septiembre 24, 2020

Lamb of God interpretará en ‘streaming’ el álbum ‘Ashes Of The Wake’ en su totalidad

El concierto virtual se llevará a cabo este viernes 25 de septiembre. Platicamos con Randy Blythe sobre los pormenores del evento.

Lamb of God regresó a los escenarios el pasado viernes 18 de septiembre para la primera presentación en vivo del álbum homónimo de la banda, estrenado en junio, a través de una transmisión mundial. La interpretación precisa y enérgica de Lamb of God fue seguida por algunos de los temas favoritos del público, incluidos «Ruin», «Contractor», «512», y el debut de «The Death Of Us», una canción que la banda escribió y grabó en cuarentena para la banda sonora de la película Bill & Ted Face The Music.

Además del esperado concierto de la banda desde su natal Richmond, Virginia, la transmisión contó con la agrupación Bleed From Within como teloneros del evento y un pre-show presentado por Jose Mangin, con entrevistas exclusivas con miembros de la banda.

Ahora, Lamb of God presentará una segunda transmisión este viernes 25 de septiembre, donde el grupo interpretará en su totalidad por primera ocasión su álbum de 2004, Ashes Of The Wake. Al igual que la primera transmisión, el set contará con un encore que incluirá las canciones favoritas de los fanáticos y pistas que no se han interpretado en años.

Por su parte, Mangin volverá a ser el anfitrión del pre-show para la transmisión global de este viernes, programada para comenzar a las 4 p.m. (Hora de la Ciudad de México). El evento contará con un set de apertura por parte de Whitechapel, quienes transmitirán la parte pregrabada en vivo de su DVD Brotherhood Of The Blade de 2015. Puedes encontrar boletos y un paquete de mercancía exclusiva haciendo click aquí.  

Platicamos con Randy Blythe, vocalista de Lamb of God sobre el concierto virtual de este viernes y más.

Antes de preguntarte sobre la transmisión en vivo, pensé que debería preguntarte cómo has estado y qué has estado haciendo con todo lo que está sucediendo en este momento. ¿Cómo has afrontando la cuarentena?

¡Bastante bien! Estoy siguiendo las medidas preventivas y trato de quedarme en casa tanto como me sea posible, excepto por cuando salgo a surfear. Eso hago todo el tiempo, surf, surf, surf. También he estado haciendo mucha fotografía. Creo que estar encerrado no ha representado mucho problema para mí.

¿Cómo se sintieron tocando en esta nueva modalidad? ¿Cuáles han sido los principales retos para realizar un espectáculo en este formato?

Bueno, realmente no ha habido muchos retos, siempre disfruto estar en el escenario con mi banda. Solo nos subimos al escenario y, aunque sí ha sido un poco extraño porque estamos acostumbrados a tocar en frente de una audiencia, tampoco es algo nuevo para nosotros. Nos fue muy bien en el show pasado, y definitivamente tenemos que adaptarnos a la situación y hacer lo mejor que se pueda dentro de lo permitido.

¿Cómo describirías la sensación de hacer un espectáculo sin tener al público de frente, sin sentir el calor y escuchar las voces de las personas?

Lo describiría como si fuera un ensayo de la banda, así se sintió. Debo admitir que tampoco fue muy bizarro como se podría pensar, nos sentimos muy a gusto todos. Hemos estado haciendo shows desde hace 25 años, así que incluso si nadie fuera a nuestros shows de ahora en adelante, nosotros seguiríamos tocando música por que amamos hacerlo.

El primer show marcó la primera vez que pudimos ver a la banda interpretando su álbum homónimo con canciones como «Memento Mori», «Checkmate, y «Routes «, ¿Qué significó para ustedes presentar el álbum de forma virtual y no en una gira, como lo hacen habitualmente?

Fue divertido hacerlo de esta forma. Creo que el problema con los shows virtuales es que la gente suele comparar todo la mayoría del tiempo, ontraponen el ahora con cómo eran la vida cuando todo era normal, y eso los molesta. Dicen “Esto es tan diferente a cuando las cosas eran normales”, “Trabajar desde casa es tan diferente a cuando las cosas eran normales”, “No puedo abrazar a mis amigos como lo hacía cuando las cosas eran normales”, “No puedo hacer esto, no puedo hacer el otro”.

