noviembre 10, 2020

El posapocalíptico sonido de The Spits

Platicamos con el vocalista, Sean Wood, y el baterista, Lance Phelps, días antes del estreno de su sexto álbum homónimo.

A inicios de los noventa, dos hermanos nativos de Kalamazoo, Michigan presenciaron cómo el garage rock y el punk se fueron desapegando lentamente de la naturaleza caótica y la bestialidad frenética que tanto los caracterizó desde su concepción. Debido a esto—y sin experiencia musical alguna—Sean y Erin Wood decidieron sumarse a su buen amigo, Lance Phelps, en un ambicioso proyecto que eventualmente llegaría a redefinir la esencia de esta rebelde vertiente musical: The Spits.

Este colectivo pasó de tocar en bares con noches de micrófono abierto y en fiestas debajo de un puente en el Distrito Universitario de Seattle, a establecerse como uno de los actos favoritos de la escena punk, destacado por sus salvajes presentaciones en vivo, sus estrambóticos atuendos y los anárquicos mensajes de sus canciones. Entre 2000 y 2011, The Spits se hizo conocer tanto local como internacionalmente y construyó su fructífera discografía, compuesta por un total de cinco discos homónimos, así como varios álbumes en vivo y colecciones antológicas.

Sin embargo, por un longevo periodo de nueve años no se escuchó ningún material inédito de la agrupación—hasta esta víspera de Halloween. El pasado 30 de octubre, The Spits publicó a través de su propia disquera, Thrifstore Records, su sexto álbum homónimo, el cual se grabó en casetes de cuatro cintas durante múltiples sesiones esporádicas de creatividad en los sótanos de los integrantes, ubicados en Kalamazoo y Grand Rapids, Michigan. Con una duración de aproximadamente 17 minutos, este disco demuestra que el grupo todavía posee ese espírito revoltoso e instigador que los llevó al éxito en primer lugar.

En los días antes de este lanzamiento, Rolling Stone México platicó en exclusiva con Sean Wood (vocalista y guitarrista) y Lance Phelps (baterista) sobre su nuevo proyecto, su proceso creativo, su próxima presentación en el MonkeyBee Fest el próximo año—que será su primer espectáculo en la capital mexicana desde 2010—y mucho más. Lee la entrevista a continuación.

The Spits 02

Sean Wood y Lance Phelps de The Spits nos platican sobre su nuevo—y sexto—álbum homónimo, su posapocalíptica temática secreta y más

¿Qué han hecho para hacer frente a un caótico 2020?

Lance: He estado pescando… y estresándome, preguntándome cuándo podrá ir de gira la banda. También he fumado mucha marihuana.

Sean: Sí, he sido bastante cauteloso, o he tratado de estar bastante alerta, sobre el uso de los cubrebocas y principalmente me he quedado en casa, desinfectando todo y siendo un bicho raro.

El 30 de octubre compartieron su sexto álbum de estudio, Spits VI, ¿cómo se sienten al respecto?

Sean: Bueno, un par de cosas. Sería más exacto llamarlo un álbum de larga duración [full-length album] porque grabamos este álbum nosotros mismos en nuestro sótano, ya que en realidad no fuimos a un estudio. Pero creo que estamos realmente satisfechos con el resultado. Ya no me siento nervioso porque hemos vendido muchas copias a través de pedidos anticipados y cosas por el estilo, y parece que hay mucha anticipación. La gente parece estar interesada, así que creo que estarán felices por ello. Estamos seguros de que es un buen producto, así que estoy más emocionado y ansioso por ver cómo responde la gente.

Lance: Absolutamente. Lo mismo digo, sí. Se está vendiendo muy bien, así que ahora la siguiente etapa es ver las críticas del disco, lo que dice la gente.

New SPITS record out today!!!! Also available on Band Camp!

Publicada por THE SPITS (OFFICAL) en Viernes, 30 de octubre de 2020

Spits VI es su primer disco inédito en nueve años. ¿Qué han hecho ustedes durante este período de tiempo? ¿Siempre estuvieron enfocados en la banda y su proceso creativo?

