Abril 27, 2019

Secretos de los superhéroes: los mejores momentos de Marvel

Con 'Avengers: Endgame' en las salas de cine, repasamos los momentos más destacados de los 11 años de películas de Marvel.

POR Brian Hiatt

Les tomó 21 películas, pero Marvel Studios ha logrado indudablmente cambiar el universo de nuestra cultura pop. Con Avengers: Endgame en los cines, elegimos los 10 mejores momentos del universo cinematográfico de Marvel y reclutamos a los creadores de las cintas — entre ellos el presidente de Marvel Studios, Kevin Feige, el director de Iron Man, Jon Favreau y Anthony y Joseph Russo (directores de Capitán América: Civil War, Avengers: Infinity War y Endgame) — para explicar cómo cobraron vida.

 

 

Llegada de Nick Fury, (Iron Man, 2008)

 

Solía ​​ser seguro abandonar la sala de cine una vez que aparecían los créditos. Luego llegó este material extra a Iron Man, y en 32 segundos alteró el rumbo de la cultura pop del siglo XXI al presentar a Samuel L. Jackson como el agente secreto Nick Fury, junto con la idea de la "Iniciativa Avengers" y, lo más importante, la perspectiva previamente insospechada de un masivo (y lucrativo) universo cinematográfico lleno de crossovers. En ese momento, sin embargo, el director Jon Favreau no se tomó la escena tan en serio. "Pensamos que sería un buen detalle para los fans", dijo. "Sólo una pequeña y divertida escena postcréditos. Muchas cosas tenían que suceder antes de que The Avengers realmente ocurriera, todas las películas tenían que funcionar. Así que realmente era más como un deseo, una pequeña y divertida interrogante al final de la película".

 

 

 

Hulk hace añicos a Loki, (The Avengers, 2012)

 

"Hulk es sólo una criatura grande", dijo el director de Avengers Joss Whedon a Rolling Stone — y en ninguna otra escena la rabia del hombre verde es tan satisfactoriamente liberada como cuando ataca a Loki (Tom Hiddleston). Hulk le pone fin al monólogo extravagante del príncipe de Asgard al golpearlo cinco veces seguidas contra el concreto antes de llamarlo "debilucho" entre gruñidos. Fue una pequeña muestra de la comedia absurda que aparecería en algunos filmes posteriores (Guardianes de la Galaxia, Thor: Ragnarok) y los golpes más duros que Hiddleston tendría que soportar hasta su ruptura con cierta diosa del pop cuatro años más tarde.  

 

 

 

Capitán América escapa del elevador, (Capitán América: El Soldado del Invierno, 2014)

 

Nadie acorrala al Capitán América. A lo largo de cinco emocionantes minutos, Cap (Chris Evans) vence a 10 hombres en un enfrentamiento dentro de una cabina de ascensor (a pesar de haber sido esposado a la pared en un momento), se estrella contra una ventana para escapar del cuartel general de S.H.I.E.L.D., cae 30 pisos, se apodera de una motocicleta y, sin ayuda, derriba a un avión de combate con su escudo y sus propias manos. Todo eso y algunos momentos dramáticos también: "Todo el universo se vuelve loco en esa escena", dice Anthony Russo, quien dirigió esta cinta junto a su hermano Joe; ambos pretendían hacer una película de Marvel más seria, con la esencia de un thriller político de los años setenta, aunque quizá no tan seria, como sugiere la parte de la lucha contra el avión. "Aquí es donde el Capitán América, el soldado obediente, el hombre que nació para servir, se da cuenta de que está siendo traicionado por aquellos a quienes sirve".

 

Construyeron un bosquejo de la secuencia con su equipo de dobles de riesgo, luego volvieron con los guionistas Christopher Markus y Stephen McFeely para incrustar partes sobre los personajes en momentos clave de la acción, un método que les funcionó durante toda la película. Como en la parte donde el Capitán América envía una advertencia al amenazante grupo que lo rodea en el ascensor: "Antes de comenzar, ¿alguien quiere salir?".

