Abril 24, 2019

Reseña de 'Avengers: Endgame': El adiós del universo cinematográfico de Marvel está lleno de emociones

La saga de The Avengers —como la conocemos— concluye, llena de regresos, cameos, risas y muchas lágrimas.

POR Peter Travers

Hermanos Russo
Avengers: Endgame 
Marvel Studios

 

Thanos exige mi silencio, así que si esperas muchos spoilers específicos acerca de quién vive y quién muere, mejor sal de aquí. Sin embargo, es justo decir que Avengers: Endgame, dirigida por los hermanos Russo —Anthony y Joseph—, que han sido reverenciados por los fans en todo lo que han hecho anteriormente, es verdaderamente épica y tremendamente emocionante. Tal vez no te importe que con tres horas, la película sea excesiva, irregular y un tanto desorganizada, pasando de un personaje a otro como un pájaro que no sabe dónde aterrizar. Aún así la cinta te pega como un disparo al corazón, proporcionando un cierre satisfactorio incluso cuando es difícil de creer que Marvel realmente dará fin a una franquicia que ha recaudado $19 mil millones de dólares en la taquilla mundial. De las 22 películas del universo cinematográfico de Marvel que empezó en 2008 con Iron Man, Endgame es la más personal hasta el momento, una masacre emocional que sabe que la intimidad es su verdadero superpoder.   

 

Con Avengers: Infinity War de 2018 como nuestra fuente de información, entendemos que Thanos (un magnífico Josh Brolin que da una dimensión trágica a un villano generado por computadora) ha aniquilado a la mitad de los seres vivos del universo. Sólo seis de los Avengers originales permanecieron con vida: Thor (Chris Hemsworth), Tony Stark/Iron Man (Robert Downey Jr.), Natasha Romanoff/Black Widow (Scarlett Johansson), Clint Barton/Hawkeye (Jeremy Renner), Steve Rogers/Captain América (Chris Evans) y Bruce Banner/Hulk (Mark Ruffalo). También continúan con vida James Rhodes/War Machine (Don Cheadle), Rocket (presentado con mucha gracia por Bradley Cooper), Carol Danvers/Captain Marvel (Brie Larson) y Nebula (Karen Gillan), la hija reformada del supervillano. Su misión imposible, de la cual no cabe duda de que aceptarán, es vengar a los muertos destruyendo a Thanos, recuperar las Gemas del Infinito que son la clave para el control total y, tal vez, encontrar una manera de restaurar el orden.  

 

Con Infinity War, los hermanos Russo dejaron boquiabierta a la audiencia mientras sus personajes más amados eran convertidos en polvo y el mal emergía triunfante. ¿Quién hace eso? Con Endgame, con un guion original escrito por Christopher Markus y Stephen McFeely, los cineastas te llevan a lugares inimaginables en cuanto a quién muere y quién vive para contar su historia. No esperes un típico final feliz. Sólo prepárate para ser sorprendido.

 

Para una película repleta de acción que culmina con una confrontación única, Endgame empieza de una manera reflexiva. Ningún Avenger queda intacto por la devastación que se desencadenó cuando Thanos chasqueó sus dedos y la mitad del universo se convirtió en polvo. (Cuidado, hay algunos spoilers a continuación) La película ocurre cinco años después de que eso sucediera, con nuestros superhéroes vacíos y obligados a reflexionar sobre su fracaso. La tragedia ha dejado a Hawkeye a la deriva. Iron Man y su esposa Pepper Potts se han refugiado en la vida familiar. Thor ha perdido su hogar en Asgard. Hulk ha aprendido a dominar sus instintos más básicos y Black Widow se pregunta si algo de lo que pasó tiene sentido. Ahí es cuando aparece Ant-Man (Paul Rudd), recién llegado del reino cuántico con una idea para un "robo del tiempo". No tienes que hacer bromas sobre la trama cliché del viaje en el tiempo — la película está lista, dispuesta a hacer lo suyo, 

 

Los Hermanos Russo se aseguran de que haya muchas risas intencionales, especialmente cuando le dicen a Cap que su uniforme "no le ayuda a su trasero" o que Thor tiene grasa abdominal o que Hulk sólo se queda ahí parado como una gran máquina verde. Felicidades a Ruffalo y Hemsworth por generar la mayor cantidad de risas sin sacrificar a sus personajes. Downey reduce la mordacidad de Stark para crear algo realmente conmovedor. Su hija mide su devoción a él en gran escala, "Te amo 3000", dice ella. Los fans seguramente sentirán lo mismo.

 

El afecto de la audiencia por estos Avengers hace que los momentos complicados tengan menos importancia. Algunos personajes finalmente obtienen el crédito que merecen (¡Arriba las mujeres de Wakanda!), mientras que otros permanecen como espectadores. Algunos personajes secundarios que se presentan para la gran batalla del tercer acto tienen grandes momentos que se sienten poco merecidos. Además, parece que Endgame tiene al menos seis finales, cuando el primero pudo haber sido suficiente.

 

Aun así, el adiós te afecta. No es un apasionado y artístico punto de inflexión como Black Panther; probablemente no haya una nominación al Óscar a la Mejor Película en su futuro. Pero ¿qué importa? Te reirás, llorarás, te emocionarás con las secuencias de acción. La amarás 3000. Y ni por un minuto creerás que es realmente una despedida.

 

 

pressreader MAGZTER