marzo 24, 2021

Sacha Baron Cohen en los Premios Óscar 2021: cuando el personaje se come al actor

Las nominaciones fueron puestas sobre la mesa y han salido a relucir los nombres de quienes estarán compitiendo por el codiciado Premio de la Academia.

Anteriormente, cuando la ceremonia de entrega de los Premios Óscar se acerca, hemos visto que algunos rostros o nombres resultan familiares, sin embargo, otros más nos despiertan una curiosidad por la naturaleza de su nominación.

Sacha Baron Cohen es un nombre que nos hace difícil delimitar entre lo polémico y lo diplomático; el visualizarlo en dos largometrajes sin confundirlo con el Comandante Supremo Aladeen es inevitable. Resulta muy cómodo tener la referencia de sus trabajos más ácidos, y es que el humor de este actor, es por mucho su característica más arraigada.

Este año, Cohen está nominado como Mejor Actor de Reparto por su trabajo como Abbie Hoffman en El juicio de los 7 de Chicago, una producción de Netflix que se basa en un juicio histórico estadounidense de finales de los años sesenta, donde básicamente nos cuenta el proceso judicial de un grupo de opositores a la entonces en curso Guerra de Vietnam, y su señalamiento a incitar una conspiración contra Estados Unidos. El juicio es un largometraje que exhibe el ambiente de disidencia presentado en aquellos años en el país y lo fácil que era procesar a un presunto culpable, bajo el señalamiento mediático y agresivo de la autoridad en turno.

A su vez, la película donde Baron Cohen es protagonista, Borat: siguiente película documental, también está nominada, pero bajo la categoría de Mejor Guion Adaptado. El filme plantea una forma cínica y satírica de plasmar las aventuras de un periodista kazajo; una forma un tanto exacerbada de exhibir diferencias culturales, abordando temas que podrían resultar sensibles, situaciones arbitrarias y llenas de estereotipos, sobrellevada con mucho humor negro (típico de Sacha). Es una total ponencia de temas políticamente incorrectos llevados a un ambiente cotidiano, nada diferente a la primer entrega que le ha costado el ser estigmatizado socialmente.

Es aquí donde la dualidad del actor nos invita a reflexionar sobre los alcances que tiene un artista en sus diferentes facetas, donde sin más podríamos dejarnos llevar por la actuación más banal. Sin duda, la interpretación de Sacha como Hoffman en El juicio es correcta. Es un trabajo donde el actor se presenta de una forma en la que no estamos tan acostumbrados a verlo, pero que genuinamente logra que entendamos la postura del personaje real. Sabe llevar sus recursos actorales al límite, haciendo intermitencia entre su lado cómico y su lado serio.

Mientras que, en Borat, Baron Cohen simplemente presenta su personalidad detrás de un traje de baño. Es un trabajo en el que para nada le cuesta manifestarse, solo lo deja fluir y muestra los golpes de libertad de expresión bajo la bandera de inspiración. Adicionalmente, los formatos complementan en su totalidad la visión que se pretende en cada caso.

Entender a un actor con tantos episodios, con tantos momentos, y tan multifacético como Baron Cohen, quizá no es fácil; nos invita a una tómbola de experiencias, donde no sabemos cuál nos va a tocar y que probablemente no alcancemos a discernir, pero que evidentemente, es una fórmula que hoy le da una doble nominación al Óscar.

Conoce la lista completa de las nominaciones al Óscar 2021 aquí.

En este articulo: Óscar 2021,Sacha Baron Cohen
Sushi Roll

Te puede interesar

Video