julio 11, 2020

The Streets está de regreso

Hablamos con Mike Skinner sobre el nuevo mixtape de The Streets, su primera película, su experiencia en cuarentena y más.

Por casi 20 años, Mike Skinner ha sido uno de los mayores referentes culturales del Reino Unido. El intérprete londinense tenía tan solo 22 años cuando lanzó su primer disco, Original Pirate Material, bajo el nombre artístico de The Streets en 2002. Con su debut no solo recibió críticas positivas y múltiples nominaciones inusuales para un talento novato, sino que también construyó los cimientos de lo que eventualmente se convertiría en uno de los proyectos musicales más renombrados del país.

A pesar de su longevo éxito en la escena del rap británico, la última vez que sus fanáticos presenciaron el estreno de un nuevo disco de The Streets fue en 2011 con el lanzamiento de su quinto álbum de estudio, Computers and Blues. Desde entonces, Mike Skinner ha encontrado otros proyectos con los que se ha ocupado durante los últimos años. Ha tocado como DJ en clubes nocturnos, ha colaborado con múltiples artistas e incluso ha estado trabajando en su primera película: The Darker the Shadow, the Brighter the Light.

No obstante, tras nueve años de espera, Skinner sacó a The Streets de su largo hiato para hacer entrega de None Of Us Are Getting Out Of This Life Alive este viernes (10 de julio). Más que un proyecto meramente propio, es un mixtape repleto de colaboraciones con artistas de distintos ámbitos musicales, como IDLES, Dapz on the Map y Tame Impala. Mike Skinner habló en exclusiva con Rolling Stone México sobre su más reciente lanzamiento y más.

Mike Skinner nos habla sobre el nuevo mixtape de The Streets, su primera película, su experiencia en cuarentena y más

None Of Us Are Getting Out Of This Life Alive es el primer material que sacarás bajo el nombre de The Streets desde 2011. ¿Cómo describirías su sonido y cómo crees que éste difiere del de tus discos anteriores?

En realidad yo no he cambiado tanto. Creo que el mundo ha cambiado mucho. Me resultó bastante sencillo hacer lo que usualmente hago porque los objetos y la forma en que las cosas pasan hoy en día son muy diferentes. Hay muchos celulares y cosas pequeñas que han afectado la manera en que suceden las cosas en este disco. Pero, esencialmente, me siento como la misma persona que escribió mi primer álbum e incluso la forma en la que hice este álbum no ha cambiado, porque cuando hice mi primer disco era sólo yo con una computadora, que en ese momento era diferente, pero ahora no lo es obviamente.

Durante los últimos dos años has estado trabajando en tu primera película The Darker the Shadow, the Brighter the Light.  ¿Dirías que la creación del filme influyó de alguna manera en su producción? 

La película y su banda sonora son prácticamente un álbum de The Streets, en el sentido de que es como una historia y se presenta de una forma bastante planificada. Estuvieron muy planeadas. No hubiera hecho un álbum de The Streets como éste si no hubiera hecho antes la película. Claro, apenas tenemos el libreto y la música, así que es como el segundo disco de The Streets que he hecho, sólo que ustedes no han escuchado el primero porque todavía no hemos hecho la película. Y este mixtape tiene un enfoque muy ligero, ya que no se trata de crear este gran concepto e historia. Se trata de las colaboraciones que he hecho con otros artistas hasta la fecha, así que mantuve todo súper simple. Pero sí, en realidad es el segundo disco de The Streets que he hecho en los últimos años.

También es, claramente, el proyecto más colaborativo que has hecho hasta la fecha, con talentos como IDLES, Tame Impala, Dapz on the Map, Jesse James Solomon y más. ¿Por qué te decidiste en este enfoque colaborativo para tu próximo mixtape en vez de hacerlo en solitario como los anteriores?  

He estado en discotecas, he estado tocando como DJ y he estado produciendo proyectos de otras personas. Simplemente es lo que he estado haciendo durante los últimos 10 años. También dirigí una discoteca por varios años, por lo que contrataba a muchos artistas. Además, así es la música rap. La música rap tiene una cultura de colaboraciones, así que hice muchas canciones así. Tuve un proyecto musical llamado The Darker the Shadow, the Brighter the Light. También hice una canción con Grim Sickers, en la que también colaboró Ghetts. Hice muchas mezclas de canciones para Grim Sickers, colaboré en una canción con Jaykae e hice otra con Chip. Lo que hice [con este álbum] fue convertir estas cosas de mi vida en un disco, pero la música no hubiera sido la misma si un artista diferente hubiera llevado la canción en una dirección completamente distinta.

En un solo proyecto reuniste a artistas de géneros como el rock psicodélico, el R&B, el rap e incluso el punk rock. ¿Cómo te diste cuenta de que todos estos artistas con sonidos tan diferentes podían encajar eficazmente en un mismo cuerpo de arte?