 

 

 

Los Guardines de la Galaxia se reúnen, (Guardianes de la Galaxia, 2014)

 

"Miro a nuestro alrededor y veo a unos perdedores", dice Star-Lord (Chris Pratt), tratando de conseguir que un grupo de rufianes interestelares y nihilistas se comprometan a realizar un acto heroico arriesgado. Les dice que tienen la oportunidad de demostrar que les importa. Es un momento emocionante y divertido al mismo tiempo donde los personajes se definen sin la necesidad de efectos visuales sobresalientes, excepto por el hecho de que dos de ellos, Rocket ( Bradley Cooper) y Groot (Vin Diesel), son creaciones completamente digitales.

 

"Para ese momento ya han cobrado vida", dice el presidente de Marvel Studios, Kevin Feige, la fuerza creativa clave detrás de todas las producciones del estudio. "Así que ni siquiera los consideras efectos visuales". Guardians fue la apuesta más arriesgada de Marvel. "Todo el mundo nos dijo que era demasiado extraño", dijo el escritor y director James Gunn a Rolling Stone, "y que debido a que eran personajes desconocidos, la película sería el primer gran fracaso de Marvel", (no lo fue). Un borrador inicial de esta escena hizo que Marvel empujara a Gunn a hacer cosas aún más raras. "Le dijimos a James: 'Espera un momento, necesitamos más escenas como esta'", dice Feige, "más de tu diversión puramente basada en personajes. Básicamente, necesitamos más James Gunn".

 

 

 

La batalla del aeropuerto, (Capitán América: Civil War, 2016)

 

Usualmente, una "página de presentación", en el lenguaje de los cómics, es dominada por una sola imagen en lugar de un conjunto de ellas — generalmente es una escena de acción digna de estar allí. Los hermanos Russo consideran esta batalla, que enfrenta a no menos de 12 superhéroes entre sí, su página de presentación, lo que tiene aún más sentido cuando Ant-Man invierte sus poderes, creciendo tan grande que apenas cabe en la pantalla. La película tiene tantos personajes que los Russo bromearon que su única referencia posible era It’s a Mad Mad Mad Mad World de 1963, aunque Infinity War y su secuela tendrían aún más personajes. "Desde el primer segundo en que comenzamos a planer Civil War, la escena del aeropuerto formaba parte del concepto", dice Anthony Russo. "Era la secuencia de acción más complicada que jamás hubiéramos intentado". Además de la lógica para dictar qué haría exactamente cada personaje, el otro gran truco de la escena fue incluir un número extraordinario de personajes digitales. Spider-Man, Ant-Man y Black Panther (desconocidos para la mayoría en ese momento) fueron generados por computadora junto con Iron Man, War Machine y Vision. "Esa es una de las cosas más desafiantes", dice Anthony, "hacer que los personajes generados por computadora se sientan como parte de las escenas".

 

 

 

Doctor Strange se pone psicodélico, (Doctor Strange, 2016)

 

Gracias a la avalancha de arte interdimensional de Steve Ditko que desafía a la mente, Doctor Strange siempre fue el superhéroe favorito de la contracultura: un famoso concierto de 1965 que Jefferson Airplane ofreció en San Francisco fue nombrado "A Tribute to Dr. Strange" (Un tributo a Dr. Strange). Apropiadamente, la secuencia en la que Ancient One (Tilda Swinton) le muestra a un escéptico Dr. Stephen Strange (Benedict Cumberbatch) la naturaleza del universo al sacar su alma de su cuerpo y enviarla por un extraño viaje cósmico, era conocida internamente como el "recorrido mágico y misterioso". Pero otra inspiración para el director Scott Derrickson fue la escena los elefantes rosas en Dumbo (1941), revela Feige.