Lance: En realidad, siempre fue un trabajo en progreso y luego, ya sabes, a veces te cansas un poco y dejas todo por unos meses, y luego vuelves… Hacer un buen disco toma su tiempo.

Sean: De hecho, comenzamos este disco… Dios, probablemente hace cuatro años. Y trabajamos en él por un año más y nada estaba sucediendo, no estaba resultando como queríamos en realidad. La magia simplemente no estaba allí, se desvaneció. Y luego, cuando volvimos a estar juntos esta última vez, fue como: “Está bien, ahora tiene sentido”, y las cosas iban bien. Así que fue algo orgánico, tuvimos que esperar a que los espíritus, las musas y los ángeles estuvieran con nosotros.

Los únicos discos que no llevan el nombre de la banda son 19 Million A.C. de 2008 y Kill the Kool, ¿por qué decidieron romper con esta racha de discos homónimos?

Lance: Bueno, Kill the Kool era más una compilación de pistas adicionales y sencillos de siete pulgadas, así que todo eso se había estrenado antes. Así que este [Spits VI] es material totalmente nuevo. No hay nada que haya salido a la luz antes, todo es nuevo.

Sean: [Kill the Kool] es de la misma variedad de nuestro álbum 19 Million A.C., el cual era lo mismo, una recopilación de cosas que se habían lanzado antes, rarezas anteriormente compartidas. Básicamente, la recopilación de un montón de canciones que tal vez la gente ya había escuchado, así que fue la segunda vez que hacemos algo por el estilo con Kill the Kool.

¿Creen que de alguna manera se han desviado de su sonido original con sus últimos álbumes? ¿Y cómo compararían ese sonido con lo que podemos esperar de su próximo disco?

Sean: Bueno, te lo diré. Esa pudo haber sido nuestra intención, y ciertamente hablamos mucho de eso. Ahora bien, si realmente hemos capturado ese sonido de regreso a los tiempos antiguos… No lo sé, eso es cuestionable. Y es muy difícil de hacer, ¿sabes? Tuvimos esa idea, pero creo que si reproducimos este álbum y lo comparamos con nuestro primer par de álbumes…

Lance: ¡Estuvimos allí en espíritu! Definitivamente estábamos allí en espíritu, y creo que nos acercamos mucho al hacer todo en casa, todo en el sótano. Eso realmente nos ayudó a capturar en gran parte ese sonido inicial. Pero sí, ¿será que alguien lo va a escuchar y dirá: “Dios mío, esto sí que suena vintage”? Quién sabe.

¿Hay alguna temática en particular que conecte las canciones del álbum o es más como un conjunto de canciones no relacionadas que han creado a lo largo de los años?

Sean: Un poco de ambos, en realidad. Hay una especie de temática entre las canciones, pero no todas están conectadas a propósito. Ya sabes, se trata del fin del mundo, se trata de esperar a una chica… Pero sí hay temáticas, por supuesto.

Lance: Nosotros tendemos a inventar nuestras propias temáticas secretas y a conectar los puntos, pero tratar de explicarle eso a alguien sería una tontería. Intentar explicar todas estas canciones y cómo se unen y la narrativa secreta detrás de todo… Creo que preferimos que la gente escuche la música y saque de ahí sus propias conclusiones. Lo que sí diré es que considero que el álbum tiene una especie de ambiente cohesivo, por lo que todas las canciones se destacan por sí mismas como historias y películas individuales o lo que sea, pero funcionan bien en conjunto sin que exista un vínculo real definido. No es necesariamente una ópera rock, ¿sabes?

¿Cómo es su proceso de producción? ¿Tienen una lista de elementos específicos que deben realizar para crear un disco o lo describirían más como un proceso espontáneo e inesperado?