No se sintió tan extraño. Siempre he ocupado un espacio intermedio. Por mucho que quería ser un rapero –ya sabes, me hubiera encantado ser exclusivamente un rapero–, nunca fui capaz de serlo cultural o musicalmente. De verdad me hubiera gustado haberlo sido, pero en cambio terminé agradándole a fanáticos indie y enfocándome en mis presentaciones y mis remixes. Así que esto en realidad no se sintió tan diferente a lo que he hecho antes. Siempre hacía remixes de temas ajenos e hice una canción con Pete Doherty hace algunos años. Se siente como una especie de destilación de lo que he hecho antes, porque no creo que alguien quiera que haga un álbum con un millón de raperos nada más. Es decir, «Don’t Mug Yourself» –de mi primer álbum–­ es una canción de batería y bajo con Chris Lorenzo. Siento que esto es lo que siempre he hecho.

Y hablando de la temática, ¿dirías que hay algún mensaje general que estás transmitiendo con tu próximo mixtape o consideras que cada canción tiene su propia temática aparte?

Sí pienso que todo está unido, pero por primera vez no lo planeé. Creo que la manera en que uno filtra sus ideas se basa en lo que a uno le gusta. Yo intentaría algo nuevo y lo que decidía si continuaba con eso o no era que me hubiera gustado. Así que todo pasa por mi propio filtro y es muy difícil que todo tenga una visión específica, pero sí me sorprendió lo similares que algunas de las temáticas son. Hablo mucho sobre las redes sociales y los teléfonos. Todas las canciones tienen una línea en la que digo que me estoy despertando por la mañana o que el sol está saliendo y sigo despierto, ya que he estado tocando en discotecas por nueve años, tres veces a la semana. Me sorprendió bastante que sí tuviera una temática general, pero no la planeé.

¿Cuál dirías que fue la canción más difícil de crear para None Of Us Are Getting Out Of This Life Alive?

Probablemente “Call My Phone Thinking I’m Doing Nothing Better”, que es la canción con Tame Impala, pero lo fue desde antes de que se uniera Kevin [Parker]. Tuvo muchas iteraciones diferentes. En realidad, todo el proceso fue bastante lento. Yo intento comenzar una canción rápidamente, pero siempre me tomo mucho tiempo terminándola. Considero que, si comienzas una canción así, contiene una energía que es bastante imprevista, pero destilar eso en una canción toma meses y meses. Siempre trato de hacer las cosas tan simples como es posible, quito todo lo que no necesita estar ahí. Uno termina con algo que se siente bastante sencillo y descomplicado, pero en realidad es muy complicado llegar a eso.

El sencillo más reciente que has compartido de tu próximo mixtape es “Falling Down”, en el que colaboraste con Hak Baker. ¿Cuál fue la inspiración detrás de esta canción?

Nosotros estábamos en el estudio, yo estaba tocando el piano y la caja de ritmos. Al igual que con el resto de mis colaboraciones, estaba echándole un vistazo a todas las notas que tenía y, cuando estás con una persona, terminas eligiendo las partes que te recuerdan a ella de alguna forma o que sientes que tienen en común. Con todas las canciones de este álbum trataba de llegar al gancho lo más rápido posible porque, en el pasado, yo podía cambiar cualquier cosa de la canción más adelante, pero cuando estás colaborando con alguien no es justo cambiar toda la idea de la canción a la mitad del proceso. Así que con todas las canciones del disco estaba tratando de llegar al gancho, intentaba averiguar de qué se trataba la canción para que todos supiéramos a qué apuntar.

Encontré algo en mis notas que quise conservar: «Caerse es un accidente, quedarse abajo es una opción». Hak Baker ha pasado por mucho, es una persona a la que es increíblemente interesante hablarle porque proviene de un mundo diferente dentro de otro mundo, por así decirlo. La Isla de los Perros [Isle of Dogs] está justo debajo de Londres. Tienes a Canary Wharf, con todo el dinero y las finanzas en este espacio pequeño. Debajo de esto, la Isla de los Perros –que está al borde del río Támesis– es una isla tradicional de la clase trabajadora. Él encarna todo eso. Creo que he sacado más provecho de este álbum que los otros artistas e incluso que la audiencia, ya que he aprendido mucho de la gente con la que he colaborado.

En “Where The F*&K Did April Go?” hablas sobre la pandemia y describes la cuarentena como una forma de encarcelamiento. ¿Es esto es un reflejo de tu propia experiencia durante la pandemia? ¿Cómo has hecho frente al confinamiento?

Me he mantenido ocupado, lo más ocupado que puedo, y esto es lo que ha evitado que engorde tanto. Cuando empezó el año, yo quería hacer varios B-Sides –parte de la naturaleza de los B-Sides es que no terminan en el álbum– y ha sido bastante enriquecedor componer una canción y sacarla en el momento. La mayoría de las canciones del álbum tienen un año desde que las empecé, dos años máximo. Las acabo de terminar hace poco, pero efectivamente ya se me hacen un poco viejas, así que ha sido emocionante. Con “Where The F*&K Did April Go?” se sintió muy sólido. Yo compuse la canción, la terminé y una semana después ya la había estrenado.

Escucha el nuevo mixtape de The Streets, None Of Us Are Getting Out Of This Life Alive, aquí:

Sushi Roll

Te puede interesar

Video