustache” evidencian su propia búsqueda de madurez y desarrollo personal, mientras que la canción homónima al disco lo encuentra alternando entre el español y el inglés en lo que probablemente es la cumbre enérgica de todo el proyecto, un himno a la fiesta, la música disco y la pista de baile.

Más que una extensión de su material previo, Wachito Rico es el fructífero resultado de un longevo proceso de autorreflexión y redescubrimiento musical, cuyo objetivo principal era, en cuanto a su temática regidora, narrar una historia de amor que se sintiera auténtica y surrealista a la vez; y en cuanto a su sonido, redefinir su proceso creativo y de producción para así explayar los límites genéricos a los que ya estaba acostumbrada su base de seguidores. Con tan sólo una reproducción del álbum, a cualquiera le sería evidente que estas metas fueron más que cumplidas.

Escucha Wachito Rico, el álbum debut de Boy Pablo, aquí:

En este articulo:
Sushi Roll

Te puede interesar

P&R: Björk

P&R: Björk

Habla sobre su hermoso álbum de ruptura, Joni Mitchell y su vida como estrella infantil en Islandia.

Video