Septiembre 01, 2019

Reseña: 'i,i' de Bon Iver

En principio, el proyecto de Vernon era una catarsis. Ahora, Bon Iver es un reto, una idea multidisciplinaria que culmina con 'i,i'.

POR Esteban H. Tamés

Fotoarte de Claudia Meza

Llega el otoño

 

i-i (1)

Bon Iver
i,i
Jagjaguwar
STAR-4-B

 

Del folk a lo electrónico y lo experimental, Justin Vernon y el resto de Bon Iver han pasado años buscando un sonido definitivo. En principio, el proyecto de Vernon era una catarsis, una forma de enfrentar la soledad. Ahora, Bon Iver es un reto, una idea multidisciplinaria que culmina con i,i.

 

En este disco regresan los elementos acústicos de For Emma, Forever Ago (2008) y se entremezclan con lo electrónico de 22, A Million (2016). Debido a esto, i,i es un álbum mucho más accesible que logra presentar 13 tracks directos y honestos. La utilización del Messina (instrumento estilo Auto-Tune usado mucho en su anterior LP) ahora es más limitado, permitiendo que el falsete de Vernon y el resto de las voces invitadas se entremezclen, creando un paisaje sonoro completamente nuevo. En i,i regresan los nombres y videos crípticos a los que el grupo nos tiene acostumbrados, ahora haciendo alusión a las extrañas pronunciaciones de Vernon y diferentes frases de los tracks. Canciones como "Holyfields" y "Marion" terminan de manera tropezada. Sin embargo, este LP se puede escuchar una y otra vez sin cansarse y temas como "iMi" y "Hey, Ma" representan lo mejor de su carrera.

 

Seguramente en vivo –igual que el resto de su discografía– este álbum crecerá y el reciente documental lanzado por el grupo deja en claro que para Vernon, Bon Iver es mucho más que un proyecto de folk casero o de electrónica experimental. En 2019, el otoño llegó pronto con i,i.

 

pressreader MAGZTER