julio 29, 2020

¿Cómo es trabajar en Studio Ghibli? La historia de Steve Alpert

Alpert trabajó ahí durante el desarrollo de 20 cintas. Ahora cuenta su experiencia.

Steve Alpert se adentró en la cultura japonesa y se involucró con el estudio cinematográfico de películas animadas más importante del país. Como único directivo extranjero, no pudo haber sido sencillo, pero lo hizo durante 15 años. Su vida llena de viajes e interesantes relatos es contada en su libro Compartiendo una Casa con el Hombre Interminable. Recientemente, Alpert contó su experiencia en Studio Ghibli para el pódcast The Geek’s Guide to the Galaxy.

Hayao Miyazaki fundó Studio Ghibli en 1984 y llegó a convertirse en el estudio más exitoso en Japón gracias a sus películas y distribución en todo el mundo. Durante 30 años, lanzamientos como Kiki: Entregas a Domicilio (1989), La Princesa Mononoke (1997), El Increíble Castillo Vagabundo (2004) y la ganadora a en los premios Óscar como Mejor Película Animada, El Viaje de Chihiro (2001), sorprendieron en taquillas de diferentes países. Alpert trabajó con Ghibli ahí mientras se desarrollaron 20 de estas películas.

Studio Ghibli

Steve llegó a Japón diez años antes trabajar en Ghibli, y dejó su trabajo en Walt Disney Company para convertirse en el único extranjero dentro de la mesa directiva del estudio japonés. Miyazaki, creador y jefe de Ghibli, buscaba a una persona que supiera tanto de economía como de literatura,  y, siendo que Alpert estudió literatura antes de su maestría en administración de empresas, fue perfecto para el puesto.

“No considero (mi libro) una guía de negocios necesariamente. Para mí, se trata más de cómo es, como un extranjero que vive en Japón, ser la persona responsable de explicar este país a las personas que no lo entienden. Como, por ejemplo, ejecutivos de negocios de los principales estudios de Hollywood”, explicó en el pódcast.

Studio Ghibli bajo el mando de Hayao Miyazaki

En el episodio 422, Steve Alpert habló con David Barr Kirtley sobre su trabajo llevando las películas fuera de Japón. Describe a Ghibli como una comunidad que buscaba que sus ilustraciones fueran perfectas. Bajo el control creativo de Hayao Miyazaki, desarrollaba genialidades a pesar de sentir la presión de que las entregas nunca estuvieran listas con suficiente anticipación. Durante sus años de trabajo, Alpert también se vio en la necesidad de hablar con reporteros que no hablaban japonés, así como negociar contratos con escritores de fantasía como Úrsula K Le Guin, Neil Gaiman y Diana Wynne Jones, quien también escribió la historia original de próxima cinta de Ghibli, Aya and the Witch.

Steve recordó cuando consiguió los derechos de El Increíble Castillo Vagabundo: “Parte de mi trabajo en Ghibli era obtener los derechos para hacer películas, así que fui a Bristol, donde vivía Diana Wynne Jones (cuando estaba viva), para el último paso de las negociaciones. Afortunadamente ella conocía el trabajo de Hayao Miyazaki, por lo que fue un poco más fácil (obtener los derechos de la historia). Las personas que escriben novelas generalmente son un poco rebeldes a la hora de entregar sus obras a los cineastas, porque no están seguras de cómo serán tratadas”.

«Terminó mostrándome alrededor de Bristol, lo cual es increíblemente interesante, especialmente en el área donde vivía. Al final no terminamos hablando mucho sobre el trabajo en sí. Creo que ella solo quería estar segura de que el Sr. Miyazaki realmente iba a hacer esto él mismo, que así era”.

Poco después, comenzaron a contratar a animadores de Pixar, y desde entonces mejoró bastante tanto el trabajo de producción, como la calidad de las películas, “esas personas son increíblemente talentosas”, comentó. Una vez que consiguieron a los nuevos artistas, Steve tuvo que conseguir el dinero para llevar a cabo cada película a la perfección.

Te puede interesar: Los años dorados de Yusuf Islam.

“Todos los animadores (de Disney) tenían fotocopias de los libros de arte de Ghibli en sus escritorios y pequeños ‘Totoros’, y estaban muy dispuestos a hablar sobre Hayao Miyazaki y Studio Ghibli. Le pregunté a uno de los directores: ‘Todos dicen que Miyazaki fue uno de los mejores directores de animación de la historia. ¿Qué es exactamente lo que lo hace tan genial?’ Y el chico me explicó: ‘Mira, si estás animando una escena, es posible que los personajes vayan de derecha a izquierda, de izquierda a derecha, arriba y abajo, arriba y abajo. Pero si vas a hacer que vuelvan al mismo espacio, eso es realmente difícil. Tienes que ser muy valiente para seguir esa ruta en animación dibujada a mano. Y Miyazaki no tiene miedo. Es absolutamente intrépido y es uno de los pocos animadores que puede lograrlo”.

Escucha a Steve Alpert en The Geek’s Guide to the Galaxy:

En este articulo: Studio Ghibli
Sushi Roll

Te puede interesar

Video