octubre 20, 2020

Una evolución musical

Carla Morrison lanzó el tema y video de “No me llames".

Hace un par de años, Carla Morrison decidió apartarse de los escenarios, mudarse a París y comenzar una nueva etapa en su vida para recuperarse a sí misma. Desde entonces, la cantautora mexicana puso en marcha un ambicioso proyecto musical, que destaca por un nuevo sonido pop, letras catárticas y una esencia que gira en torno a la honestidad, la libertad y el autodescubrimiento.

Así, después del lanzamiento de “Ansiedad”, su primer sencillo de este año –en el que abordó la importancia de visibilizar y normalizar el tema de la salud mental–, Carla Morrison presentó “No me llames”, canción que compuso junto a la cantante y compositora italiana Chiara Stroia, y que representa el empoderamiento personal ante una relación fallida. “Cuando me mudé a París me metí a un conservatorio para estudiar, ahí conocí a Chiara y un día le pregunté si podíamos escribir una canción juntas y aceptó. Vino a mi estudio, empezamos a sacar ideas y pensamos en hacer una canción fuerte y moderna. Este tema significa retomar las riendas de mi vida, pero también cortar con las relaciones tóxicas; es sobre desprenderte y sobre una mujer fuerte que sabe lo que merece y lo que no”, declaró Carla en entrevista exclusiva para Rolling Stone México.

Alejada de las baladas acústicas y de su guitarra, Carla Morrison revela en “No me llames” una melodía enérgica, que se desenvuelve entre beats robustos y marcados, mismos que le impregnan fuerza a una letra nostálgica y muy personal. “Mi sonido ahora es mucho más pop y global, es más digerible, más movido. Todavía siento que tiene mi marca y mi esencia, me gusta mucho”, asegura, al mismo tiempo que narra la forma en la que lograron plasmar este tema, en el video musical que lo acompaña. “Cuando le presenté el proyecto de ‘Ansiedad’ a Colin Solal, él me dio la idea de transformar las cuatro canciones que iba a sacar este año en actos; en un filme de cuatro episodios. Fue muy fácil juntarlos porque me identifiqué y admití las partes fuertes y débiles. Colin siempre me dejó participar y proponer, es un director que tiene mucha pasión por lo que hace, se adentró en la historia y logró conocerme. Tomó mi historia personal y la transformó en el video”.

Inspirada en el arte de los museos parisinos, la cantante tomó al Renacimiento como punto de partida para lo que se transformará en su nuevo material discográfico; un proyecto totalmente autobiográfico, en el que mostrará la crisis personal por la que pasó en los últimos años, así como su cambio de perspectiva, su nueva forma de ver la vida y su renacer como mujer, artista y compositora. “Renacimiento es el proyecto de mi vida. Todavía estamos en el proceso de grabación y composición, pero quiero que mis canciones tengan propósito. No deseo que el enfoque sea únicamente sobre el amor y el desamor, sino también acerca de todas las batallas internas; permitiéndome explorar otros géneros y lo que me hace feliz. Parte del despertar emocional que me encantaría que le pasara a la comunidad latina sería hablar de cosas incómodas que no son tan obvias a la vista”, mencionó Carla Morrison.

Con dos actos restantes sobre la mesa, la cantautora asegura que la preparación académica que recibe le ha abierto la posibilidad de mejorar sus habilidades musicales de muchas formas.  “Ahora canto desde otra perspectiva, por ende, cambió mi manera de contar mis historias. Cuando componía no dejaba entrar a nadie. Esta vez, quise poner mis canciones en tela de juicio, y que me dijeran si algo no funcionaba. Esto me dio un golpe de humildad”, dijo, mientras señaló la posibilidad de tocar en uno de los siguientes episodios, algún tema relacionado con los movimientos feministas. “Los próximos temas van a ser mucho más alegres y distintos, todo sea por dar un mensaje de esperanza. Ante esta crisis, lo que más queremos es salir con una mejor versión de nosotros. Eso quiero hacer con estos cuatro actos, porque sé que muchas personas se pueden identificar y agarrar fuerza de ello. Al final son mi historia, quiero que sientan que, si yo pude, ellos también; que les sirva un poco de espejo para empoderarse cuando todo esto acabe”, aseguró.

Salvación en tiempos de incertidumbre

Liberarse del pasado nunca ha sido fácil, mucho menos, cuando tus pensamientos se traducen en una melodía que devela tu pasado y abre una puerta hacia tus pensamientos y tu realidad. Para Carla, quien padeció ataques de pánico y ansiedad desde la infancia, la música ha sido un parteaguas para generar una conversación en torno a diversos temas y, principalmente, traer nuevos mensajes a la luz, por ejemplo, las dificultades de las mujeres en la industria musical.

“Definitivamente, los espacios para las mujeres dentro de la música eran muy tóxicos. El machismo fue un factor por el cual yo paré en la música. Me comparaban con mis colegas, me hacían bullying por mi apariencia, por ser independiente, por llorar en el escenario. Soy feminista y para mí es valioso que mi música sea fuerte para transmitir ese mensaje. Ahora hay más presencia de mujeres y mucha diversidad. Siento que siempre hay que invitar a más y que entre nosotras nos empoderemos para sentirnos inspiradas y unidas. Cada vez hay más propuestas como Elsa y Elmar, Tessa Ía, Pedrina y Río, Lali. Estamos en el camino, pero creo que tenemos que seguir trayendo nuevas reglas al juego para que se nos trate a todas bien y se nos respete por igual”.

Galardonada con tres premios Grammy Latino y con 15 años de trayectoria, el paso de Carla Morrison por la industria de la música ha estado lleno de múltiples etapas, que se han conjugado en reflexiones y nuevas oportunidades. “El cambio lo encuentro en el presente, por eso está evolucionando mi sonido, pero no me iría al pasado y lo modificaría, porque de no ser por eso, no sabría lo que sé hoy. Las cosas pasan por algo y a veces no hubiera querido haber estado relacionada con algunas personas, pero eso hace más claro lo que uno sí quiere”.

Ante esta nueva realidad, Carla Morrison ya visualiza el 2021 como un año en el que, de manera paulatina, regresará todo a la normalidad, por lo pronto, espera con ansias el estreno de su nuevo disco, más colaboraciones y, en general, hacer lo que se pueda con su música. “Siento que estoy en un momento bien bonito, me siento tranquila, tengo hambre de componer, de experimentar, de seguir agregando de mi sazón a la música. Me visualizo fuerte. Estoy en una etapa de mi vida en la que sé qué es lo que sí y lo que no quiero. Mi prioridad es ser feliz”, finalizó.

Escucha y mira el video de “No me llames”, el nuevo sencillo de Carla Morrison:

En este articulo: IG
Sushi Roll

Te puede interesar

Video