Mayo 15, 2019

Un boxset masivo de Woodstock será lanzado en agosto

Esta enorme colección incluye casi todas las canciones que fueron tocadas durante los tres días del legendario festival en 1969, muchas de ellas serán publicadas por primera vez.

POR David Browne

Imagina volver en el tiempo para asistir al festival original de Woodstock en 1969, encontrar un lugar bueno y relativamente seco para relajarte y sentarte a escuchar más de tres días seguidos de música. No, no es posible, pero lo más cercano que podrás llegar a estar de esa experiencia estará disponible en agosto para sumarse al 50 aniversario del evento: Woodstock 50 — Back to the Garden – The Definitive 50th Anniversary Archive, un boxset de 38 discos que incluirá cada nota tocada durante el festival (excepto tres canciones), algunas de ellas publicadas por primera vez.

 

Anteriores colecciones de Woodstock —desde el triple LP original de 1970, hasta la caja recopilatoria de 2009— incluyeron solamente algunas canciones (o rotundamente dejaron fuera a algunos actos). En comparación, Woodstock 50 lo tiene todo: todos los actos y 432 canciones (267 de ellas nunca ha sido lanzadas oficialmente), para un total de casi 36 horas de grabaciones, junto con anuncios para el público (“Alguien en algún lado está regalando ácido azul”, “Por favor, busquen a Harold en el stand, él tiene las píldoras para la presión”) y otras memorias sónicas del festival.

 

Presentaciones completas de The Who, Joe Cocker, Sly and the Family Stone, Crosby, Stills, Nash & Young, y otros. Además, los audios de actos que no estuvieron en la película o en el álbum original de Woodstock como The Band, The Greatful Dead, Creedence Clearwater Revival y Janis Joplin estarán disponibles por primera vez. Los tracks están ordenados cronológicamente, por día y horario de presentación, desde el set de apertura de Richie Havens ese viernes de agosto de 1969 hasta la presentación de cierre de Jimi Hendrix el lunes por la mañana. Para hacer la experiencia de escucha más placentera, cada acto cuenta con su propio disco.

 

“Ha habido grandes boxsets dedicados a épocas o giras en particular —The Grateful Dead ha hecho un gran trabajo con ese tipo de cosas— pero nunca, hasta donde yo sé, ha habido un intento de presentar una experiencia de este tipo”, dice Andy Max, el productor y archivista angelino que produjo el set junto con Steve Woolard. “Los casetes de Woodstock nos dan una oportunidad única de realizar una especie de viaje sónico en el tiempo y mi intención es transportar a la gente de vuelta a 1969. No hay muchos otros conciertos con los que podrías decir esto”.

 

La caja —que también incluirá un Blu-ray de la película de Michael Wadleigh sobre Woodstock, una correa de guitarra, y una réplica del programa original, entre otras cosas— costará $799 dólares. Versiones más reducidas (una de 10 discos y otra de 3) también estarán disponibles. En el megaboxset, el disco número 38 incluye varios restos auditivos. “Groesbeek Reel”, nombrado así en honor a Charles Grosbeak (el hombre que grabó el sonido del festival), incluye comentarios de asistentes: "Hay un tipo quejándose de lo decepcionante que fue la experiencia y que se habían vendido. Es una gran cantidad de gente real reaccionando en el momento, lo cual me da mucho placer”.

 

A fines de 2005, Zax visitó un almacén de Warner Brothers en Los Ángeles, donde se había enviado un montón de cintas de la bóveda de Atlantic Records en Nueva York. Allí, encontró docenas de cajas con grabaciones de Woodstock. "Desde el momento en que vi esas cintas, dije: 'Oh, Dios mío, hay mucho más de lo que jamás había pensado'", menciona. “Me quedó claro que nadie estaba explorando estas cosas. Aquí estaba este vasto tesoro de material siendo tratado incorrectamente".

 

Zac dijo que inicialmente había considerado hacer una caja recopilatoria del festival completo, pero que no tuvo “apoyo institucional” en ese entonces y optó por la del 40 aniversario de 2009, que al menos tenía más canciones inéditas que antes. Pero Zax y Woolard aún tenían mucho trabajo por hacer. Primero, debían lidiar con lo que Zax llama “La maldición de la primera canción de Woodstock”. “Hay muchos momentos en donde se les olvidó encender un micrófono de voz”, dice, "entonces la canción empieza y la voz de alguien no se escucha hasta 45 segundos después, o la batería desaparece”. Para compensar, Zax usó grabaciones alternas de la caja de sonido para rellenar algunos huecos.

 

Zax también encontró que la grabación de la presentación de Sly Stone estaba recortada en “100 pequeños pedazos”. “Parecía edición a la vieja escuela, pedazos de cinta colgando como un millón de adhesivos”. Las cintas originales de la presentación de Havens, que pasaron a manos del difunto cantante unos 20 años después del festival, desaparecieron misteriosamente, entonces Zax y su equipo optaron por usar una copia en mejores condiciones, en lugar de la cinta original.