Desde mi punto de vista, tenemos que aceptar completamente que las cosas son así ahora y comprender que no va a durar para siempre. No se trata de comparar y ver qué hacías antes del coronavirus, porque claro que todo será muy distinto. En nuestro caso, tocar frente a una multitud puede impactarnos tanto como hacerlo solo para nosotros mismos.  Cuando practicamos así es, estamos solos y no resulta raro. Es lo que es y lo aceptamos, porque si nos enojamos porque las cosas sean así y porque no tendremos público frente a nosotros, no lo podríamos disfrutar tanto como lo hacemos.

Además, en cuanto las medidas se relajen en todos los lugares, seguramente saldremos de tour de nuevo. Ahora solo queremos cuidar a nuestros seguidores.

¿Cómo han sentido el recibimiento del público hasta ahora?, ¿cuándo se tomó la decisión de llamar a este álbum con el nombre de la banda?

Todo ha salido muy bien. Sentimos que el público está realmente feliz con el material y ha estado obteniendo muy buenas críticas. No podríamos sentirnos más contentos con eso.

La decisión de nombrar al álbum como nuestra banda fue realmente rápida. De pronto alguien lo sugirió y todos los demás estuvimos de acuerdo. Quisiera poder decir que hay una historia más grande detrás de esto, porque suena importante, pero no la hay. Fue algo muy simple y nos gustó a todos.

Sabíamos que este era un álbum muy completo en términos de las cosas que hacemos estilísticamente. También sabíamos que es una especie de capítulo nuevo para la banda. Ahora definitivamente somos una banda veterana, llevamos mucho tiempo en escena. Nos encontramos como banda, al menos internamente, en un lugar muy creativo, confiado e inspirado.

Durante mucho tiempo en la música de Lamb of God, las letras de las canciones han estado cargadas de temas políticos y sociales; este álbum no es diferente. En sus décadas de experiencia en la comunidad del metal, ¿qué has observado sobre la forma en que la escena adopta la política?

Yo vengo de la comunidad del punk rock, y esta siempre ha sido muy política. Me he familiarizado demasiado con la forma en que estas bandas hablan de eso y, lo que he podido observar es que este concepto va cambiando de país en país. En algunos puedes hablar más sobre esto que en otros, porque el contexto lo permite. En Lamb of God, solo intentamos conectar con la gente y poder transmitir un mensaje relevante.

Ashes of the wake representa un antes y un después para la banda, ¿por qué decidieron tocar el álbum en su totalidad por primera vez después de 16 años de ser lanzado?

Obviamente queríamos tocar el nuevo álbum porque sigue muy fresco y, cuando estrenas algo, quieres que todo se trate de ello. Sin embargo, también nos dimos cuenta de lo mucho que la gente disfruta Ashes Of The Wake y por eso decidimos tocarlo. Ese álbum es el más vendido de nuestro catálogo en toda la historia de Lamb of God y fue lo que más sentido nos hizo en ese momento. Queríamos darle a nuestros fanáticos algo ligeramente diferente con lo que sabemos que conectan muy bien.

¿Qué más podemos esperar de la próxima transmisión en vivo?

La gente tiene que saber que será igual que si estuviéramos frente a ellos. Interpretaremos canciones que nunca hemos tocado en vivo, y compartiremos una especie de “detrás de escenas” de todo lo que hacemos y de lo que pasó en el concierto pasado.

¿Podrías contarnos un poco más sobre la realización de “The Death of Us” para Bill & Ted Face the Music? ¿Podrán escuchar el tema este viernes los fanáticos que no pudieron asistir a la primera fecha virtual?

Los productores nos contactaron y nos ofrecieron esta oportunidad de escribir para la película. Todo fue muy rápido, pero nos divertimos mucho componiéndola. Yo creo que queda perfecto con el concepto de la cinta y a la gente le ha gustado mucho también. Ahora no tenemos planes de volverla a tocar, porque queremos que ambos shows sean muy diferentes, pero si la gente la pide definitivamente podrán escucharla pronto.