 

 

 

Spidey escala el Monumento a Washington, (Spider-Man: Homecoming, 2017)

 

Definitivamente, no había nada nuevo en una película de Spider-Man en 2017, pero la alegre Homecoming logró sentirse como algo fresco — en esta vertiginosa escena de rescate, incluso su gateo por la pared parecía nuevamente maravilloso. Llevar a Spidey de excursión fue clave. "Lo queríamos en un punto de referencia que no habíamos visto antes", dice Feige. "El otro elemento divertido fue la sensación de vértigo. [La productora] Amy Pascal estaba obsesionada con recalcar ese detalle, para no dar por sentado que Spider-Man está en un lugar extremadamente alto. ¿No sería divertido ponerlo en un entorno que no esté rodeado por otros edificios donde no pueda columpiarse con sus telarañas y escapar? Está atrapado, si se cae, no hay mucho de lo que pueda columpiarse". 

 

 

 

Thor vs. Hulk, (Thor: Ragnarok, 2017)

 

Después de dos películas de Thor bastante aburridas, Marvel dejó que el brillante Taika Waititi tomara el control del personaje, y le permitió traer a Hulk como coprotagonista. El director neozelandés creó un homenaje a las visiones cósmicas de Jack Kirby con un especial toque de absurdidad, y un poco de Led Zeppelin en la banda sonora. Esta pelea, iniciada con la línea de Thor (Chris Hemsworth) que dice: "Es un amigo del trabajo", fue uno de los mejores momentos.

 

 

 

"¿Este es su rey?", (Black Panther, 2018) 

 

Black Panther de Ryan Coogler obtuvo dos enormes logros: fue un éxito mundial con un elenco casi completamente afroamericano y obtuvo una nominación al Óscar a la Mejor Película. Gran parte de la sofisticación la película provino de su villano, Killmonger (Michael B. Jordan), uno de los personajes más complejos que el universo haya producido jamás — tiene un derecho legítimo al trono de Wakanda y hay muchas razones para simpatizar con su sueños de venganza en nombre de su pueblo oprimido. Coogler tenía en mente al villano desde el principio. "Temáticamente, se trataba de explorar lo que significaba ser un afroamericano, sentirse alejado de África", dice el productor Nate Moore. En esta escena de batalla, Killmonger derrota a Black Panther (Chadwick Boseman) tan profundamente que algunos productores se preguntaban si estaban emasculando a su héroe. "Hubo muchas conversaciones sobre eso", dice Moore. "Pero Ryan se mantuvo firme, y tenía razón. Tenías que sentir la amenaza de Killmonger".

 

 

 

Captain Marvel se levanta, (Captain Marvel, 2019)

 

Comenzó con una frase de la escritora de cómics Kelly Sue DeConnick: “¿Alguna vez has visto correr a una niña tan rápido que se cae?… En ese momento, todas las niñas pequeñas vuelan". Desde allí, los guionistas y directores Anna Boden y Ryan Fleck construyeron una secuencia impactante en la que Carol Danvers (Brie Larson), acorralada, recuerda todas las veces que cayó en su vida en la Tierra, y luego recuerda que cada vez, ella se levantó de nuevo. (Por desgracia, a pesar de estar situada en la década de los noventa, "Tubthumping" de Chumbawamba no suena en esta escena). Habiendo comprendido eso y acogiendo las emociones que le habían dicho que reprimiera, ella experimenta todo su poder por primera vez y comienza a brillar de la cabeza a los pies. "No se trata de nunca fallar", dice Boden. "Como seres humanos, estamos hechos para fallar, y esforzarnos para superar eso es lo que nos da fuerza. Ella encuentra fuerza en sí misma y al abrazar todas las cualidades que le han dicho que la hacían menos... Siento que eso es algo con lo que las mujeres pueden identificarse. Ciertamente puedo relacionarme con eso".

 

 

pressreader MAGZTER