agosto 19, 2020

The Killers empieza de nuevo

Después de la salida de dos miembros clave, tuvieron que reinventarse.

Cuando The Killers empezó a trabajar en su nuevo álbum, Imploding the Mirage, tenía virtualmente todo lo que necesitaba: un montón de nuevas canciones, un descanso de siete meses de las giras y un enorme estudio casero en Park City, Utah, donde podría trabajar y vivir sin distracciones. Lo único que faltaba era su guitarrista, Dave Keuning.

Keuning empezó la banda en 2001, cuando puso un anuncio en un periódico de Las Vegas buscando músicos para tocar juntos. La primera canción que escribió con el futuro líder de The Killers, Brandon Flowers, después de conocerse, fue “Mr. Brightside”. Pero Keuning se retiró de los escenarios poco después de haber grabado Wonderful Wonderful en 2017, atribuyéndole a factores como frustración creativa. Y desde entonces, hace tres años, no ha tocado con The Killers, aunque dicen que técnicamente sigue siendo un miembro oficial (el bajista fundador, Mark Stoermer, también disminuyó su involucramiento con la banda en 2016, pero sigue tocando en algunas presentaciones y partes en el estudio).

The Killers

En la gira, The Killers pudo mantenerse firme, pero grabar nuevas canciones fue otra historia. “Estábamos tratando de hacer  que sonara como si la banda no estuviera fracturada”, dice Flowers, “Y tratando de sonar como The Killers. Era casi como si estuviéramos haciendo una versión chafa, de maniquí, de la banda”.

Entre más colaboradores llevaban para llenar ese vacío, más empeoraba todo. No quieren nombrar a todos los que probaron durante este proceso descrito por ellos como “citas rápidas”, pero el productor Jacknife Lee fue uno de ellos. “Estaba tratando de hacer que sonara como si un Dave estuviera ahí”, dice el baterista de The Killers, Ronnie Vannucci Jr. “Se sintió un poco deshonesto”.

Después de seis meses de grabaciones, no tenían nada que les gustara. Después, el productor Shawn Everett y Jonathan Rado, del dúo de rock psicodélico Foxygen, entraron a la imagen. “Fue un gran despertar para nosotros”, dice Flowers. “Nos hizo querer corregir el curso que llevábamos”.

Alrededor de ese tiempo, el productor Ariel Rechtshaid le puso a Flowers algo del nuevo álbum de Vampire Weekend, Father of the Bride. “Me di cuenta de que no podía seguir en el camino en el que estaba”, dice Flowers. “Me recordó a cómo me sentí cuando escuché This Is It [de The Strokes]. Estaba inspirado y celoso. Para mí, esas dos emociones combinadas de verdad crean un incendio en mí”.

The Killers decidió tirar casi todo lo que había hecho en Utah y empezar de nuevo en Los Ángeles y en su propio estudio en las Vegas. Everett y Rado se unieron al esfuerzo de tiempo completo y las canciones empezaron a llegar rápido, con el tipo de energía estridente y melodías pegajosas que recuerdan a los primeros clásicos de la banda. Otras asistencias clave vinieron de Lindsey Buckingham (“Él llevó [al principal sencillo ‘Caution’] de 2D a 3D con su guitarra”, dice Vannucci), Weyes Blood, K.D. Lang, Adam Granduciel de The War on Drugs, entre otros. “El encanto de estar en L.A. es que estás cerca de todos”, añade Vannucci. “Están a una llamada telefónica de distancia”.

Aunque The Killers no ha tenido un hit de radio desde “Human” en 2008, ha pasado los años convirtiéndose en una de las bandas de rock en gira más populares del mundo, presentándose en estadios en Europa y llenando arenas en América. Este año, los cierres de recintos lo harán difícil, pero están esperando regresar a los escenarios en cuanto sea posible. “Es frustrante”, dice Flowers. “Pero hay cosas más importantes sucediendo ahora. Esos estadios van a seguir ahí en 2021”.  

En cuanto a Keuning, que lanzó un álbum solista el año pasado, Flowers y Vannucci dicen que la puerta está abierta si en algún momento quiere volver a trabajar con ellos. “No quiero sacar los trapos sucios, pero han pasado muchos años desde que fue una parte productiva de esta banda”, dice el baterista. “Y apesta. Tenemos que acostumbrarnos y encontraremos, espero, la manera de seguir adelante. Él puede regresar si eso es lo que quiere. Es su decisión”.

En este articulo:
http://rollingstone.mx/
Sushi Roll

Te puede interesar

Video