enero 13, 2021

Tom Holland, las tareas de un superhéroe

Tom Holland, Robert Downey Jr. y dos titanes de la producción unidos para recrear la adolescencia de Peter Parker en 'Spider-Man. Regreso a casa'.

EXTRAÍDO DE RS170, JULIO, 2017

De acuerdo a la legendaria ejecutiva Amy Pascal, fue el mismo productor Kevin Feige quien hace años vino con la idea de hacer una película sobre las crónicas de Peter Parker en el colegio. En ese entonces, Feige laboraba como un simple pasante en los estudios Sony Pictures. El joven estaba plenamente convencido que la película tendría que titularse Spider-Man. De regreso a casa. “Es muy curioso porque mi experiencia como productor de cintas de superhéroes nace a partir de las películas que produjo Amy sobre El Hombre-Araña con Sam Raimi”, confiesa el ya célebre presidente de producción de los estudios Marvel durante nuestra visita al set del rodaje de Spider-Man. Regreso a casa durante una calurosa tarde en Atlanta, Georgia. “Es verdad. Kevin trabajó con nosotros en aquellas películas probablemente llevando café al equipo y guardando silencio. Fue un estupendo alumno porque ¿quién iba a pensar que se convertiría en tan prolífico productor?”, añade Pascal quien ahora se ha transformado en una sólida productora independiente después de su escandalosa salida de los estudios Sony.

Y es que durante el primer trimestre de 2015 pasó lo inaudito. Sony Pictures dio control a los estudios Marvel [propiedad de Disney] de una de sus propiedades más lucrativas: El Hombre-Araña, por lo que el personaje sería relocalizado en el rentable universo construido por Marvel. “Con el paso del tiempo hemos construido todo el universo Marvel a través de exitosas películas por lo que nos emociona poder introducir al superhéroe en este específico mundo. Creo que el factor también puede emocionar a los fans de los cómics del El Hombre-Araña ya que fue presentado en las tiras cómicas cuando ya existía el universo de Los Vengadores. Lo que hacía divertido todo el asunto es ver a El Hombre-Araña involucrado en tan emocionantes aventuras. Sin embargo, tenía que llegar temprano a casa para terminar su tarea y realizar sus responsabilidades domésticas, correspondientes a un adolescente. Por primera ocasión tenemos la oportunidad de contar eso en pantalla”, agrega Feige quien extrañamente, en conjunto con Amy, eligieron a un joven director prácticamente desconocido en la industria de nombre Jon Watt para liderar tan complicada misión. “Jon hizo una película aparentemente sencilla titulada Cop Car. A Kevin y a mí nos llamó mucho la atención porque se trataba de un trabajo redondo e ingenioso, había escenas de acción perfectamente ejecutadas y personajes jóvenes por los cuales realmente te preocupabas. Es una primera película con un encanto particular. A parte, Jon quería el trabajo a toda costa por lo que nos dio mucha lata hasta que finalmente lo consiguió”, manifiesta Pascal, una mujer que se destacó por darle grandes oportunidades a realizadores incipientes mientras fungía como Presidenta de producción de los estudios Sony.

Curiosamente, Jon pertenece a esta nueva generación de jóvenes directores que graban todo con su teléfono celular por lo que realizó diversas presentaciones en las que podría contar este episodio que se titularía Spider-Man. Regreso a casa [tal y como se había visionado años atrás]y de acuerdo al mismo Kevin Feige, cada vez que el realizador presentaba algo, superaba lo anterior tanto en sentido del humor como en las secuencias de acción que se querían lograr en este episodio. No cabía la menor de las dudas que Jon Watt sería el director ideal para el proyecto.

Después de haber sido seleccionado al director, vendría uno de los asuntos más complicados del proyecto ¿Quién interpretaría a Peter Parker en esta nueva aproximación? “Definitivamente ha sido el momento más estresante de mi vida. Durante el largo proceso de selección hice tres películas ¡Imagínate! Ese sentimiento de no saber si te quedaste o no es espantoso. Haces una prueba y luego pasan tres semanas y nada. De hecho fue aquí en Atlanta donde hice los dos últimos ensayos de cámara. Fue un periodo de mi vida muy complicado, de hecho aún sabiendo que tenía el personaje no podía dejar de sentirme ansioso”, nos dice un emocionado Tom Holland.

