Agosto 02, 2019

Reseña: 'Anima' de Thom Yorke

El líder de Radiohead maravilla con un álbum ligado al inconsciente colectivo.

POR Álex Carranco

fotoarte de Claudia Meza

Un sueño al despertar


 

Thom Yorke
Anima
XL Recordings
cuatro

 

La búsqueda por encontrar una respuesta al comportamiento onírico siempre ha sido un tema cautivante y hasta místico. Thom Yorke, en su tercer álbum solista, deja la utopía para reflejar musicalmente una vida con sus conductas alejadas de lo ideal. Un sueño MOR para componer imágenes vívidas manipuladas por cada uno de sus nueve temas en Anima (que paralelamente se lanzó con un excelente audiovisual dirigido por Paul Thomas Anderson).

 

El corazón palpita en hipertensión que se escabulle en un estado de ansiedad; las formas electrónicas en las que Thom ha sido dueño durante varios años despiertan logrando una experimentación fascinante. Entre esos beats, loops y síntomas de ensoñaciones, se encuentra la voz relajada de Yorke con algunas cuerdas eléctricas que recuerdan a su banda, Radiohead (“Impossible Knots”) o la joya recuperada de la época de In Rainbows (2007), “Dawn Chorus”.

 

Un álbum conceptual que trata de armar un rompecabezas con quimeras en las que murmura melódicamente “I woke up with a feeling I just could not take” en el tema “Last I Heard (...He Was Circling the Drain)” o “To you who brought me back to life/ To twisted thorns that grow inside” en “Twist”. Nigel Godrich en el alma productora de estos sonidos que se entretejen hábilmente con la emoción de abrir los ojos a una distopía. 

 

pressreader MAGZTER