¿Qué tan bien se han adaptado a trabajar con un nuevo baterista después de tantos años y qué tan fácil ha sido para Art Cruz moverse dentro del concepto de groove metal?

La verdad es que nos hemos acoplado muy bien con él y él con nosotros desde el primer momento. De hecho, el último álbum fue uno de los mejores recibidos en nuestra carrera y, en términos generales, estamos muy contentos. No queremos compararlo con nuestro baterista anterior en ningún momento y eso hace que las cosas fluyan mejor. Como banda, conocemos a Art Cruz desde hace mucho tiempo y sabemos el estilo que él tiene. Ha hecho un muy buen trabajo.

¿Cuáles son tus recuerdos favoritos de todas las veces que Lamb of God se ha presentado en México?

Tengo muchos recuerdos buenos de estar allá. El último de ellos es cuando nos presentamos con nuestro baterista porque él es mitad mexicano y mitad americano, así que verlo tocar frente a su gente fue muy satisfactorio para nosotros. Otra cosa es que también he grabado mucho con mi cámara estando allá, podría hacer una película.

Ahora que lo dices, y pensando un poco más en la respuesta, la primera vez que nos presentamos allá fue incomparable. Conocimos mucha gente y estuvimos rodeados de comida y música mexicana, fue una experiencia distinta y muy divertida para la banda.

Ashes of The Wake

Para Lamb of God, Ashes of The Wake representó la oportunidad de mostrar sus influencias de thrash y death metal melódico y salir de la categoría de metalcore a la que los críticos habían intentado empujar a la banda. «Creo que es importante para nosotros crear un legado para esta banda, y no quiero que ese legado esté asociado con nadie más», dijo el baterista Chris Adler en 2004. «En nuestras mentes, somos un corte por encima del resto de las bandas que hay en este momento, y sentimos que ponemos mucho más en nuestra música que algunas de las bandas con las que nos han comparado».

Canciones como «Laid to Rest», «Now You’ve Got Something to Die For» y la pista instrumental que da título al disco (que cuenta con la participación del guitarrista de Testament Alex Skolnick, y el ex miembro de Megadeth Chris Poland) convirtieron al álbum en el escenario perfecto para hablar sobre la brutalidad de la guerra, el peligro de la opresión y las consecuencias de no desafiar a la autoridad.

En esta entrega, los comentarios políticos no fueron nada nuevo para el vocalista Randy Blythe, quien creció enamorado de la ferocidad y la retórica del hardcore y el punk. Pero, aunque había abordado el capitalismo, la codicia y la guerra en los primeros tres álbumes de la banda, Ashes of the Wake era un trabajo más centrado y apuntaba directamente a la administración de Estados Unidos y sus políticas durante la guerra en Irak.

Ashes of the Wake incluye citas del ex Sargento del Estado Mayor de la Infantería de Marina Jim Massey después de su regreso de la guerra y «Omerta» comienza con un pasaje de spoken word por Blythe sobre el honor en la batalla: «Un hombre herido dirá a su agresor: ‘Si yo muero, estás perdonado. Si vivo, te mataré’. Esa es la regla del honor».

Producido por Machine (Pitchshifter, Every Time I Die, King Crimson), quien empujó a Lamb of God a alcanzar un nuevo nivel de viabilidad comercial sin sacrificar su pesadez o credibilidad artística, Ashes of the Wake es probablemente, el disco más desafiante de la banda.

En agosto de 2010, Ashes of the Wake vendió 398 mil copias en los Estados Unidos. Diez años después de su lanzamiento, en 2014, las ventas superaron las 400 mil copias vendidas; posicionándose así como el disco más vendido de Lamb of God en toda su trayectoria. El álbum obtuvo la certificación de oro por la Recording Industry Association of America en febrero de 2016.

Escucha Ashes of the Wake a continuación:

Sushi Roll

Te puede interesar

Video