En busca de un nuevo Peter Parker

Antes de ser seleccionado como el nuevo Peter Parker, podríamos decir que Holland ya contaba con una reconocida carrera en el mundo del entretenimiento. Desde temprana edad tomó clases de ballet clásico lo que lo llevó a integrarse al reparto del musical Billy Elliot para después debutar de forma memorable en la cinta Lo Imposible en donde interpretó al hijo de Ewan McGregor y Naomi Watts.

Tanto Tobey Maguire como Andrew Garfield habrían dejado una impresión indeleble en sus respectivas intervenciones en las dos aproximaciones cinematográficas anteriores de El Hombre-Araña. Encontrar a un novel actor con las características necesarias no fue tarea fácil. Desde Asa Butterfield pasando por Logan Lerman hasta Daniel Radcliffe fueron considerados por los productores quienes finalmente se decidieron por Tom Holland. “Supongo que a estas alturas ya conoces algunos secretos que hemos mantenido guardados en el set de Spider-Man, Regreso a casa?”, me dice divertido Holland al iniciar nuestra entrevista durante un receso en el rodaje de la película.

“Hemos visto películas sobre dioses, científicos, millonarios, soldados….ahora toca el turno de ver una cinta sobre un niño con poderes de superhéroe”, añade el carismático actor.

Kevin Feige propuso a Pascal que la presentación del nuevo Hombre-Araña tendría un impacto mayor en el público si se realizaría en una película de Los Vengadores, la presentación de Peter Parker dentro de la producción fue todo un suceso.

“Haber realizado Capitán América. Guerra civil definitivamente me preparó para todo esto, para darme confianza y sentirme cómodo en este ambiente de trabajo, sino hubiese hecho esa película antes creo que esta experiencia hubiera sido completamente distinta. Es obvio que cuando la cinta se estrenó y hubo tan buena aceptación con el personaje, sobretodo de parte de los fans,hubo una inyección de seguridad en mí. No hubiese tenido esa certeza de estar haciendo lo correcto y de encontrarme en el camino adecuado. En Los Vengadores. Guerra civil solamente tenía un par de escenas que ejecutar y aquí tengo una película completa qué llevar por lo que me he enfocado en hacer lo que hice en el proyecto anterior y nada más”, declara el joven actor quien en todo momento manifiesta una seguridad atípica a un adolescente de su edad.

De acuerdo al mismo Holland, las principales diferencias entre esta versión del Hombre-Arañay las anteriores es la edad del protagonista aunque también confiesa que es muy difícil no poder “robarse»algunos gestos o rasgos de las caracterizaciones de Maguire o Garfield. Holland admite que antes de iniciar la filmación de la película vio todas las cintas anteriores, estudió las formas en las que el superhéroe descendía para poder diseñar otras tanto completamente distintas. “Hubo bastante preparación antes de empezar el rodaje. De hecho fue un mes muy intenso en donde no hice nada más que entrenar y estar colgado de un arnés prácticamente todo el tiempo. Es muy difícil mantener la estabilidad cuando estás suspendido en el aire por lo que los entrenadores se hicieron cargo de que me sintiera completamente cómodo mientras estaba en esa situación. El rodaje ha sido brutal. Sin embargo, Marvel me ha tratado muy bien y se ha encargado de que todos los involucrados nos sintamos como una familia. Ha sido complicado pero también te puedo decir que ésta ha sido la mejor experiencia de mi vida”, manifiesta el joven.

Tras la sombra de Maguire y Garfield….

La anécdota de Tom Holland es la típica historia de un sueño hecho realidad en Hollywood. El joven actor recuerda que hace cinco años le dijo a un amigo que quería ser El Hombre-Araña después de Andrew Garfield y años más tarde desearía interpretar a James Bond. Hasta este momento el deseo de Holland se ha cumplido a la mitad.

“A Nick Evans le debo gran parte de lo que he logrado en mi corta carrera. Es mi coach de actuación y fue mi director en el montaje de Billy Elliot y alguna vez me dio un consejo muy importante que decía: ‘Cuando te encuentres nervioso transforma lo que sientes en pura emoción’. Puedes direccionar tu ansiedad para mejorar tu actuación, carrera o vida. Cuando por alguna situación me encuentro nervioso trato de pensar que estoy más emocionado que angustiado y esto es exactamente lo que estoy haciendo en Spider-Man. Regreso a casa”, expresa el intérprete.

