Junio 18, 2019

Una guía de todo lo falso en 'Rolling Thunder Revue: A Bob Dylan Story'

Sharon Stone no estuvo presente en la gira, KISS no inspiró el maquillaje y el misterioso Stefan van Dorp es un actor.

POR Andy Greene

"Si alguien está usando una máscara, te dirá la verdad", dice Bob Dylan en la nueva película para Netflix de Martin Scorsese, Rolling Thunder Revue: A Bob Dylan Story. "Si no está usando una máscara, es muy poco probable [que te diga la verdad]". Mientras dice estas palabras, Bob Dylan definitivamente no está usando una máscara. También forma parte de un documental que ocasionalmente toma salvajes desviaciones de la verdad al utilizar actores para contar historias sobre la gira. Esta táctica seguramente confundirá a mucha gente, así que aquí hay una guía de los diversos elementos ficticios de la película.

 



1. Sharon Stone no se unió a Rolling Thunder Revue cuando era adolescente


En la década de los setenta, muchas estrellas de rock de la época de Bob Dylan tuvieron relaciones con fanáticas adolescentes con el potencial de causarles un gran daño y vergüenza si los detalles salieran a la luz hoy en día. Sin embargo, Dylan es el único lo suficientemente audaz como para hacer todo lo posible para inventar una relación de este tipo por el arte. Ocurre aproximadamente a mitad de la película cuando Sharon Stone (interpretándose a sí misma) habla de ser una estudiante de 19 años cuando Rolling Thunder Revue llegó a su ciudad y cómo salió de gira con la banda por un breve tiempo después de que Dylan mostrara interés en ella. Nada de esto es verdad y las fotos de ellos juntos son falsas. (Ella habría tenido 17 años en ese momento, pero el chiste es un poco menos gracioso si se involucra a una menor de edad).

 



2. Dylan no asistió a un concierto de KISS en Queens


En la película, Dylan dice que tuvo la idea de usar maquillaje blanco en Rolling Thunder Revue después de que Scarlet Rivera lo llevó a un concierto de KISS en Queens. Pero KISS no ha ofrecido un concierto en Queens desde febrero de 1973, cuando apenas estaban empezando y mucho antes de que Dylan conociera a Rivera. Estos eran pequeños shows de una banda totalmente desconocida en oscuros clubes. No hay manera de que Dylan haya estado en uno de ellos y ni que obtuviera la idea del maquillaje de ellos. Supuestamente, el maquillaje se inspiró en la película francesa de 1945 Children of Paradise.

 



3. La cinta original no fue dirigida por un hombre misterioso llamado Stefan van Dorp


Durante los conciertos de Rolling Thunder Revue en 1975, Dylan estaba filmando la película Renaldo and Clara con casi todos los miembros del staff de la gira. Las imágenes en bruto de la película son la semilla de este nuevo documental, pero el filme de Scorsese nunca menciona a Renaldo and Clara. En lugar de eso, presenta entrevistas con un supuesto cineasta llamado Stefan van Dorp que filmó todo el material y nunca obtuvo suficiente crédito por su trabajo. Tal persona no existe. En realidad, es Martin von Haselberg del dúo de arte de los setenta, Kipper Kids, interpretando un papel. También está casado con Bette Midler, quien puede verse brevemente con Dylan en un club de Greenwich Village al principio de la cinta.

 



4. No existe el congresista Jack Tanner


Cerca del final de la película, un supuesto representante de Míchigan llamado Jack Tanner habla sobre usar sus conexiones con Jimmy Carter para entrar a un show de Rolling Thunder en el teatro Niagara Falls. En realidad es el actor Michael Murphy. El nombre Jack Tanner proviene del falso documental Tanner '88 de Robert Altman, que fue escrito por Garry Trudeau. 

 



5. Jim Gianopulos no promocionó el tour


Jim Gianopulos es un hombre de muchos logros. Trabajó como copresidente de Fox Filmed Entertainment durante 12 años y ahora es el CEO de Paramount Pictures. Pero no promocionó Rolling Thunder Revue. En ese momento, él estaba asistiendo a la escuela de leyes en Fordham. Es un actor sorprendentemente bueno.

 

Nada de esto quita poder al documental. Después de todo, esta es una historia que se ha contado muchas veces a través de muchos medios. Incluir algunos elementos ficticios con estas increíbles imágenes nunca antes vistas hace que todo sea más divertido e interesante. "Esperamos que la gente lo vea varias veces para que encuentren todas las pistas ocultas", dijo una fuente cercana al equipo d Dylan a Rolling Stone. "Las imágenes documentales se pueden usar de cualquier forma que se desee para contar una historia y esperamos que la gente descubra qué les deleita de esta película".

 

 

pressreader MAGZTER