Sean: Desde que nos pusimos verdaderamente manos a la obra, diría que nos llevó alrededor de un año. Habíamos hecho algunas grabaciones esporádicamente de antemano y tenemos algo de material que decidimos que no encajaba en el álbum, el cual se dejó de lado. Es un proceso de prueba y error. Y luego crees que tienes suficiente material, esperas esa sensación de que tienes algo que vale la pena compartir y que puede encajar entre sí, y luego comienzas a perfeccionarlo, a tratar de pulirlo y a descubrir cómo entran las piezas en el rompecabezas. Yo no diría que tenemos una lista de elementos… Bueno, creo que sí la tenemos.

Lance: Sí, creo que sí la tenemos.

Sean: Somos medianamente supersticiosos, así que las cosas que nos han funcionado en el pasado, decimos: “Oye, deberíamos tener una canción como esta ahí. ¡Eso es lo que le falta! Hicimos eso en este otro álbum y deberíamos tener algo así en este”. Sin embargo, en cuanto al sonido o la producción del disco, no tanto. Tenemos nuestras propias ideas sobre cómo deberían sonar las cosas, pero no es tan específico.

Algo que también me llamó la atención es la portada del álbum, que es este caótico collage posapocalíptico, invadido por extraterrestres. También me recuerda particularmente a la portada de 19 Million A.C. ¿Cómo dirían que estas imágenes representan el álbum y su sonido?

Sean: Bueno, ahora sí nos estamos metiendo en la temática secreta del álbum, que se trata de un momento en el futuro—19 millones de años después de Cristo, específicamente—en el que la radiación ha destruido la mayor parte de la civilización. Muchas personas tuvieron que reemplazar partes de su cuerpo y sus órganos con robótica sintética y ahora esas personas se han convertido en marginadas, y están siendo perseguidas por los poderes que existen en este mundo posapocalíptico. ¿Ves por qué no quería entrar en la temática? [Se ríe].

The Spits 04

Esta portada nos presenta a un nuevo personaje, que es esta persona con una gabardina que tiene puesta una máscara de gas y está sujetando una patineta. ¿Cómo se les ocurrió el personaje? ¿Es de alguna manera relevante dentro de las canciones o es sólo una representación visual del álbum?

Sean: Es una representación visual de esta historia. Inicialmente, íbamos a incluir un inserto de cómic y este era el personaje principal que se nos ocurrió. La verdad es que nunca pudimos ejecutar el cómic, pero la idea se mantuvo. Así es como Erin [Wood, bajista y hermano de Sean] pudo hacer este collage.

Te puede interesar: Mira el video oficial de “Shame Shame”, el más reciente tema de Foo Fighters

Finalmente, se anunció el mes pasado que ustedes serán uno de los actos del MonkeyBee Fest 2021 en la Ciudad de México, que sería su primer concierto en el país desde 2010. ¿Qué es lo que más ansían de esta presentación o de volver a tocar en giras otra vez?

Sean: Personalmente, he viajado a México desde que era niño y me encanta la Ciudad de México, por lo que estar de regreso en el país me es lo suficientemente emocionante.

Lance: Sí, apenas llegue a México planeo ir de fiesta. Sólo tocamos ese espectáculo allí en la Ciudad de México en 2010, así que me gustaría volver a tocar y tener más tiempo para explorar. Pero en verdad me gustaría ver cuál es la reacción de nuestros fanáticos en un concierto que sí sea nuestro. El espectáculo que tocamos [hace diez años] fue para Vice Magazine en 2010 y en realidad no sabíamos quién estaba allí para vernos o para ver a la banda principal. Me da mucha curiosidad ver cuántas personas asistirán, cuántas personas estarán allí para vernos, la reacción de la multitud. Son muchas cosas diferentes.

Sean: Dicho esto, durante la presentación de 2010, cuando subimos al escenario el lugar estaba lleno y habían puesto barricadas. Y cuando empezamos a tocar, la multitud de afuera irrumpió en la barricada y entró corriendo como una banda de bárbaros y tomó el control. Entonces será interesante ver esta reacción de nuevo.

Escucha el primer álbum de The Spits en nueve años aquí:

En este articulo: entrevista,The Spits
Sushi Roll

Te puede interesar

Video