Holland también confiesa que nunca fue un ávido lector del cómicsino hasta que se enteró que se había quedado con el personaje en la película. Fue entonces cuando se confinó en casa durante semanas a devorar cientos de revistas, incluso su teléfono celular está cargado de screenshots de los cómics los cuales le han asistido en varios momentos del rodaje.

Un adolescente frente a un par de legendarios veteranos
Uno de los elementos que los realizadores están buscando enfatizar en esta versión del cómices el carácter un tanto ordinario del personaje. Finalmente, Peter Parker es un adolescente con los típicos conflictos de un chico singular en el colegio, entonces la condición física del protagonista debe acercarse más a las de un adolescente común y corriente que a las de un superhéroe.

Sin embargo, la inocente figura del chico tendrá que enfrentarse en escena con dos consolidados de la actuación: Robert Downey Jr. quien aparece como Tony Stark y Michael Keaton quien caracteriza a The Vulture.

“Fue algo muy extraño. Cuando Michael entró al set se sintió una vibra muy particular. Debo confesar que me intimidaba la idea de trabajar con Keaton pero me topé con un tipo de lo más cool. Es muy cómodo trabajar con él porque finalmente compartíamos escenas de batalla y lo único que manifestó siempre fue generosidad en el asunto. Creo que Jon [director] se entendió muy bien con él a la hora de rodar y eso ayuda mucho a la atmósfera en el set. Los productores tuvieron una gran idea al traer a The Vulturecomo villano de la historia porque nunca habíamos tenido un adversario aéreo. El Green Goblingse podía mover de aquí por allá pero nunca con el poderío de The Vulture”, comenta Holland sobre la impresión de laborar con Keaton.

Con Downey Jr. la experiencia era un tanto distinta. Justo antes de rodar Spider-Man. Regreso a casa, el actor habría trabajado en el mismo set en Capitán América. Guerra civil por lo que el rostro del actor le era más que familiar.

“No se trata de lo que Peter Parker aprende de Tony Stark sino de lo que El Hombre-Araña tiene que entender a causa de las distintas situaciones en las que este personaje lo coloca. La película tiene un arco dramático perfectamente construido. Creo que Robert es un actor con tal confianza en sí mismo que llega tranquilo al set, ensaya, conversa y hace los cambios necesarios a los diálogos si estos los requieren. A Robert le encanta prepararse y probar una y otra vez, no es de los actores que arriban con la intención de terminar temprano su trabajo”, confiesa el actor.

Downey Jr. como refuerzo a las nuevas generaciones

Nuestra visita al set de Spider-Man. Regreso a casa no pudo haber culminado de mejor manera. Robert Downey Jr. tuvo un breve espacio para contestar un par de nuestras preguntas.

“No te puedo contar mucho de lo que está sucediendo en la escena que estamos rodando sólo que Tony se encuentra un tanto contemplativo frente a lo que hace este chiquillo. Creo que es un estado ideal para el personaje después de lo que sucedió en Guerra civil ¿No lo crees?”, me dice el actor antes de que haga cualquier pregunta.

Es el mismo Downey Jr. quien justifica los cambios radicales en el personaje de Tony Stark, considerando que lo vimos como dealer de armas pasando por salvador de la humanidad hasta terminar de mentor de un carismático jovencito con posibilidades de convertirse en superhéroe. “La gente habla de ciclos. Yo hablo de personas y oportunidades. Si analizas mi carrera con atención podríamos pensar que me encuentro en una etapa de complemento o extra dentro de mi trabajo en el cine de acción. Cuando hicimos la primera película de Los Vengadores, la gente llegaba y me decía: ’Esto no se puede mejorar. Es lo máximo’ y después conocí a los hermanos Russo e hicimos otras cintas de igual o más éxito. Todo esto es muy relativo. Lo que disfruto mucho en hacer las películas de Marvel es que a pesar de ser proyectos de primer nivel, en los que se tiene una fecha de arranque y una de estreno antes de escribirse el libreto, hay un espacio en particular dedicado a la creatividad, para mí este elemento es lo que hace característico a este tipo de películas y Spider-Man. Regreso a casa no es la excepción”, finaliza el actor.

En este articulo: Tom Holland
Sushi Roll

Te puede interesar

Video