junio 17, 2020

The Police cerró su carrera con broche de oro

Su último disco, 'Synchronicity' cumple 37 años.

Andy Summers, Stewart Copeland y Sting, jóvenes ingleses arropados por el punk de los años setenta, formaron The Police, y en pocas composiciones filtraron ese género en temas como “Next to You” del Outlandos D’Amour (1978); pero fue el reggae la base rítmica en muchas otras canciones, tal se escucha en “Roxanne” o “Can’t Stand Losing You” del mismo álbum. Ese ritmo, mezclado con rock pop, fue una constante a lo largo de sus primeros cuatro discos.

Sin embargo, para su quinta producción, Synchronicity, The Police experimentó con nuevas texturas, melodías, sonidos y significados. Según el psicólogo Carl Jung, la sincronicidad es la teoría de que eventos aparentemente coincidentes están conectados a través de su significado. Jung trató de explicar de esta forma los eventos paranormales y en aquella época, Sting tenía un predominio por la lectura de sus estudios (dirigiendo el tema “Synchronicity II”; además, Sting aparece leyendo un libro de Jung en una de las diversas versiones que tuvo la portada de este disco).

Es así, que para 1983, el trío se retiró con un LP emocionante que llegó a los primeros lugares de los charts ingleses y posteriormente, a los del mundo. En gran parte, por el sencillo que hasta el día de hoy, todos cantamos: “Every Breath You Take”. El tema ganó en la categoría de Mejor canción del año en los premios Grammy, evento realizado en 1984.

No todo es este tema meloso, Synchronicity es un disco conceptual que mezcla rock, jazz, y pop. Inicia con teclados progresivos, ligeros sonidos del platillo para desatar golpes fuertes de una batería acompañada por voces que cantan al unísono: “With one breath, with one flow/ You will know/ Synchronicity/ A sleep trance, a dream dance,/ A shared romance”, fragmento del tema “Synchronicity”, dividido en dos partes a lo largo del álbum.

Hay temas que por su belleza escalofriante los vuelve únicos, es así como en “Mother” –escrita por el guitarrista, Andy Summers, inspirada por su intensa madre–, la voz de Sting se escucha hastiado rodeado por sonidos tensos ya que la madre llama al hijo, lo persigue y no lo deja vivir por sí solo; o imaginarnos un dinosaurio bailando a ritmo de “Walking in Your Footsteps”.

Por otro lado, lo clásico y encantador se resume en “King of Pain”, “Synchronicity II”, “Wrapped Aroud Your Finger” o “Tea In the Sahara”. En el vinyl original no se incluyó “Murder by Numbers”, el tema fue agregado en su versión de casete y CD.

Durante la manufactura de este disco había dolor. Sting componía mientras se estaba disolviendo su matrimonio y ese sentimiento se puede escuchar en “King of Pain” y “Every Breath You Take”. Hace tiempo, Sting dijo a Rolling Stone: “Hago mi mejor trabajo mientras tengo dolor y confusión”. Aunque también, sus letras fueron inspiradas por los trabajos de los escritores Vladimir Nabokov y Arthur Koestler.

Synchronicity fue su trabajo más exitoso, comercial y el que los llevó al mainstream internacional. Obtuvo grandes reconocimientos y menciones, pero no ganó el premio Grammy al Mejor álbum del año (1984), ese nombramiento fue rebasado por otra gran producción: Thriller, de Michael Jackson.

Sting tenía planes para su carrera solista desde 1984 y The Police se disolvió, fue hasta el 2007 que los integrantes se reunieron para hacer solamente una gira mundial que también visitó la Ciudad de México. “The Police maduró muy rápido, todas las bandas deberían de poner atención a eso. Siempre debes de tratar de ir hacia delante”, escribió Brandon Flowers, vocalista de The Killers.

 

En este articulo:
http://rollingstone.mx/
Sushi Nights

Te puede interesar

Video