febrero 2, 2021

Una década sin The White Stripes

Han pasado diez años desde que se disolvió el emblemático dúo de Detroit.

Un día como hoy hace diez años, The White Stripes puso fin a su carrera en conjunto. El dúo de Detroit finalizó tras una racha de seis álbumes de estudio que inició en 1999 con su debut homónimo.

Cuando Jack Gillis conoció a Meg White en la preparatoria, ya trabajaba en otro conjunto musical, mientras que Meg no se dedicó a la música hasta después; de hecho, en 1997 fue que la música comenzó a aprender a tocar la batería. En una entrevista de 2005, Jack relató que «cuando comenzó a tocar la batería conmigo, solo por diversión, se sentía refrescante y liberador. Había algo en ello que me abría».

The White Stripes se caracterizó por el uso de la creatividad dentro de los límites impuestos por ellos mismos (ver: los tres colores recurrentes en todas las portadas de sus discos; el uso del número tres; el poco uso de variación en los instrumentos al tener solo dos miembros), pues Jack creía que «demasiada oportunidad mata la creatividad»; mientras Jack hacía y deshacía con su guitarra, Meg tenía un estilo de interpretación en la batería que muchos antes han criticado o aminorado, comparándolo con la voz, la guitarra y las composiciones de Jack. Al respecto, los dos han defendido el sonido de la batería que, a pesar de no ser muy trillado, caracteriza al dúo. «Esa es mi fortaleza. Muchos bateristas se sentirían extraños siendo tan simples», dijo Meg.

A pesar de que mucho del trabajo de la banda se le acredita a Jack, realmente Meg fue una parte clave de the Stripes. En 1997 debutaron con una presentación en vivo y al elegir su nombre tuvieron la idea de llamarse the Peppermints (los caramelos de menta) por el amor que Meg les tenía, pero decidieron ir con the White Stripes, haciendo referencia a los colores de los dulces y al apellido que los dos compartían.

También el mismo Jack afirmó que Meg es la mejor parte de la banda. En entrevista con Rolling Stone en 2005 dijo, «Jamás pensé, ‘Dios, desearía que Neil Peart estuviera en esta banda’. Es un poco gracioso: cuando la gente critica el hip-hop, tienen miedo de abrirse, por miedo de que los llamen racistas. Pero no les da miedo abrirse hacia los músicos mujeres, desde el sexismo puro. Meg es la mejor parte de esta banda. Nunca habría funcionado con nadie más, porque habría sido demasiado complicado».

En otra entrevista exclusiva con Rolling Stone México, Jack White nos mencionó durante su más reciente gira con The Raconteurs que tocar la batería con alguien más simplemente no era lo mismo. «Cuando estaba en The White Stripes y tocaba las canciones con algún otro baterista, asumirías que era lo mismo, éramos yo y un baterista, pero la realidad es que no lo era. En esas canciones debíamos de ser Meg y yo. Me pasa lo mismo con The Raconteurs». Mira la entrevista a continuación:

Respecto al apellido, el dúo creó una idea central alrededor de él. Al principio, fingieron ser hermanos que compartían un gusto por la música, citando más adelante que «cuando ves a una banda que es de dos piezas, esposo y esposa, novio y novia, piensas ‘Oh, ya veo…’. Cuando son hermano y hermana, piensas, ‘Oh, eso es interesante’. Te importa más la música, no la relación —o de si están intentando salvar la relación estando en una banda. No piensas en eso con hermano y hermana. Están emparejados de por vida. Así es la familia».

Acerca de salvar la relación estando en una banda, no fue así. Los White sí estaban casados, uniendo su vida en matrimonio un año previo a su debut, sin embargo, se divorciaron en 2000, poco tiempo después del lanzamiento de su primer álbum de estudio, (al cual le suceden otros cinco), y fue Meg quien convenció a Jack de continuar con el proyecto. Un periódico de Detroit fue el responsable de delatarlos con su certificado de matrimonio en 2002 y revelar que Jack Gillis había tomado el apellido de Meg White.

Cuando White Stripes lanzó Icky Thump en 2007, Meg comenzó a sufrir de una grave ansiedad, así que se acortó la gira, entrando en un hiato que se disolvió con la que hoy es conocida como su última interpretación en el programa Late Night with Conan O’Brien en 2009.

Dos años después, su sitio web alojó un anuncio que confirmaba su separación. «La razón no es debido a diferencias artísticas o falta de querer continuar. Tampoco es por problemas de salud pues ambos Meg y Jack se sienten bien y con buena salud. Es por una miríada de razones, pero principalmente para preservar lo que es hermoso y especial acerca de la banda y tiene que quedarse de esa forma».

«Ambos Meg y Jack esperan que esta decisión no se encuentre con pena por sus admiradores pero que sea visto como un movimiento positivo, hecho por respeto hacia la música que la banda ha creado».

Mientras que Jack se ha mantenido ocupado como solista y en proyectos alternos como The Racounteurs, Meg ha mantenido un perfil bajo y ha estado fuera de la industria musical desde el rompimiento. Anteriormente, Jack ha confesado que Meg no responde sus llamadas y no cree volver a tocar a su lado en un futuro. Sin embargo, su legado continúa y recientemente lanzaron su primer álbum de éxitos.

Recuerda a The White Stripes en todo su esplendor con su disco de Greatest Hits abajo:

.

En este articulo: IG
Sushi Roll

Te puede interesar

Video