octubre 30, 2020

Tokio Hotel reinventa el pasado

Bill Kaulitz habló sobre el relanzamiento de su clásico “Monsoon”, la introspección como su proceso creativo, y la transformación como catarsis personal.

En 2005, Bill y Tom Kaulitz, junto a George Listing y Gustav Shäfer, estrenaron “Durch Den Monsun“, el primer sencillo de su álbum debut, Schrei. Este tema despuntó la carrera del grupo y consolidó rápidamente su propuesta en la escena del glam rock. Sin embargo, Tokio Hotel tuvo que esperar hasta 2007 para alcanzar el éxito internacional luego de grabar “Monsoon”, la versión anglosajona de este single

Por su estilo profundo y melancólico, “Monsoon” también es un referente musical del movimiento emo de la primera década del 2000. En palabras de Bill Kaulitz, “esta canción cambió sus vidas”. Por ello, es el único tema fijo en el setlist de Tokio Hotel desde su lanzamiento, y para rendirle tributo en su 15 aniversario, el grupo relanzó este tema en una versión futurista (que originalmente fue pensada de forma acústica). 

Así relata Bill el proceso: “Sabíamos que era muy loco hacerle algo a la canción que todos quieren y con la que la gente se siente más conectada. Los fans aman ‘Monsoon’, no podíamos hacer algo mejor porque no puedes quitarle a la gente lo que ya le gusta, entonces pensamos en algo más. Decidimos celebrar esta canción, darle nueva vida y una perspectiva completamente nueva”, continuó. “Estábamos aterrados de volver al estudio. Nos preguntábamos todo el tiempo si era una buena idea, pero Tom y yo tomamos la letra imaginando que nos la hubieran dado por primera vez y le dimos un significado diferente”.

De forma paralela a la reedición de “Monsoon”, Bill Kaulitz trabajó en su libro autobiográfico, mismo que, confiesa que le ayudó a entender la esencia de esta canción y la nueva dirección que debía tener: “Escribir este libro me tomó mucho tiempo y amor. Ser autor fue un gran reto para mí pero fue un viaje muy loco. Recordar cosas o lugares a los que nunca pensaba regresar se llevó mucha de mi energía, pero fue demasiado emocionante viajar y regresar”.

Además de hacer música con Tokio Hotel y tener su carrera en solitario, Bill Kaulitz también está enfocado en diferentes proyectos de moda y televisión que le han permitido evolucionar a través del tiempo con estilos únicos.  Lo anterior es clave para que su imagen y la de su grupo sean inconfundibles: “Amo ser cantante porque puedo expresarme y me emociona cambiar. No podemos ser menos de lo que algún día fuimos, tenemos que encontrar nuevos estilos y divertirnos con la esperanza de que a alguien le puede gustar cómo nos vemos”. 

Te puede interesar: Danny Elfman presenta “Happy“, su primer tema en 36 años

La nostalgia y el futuro son dos polaridades con las que Tokio Hotel encuentra el balance para reinventarse y construir su estilo sui géneris. Con ayuda de la música electrónica y los sonidos industriales, desde el lanzamiento de su álbum Humanoid City, el grupo ha venido transformándose para lograr establecerse musicalmente, particularmente con su más reciente álbum Dream Machine. Bill Kaulitz describe el cambio de esta forma: “Cada día nos levantamos siendo una nueva versión de nosotros mismos porque aprendemos nuevas cosas, tenemos nuevas conexiones, y porque la vida nos lleva a nuevos lugares. Creo que es importante movernos con eso y dejar que el cambio ocurra, abrazarlo y tomar lo que venga”.

La posibilidad de cambiar y expresarse de “forma honesta” es lo más parecido al éxito, confiesa Bill. Además, “estar contento con su propio arte” es el principio de la felicidad propia para él y Tokio Hotel. Por lo tanto, la madurez de su trabajo radica en la autocrítica y la perspicacia: “Nosotros somos nuestros más grandes competidores; somos muy duros con nosotros mismos. La gente siempre nos ve divirtiéndonos porque tenemos una conexión muy fuerte y nos amamos, pero también tenemos una carrera juntos y eso nos hace ser aún más críticos con lo que hacemos”. 

Como parte de su proceso introspectivo, Bill finaliza recordando algunas anécdotas con Rolling Stone: “Hemos tenido diferentes relaciones con esta revista. Por ejemplo, a la RS de Alemania nunca le gustó nuestra música, siempre fueron muy duros con nosotros y nuestros discos siempre tuvieron las peores reseñas. Por otra parte, hicimos una sesión acústica increíble con la RS de Estados Unidos para nuestra canción “Automatic”. La verdad, yo personalmente amo a la Rolling Stone, ¿quién no lo hace?”.

En este articulo: Tokio Hotel
Sushi Roll

Te puede interesar

Video