 

Para Zac, la experiencia de escuchar estas canciones inéditas fue muy revelador. “Siempre se ha dicho que la presentación de Joplin fue muy pobre y no la representaba de la mejor manera”, dice. “Puede que no haya sido la mejor noche de su vida, pero al escuchar las cintas, realmente suena poderoso”. Lo mismo, según él, sucede con The Dead. La banda ha hablado muy mal de su presentación en Woodstock, en parte debido a los problemas eléctricos sobre el escenario, pero el productor asegura que “eran un conjunto en vivo formidable hasta 1969, entonces no es algo vergonzoso”. Zax también comentó que el nunca escuchado set de Creedence es “una de las mejores presentaciones de Woodstock — de las mejores tres o cinco, sin duda. El hecho de que no haya estado disponible en su totalidad hasta ahora es asombroso”.

 

 

Según John Fogerty, el líder de Creedence, fueron varias las razones por las cuáles la banda no fue incluida en el disco de Woodstock y la película. Fogerty, quien dice que ni siquiera sabía que estaban siendo grabados esa noche, comenta que su grupo siguió a The Dead, quienes se extendieron demasiado. Como resultado de esto, Creedence comenzó su presentación justo después de la medianoche (cuando estaban programados para las 9 pm) frente a pijamada más grande del mundo. “Cuando corrimos al escenario a incendiar el mundo del rock & roll frente a una enorme audiencia —una oportunidad gigantesca— todos estaban dormidos”, explicó. “Nos tomó 35 minutos levantar a todos y despertarlos. Fue una experiencia frustrante. Estás tocando con todo el corazón y nadie está despierto para verlo”.

 

Cuando el álbum original de Woodstock estaba siendo compilado, Fogerty dice que le enviaron una grabación de “Bad Moon Rising” para ser incluida y la rechazó. “No había participación de la audiencia en absoluto”, dice. “Fue una presentación maravillosa, pero no había razones para mostrar a Creedence pasando un momento difícil, así que lo rechacé. ¿Por qué mostrarle a la gente una debilidad?”. No sorprende que Fogerty haya dicho que tampoco ha visto la película de Woodstock.

 

 

Desde que se lanzó el boxset de Woodstock en 1994 para celebrar su 25 aniversario, que incluía cuatro tracks de Creedence, Fogerty se mostró más dispuesto a dejar que el publico escuchara cómo sonó su banda esa noche. Ese cambio de mentalidad terminó de madurar con su aprobación (junto con la de sus antiguos compañeros de grupo, que ahora se presentan como Creedence Clearwater Revisited) para incluir la presentación completa de los 11 temas que tocaron en Woodstock 50. “Nadie había estado dispuesto a mostrarlo en su totalidad, solamente pedazos”, dice. “Entonces he estado abierto a hacerlo desde los noventa”.

 

En general, Zax admite que algunos de los actos tenían recuerdos no tan agradables del festival, lo cuál hizo que duraron sobre si firmar el contrato o no. “Había algunos escépticos, decían: ‘¿Quieres mostrar la presentación completa? ¿Estás loco?’” comenta. “No hay una sola persona en Woodstock que esté completamente feliz con lo que hicieron allí. La ambivalencia es lo mejor que puedas escuchas de la gente. Otros dicen: ‘Ese fue un show horrible, cada minuto fue una tortura’. Pero es una gran parte de su legado, y 50 años es la clase de número que hace que la gente piense en su legado”. (En cuanto a los temas que estarán ausentes: los herederos de Hendrix pidieron que dos canciones no fueran incluidas, por razones de estética, y una de las presentaciones de Sha Na Na ha quedado fuera debido a un defecto en la cinta).

 

Pero según el productor, un argumento pragmático ayudó a convencer a los artistas o los herederos de dar el visto bueno para incluir las pistas en Woodstock 50. Este enero, cualquier presentación o grabación de 1969 no publicada se volverá del dominio público - y por lo tanto sería legal y explotable en Europa. “No contrabando, sino oficial”, dice. “Entonces hay una razón pragmática para proteger tus derechos de autor de una presentación”.

 

Este enero, cualquier actuación o grabación inédita de 1969 entrará en el dominio público, y por lo tanto será legal y explotable en Europa. "No pirata, sino legítima", dice. "Así que hay una razón pragmática para proteger sus derechos de autor sobre las presentaciones".

 

Haciendo un recuento del viaje de 14 años que llevó al compilado de Woodstock más completo, Zax siente que el arduo trabajo valió la pena. "La película es una versión de Woodstock", dice. "Este es un documental de audio sobre los años sesenta".

 

 

 

pressreader MAGZTER