febrero 27, 2021

R.J. Cutler nos habla sobre ‘Billie Eilish: The World’s A Little Blurry’

La cinta logra plasmar la historia de desarrollo hacia la adultez y doblar como un documental del ascenso a la fama de Billie Eilish.

El fenómeno global de Billie Eilish ha rendido frutos desde la aparición en el mundo del internet de «Ocean Eyes» en 2016, un tema creado por Eilish y su hermano FINNEAS desde la comodidad de su recamara. Cuando Billie comenzó a hacerse viral y se dispuso a trabajar en su álbum debut WHEN WE ALL FALL ASLEEP, WHERE DO WE GO? desde el mismo lugar que vio nacer el tema, un reducido equipo comandado por R.J. Cutler se dedicó a documentar el proceso.

Anteriormente, R.J. Cutler ha documentado el trabajo y la cotidianidad de personalidades como la editora en jefe de Vogue, Anna Wintour; el exvicepresidente de Estados Unidos, Dick Cheney, y el expresidente Bill Clinton, pero esta vez regresó para filmar una documental que dobla como una historia de desarrollo a la adultez, gracias a la naturaleza de Eilish y su hermano, y por supuesto, su camino hacia el éxito.

La cinta se titula Billie Eilish: The World’s A Little Blurry y presenta de la forma más honesta y cruda posible la realidad de una adolescente que se encamina a convertirse en una de las propuestas más influyentes del mundo de la música actual, con material filmado por ella misma y su familia, poco tiempo antes de convertirse en una fuerza motriz del pop. El largometraje de casi dos horas y media incluye momentos íntimos de la intérprete tanto sola como al lado de su familia y su equipo, como un corazón roto, el primer automóvil y el examen para conseguir la licencia de conducir, y la experiencia de sentirse abrumada después de tener que conocer a decenas de personas en un meet and greet.

Cutler conoció a la familia de Billie en la misma casa que aparece en The World’s A Little Blurry, e inmediatamente crearon una relación de confianza que le permitió accesar a algunos momentos íntimos, como los mencionados anteriormente. ¿Y cómo logras capturar situaciones que muestran las emociones y balancear la confianza otorgada? R.J. Cutler duda y responde, «no estoy seguro de que sea un balance, por eso estoy batallando para responder. Es una gran pregunta pero no estoy seguro de que esa sea mi experiencia, no estoy balanceando la confianza y el acceso; tengo el acceso que tengo porque confían en mí y eso es todo», dijo. «No estaría actuando de forma consistente con la confianza que me dieron si no hubiera filmado esas escenas. Grabar esas escenas es consistente con la confianza que me dieron, porque estoy buscando capturar la verdad completa, así que, pregúntame de nuevo».

Bueno, entonces, ¿cómo te las arreglaste para no cruzar los límites de la confianza otorgada? «Oh, solo intento ser un tipo real», Cutler responde mostrando una convicción que hace parecer que esa respuesta había estado sentada en su cerebro por unos minutos.

«Tengo una relación, realmente soy yo mismo, ¿sabes? Puedo darme cuenta de cuando alguien ya ha tenido suficiente por el día. Lo que le digo a mi equipo es, ‘hay que dejar de grabar diez minutos antes de que digan que ya fue suficiente’. Nunca quiero que alguien diga, ‘¡suficiente!’, y quiero que la próxima vez que nos vean estén felices de hacerlo. No quiero ser como esos tipos que se quedan mucho tiempo en la fiesta, ¿sabes? Cuando sabes que es tiempo de irte de la fiesta, ahí es cuándo quiero irme también, porque de otra manera es como, ‘ese tipo aún está aquí’. No quiero hacer eso, así que es de esa forma. Todo es simplemente muy real, pero cuando Billie está dando un severo regaño a su equipo porque, como dice Maggie, le fallaron la noche anterior, estamos ahí para contar la historia. Y todos saben que estamos ahí para contarla y todos estaban de acuerdo en que estuviéramos, así que la cámara continúa. Y todo está bien, todo está bien porque están a salvo», explica.

the world's a little blurry billie eilish

Cutler no miente, es claro que el respeto entre la relación entre el director y la protagonista está bien acordada. «Si alguien dijera al día siguiente, ‘oh, estoy tan incomodo con eso’, estoy seguro de que no lo usaría, a menos que más adelante dijeran que está bien. Esto no es como, ‘¡te tengo!’, esto no es así. Solo quiero contar la historia», ríe. «Es difícil, porque realmente quieres el jugo, al final del día solo somos humanos, pero el jugo está ahí. Sí llegará, ahí está», continúa.

De hecho, gracias a esa confianza, Billie y su familia otorgaron a Cutler algo de material grabado previamente, como un fragmento donde Billie hace una prueba de dirección y muestra sus ideas para el videoclip de «when the party’s over», con su madre protagonizando el boceto. «Y un día te dirán, ‘hey, ¿adivina qué? grabé esto, ¿quieres este material?’ y lo miras y es Billie dirigiendo el video musical en su patio. Ellos se involucran tanto como tú, porque ellos están comprometidos con la historia que se está contando. Es como una relación».

El fragmento donde Eilish graba un boceto para el video musical desde su celular es un momento clave en el filme, donde se demuestra cuán envuelta está Billie en su oficio, recordándole a la audiencia que es la jefa y la responsable principal de su trabajo. Después de la realización del visual, la intérprete aparece diciendo que a partir de ese día, ella sería la encargada de dirigir todo su trabajo. ¿Qué siente el director del documental sobre su ascenso a la fama y camino hacia la adultez, acerca de la determinación y las ganas de tomar las riendas de Billie? «Tienes razón, Billie no solo es una gran directora que inspira a dirigir todos sus videos musicales», responde.

«Luce muy involucrada», interrumpo. «Oh sí, ella es la jefa. Ella es la jefa«, enfatiza. «Es la jefa y se ha rodeado de adultos que reconocen que ella es la jefa y la apoyan. Quieren que ella sea la jefa. Están ahí para apoyar su visión. No significa que no hagan sugerencias muy fuertes e inteligentes y que ella no confíe en sus consejos, pero ella es la jefa, ¿está bien?», recalca de nueva cuenta.

«Pero no en el documental, ella no estaba interesada en ser la jefa de [ello]», ríe. «Porque ella es lo suficientemente lista, ¿sabes? Y sabe mucho sobre muchas cosas, pero… ella debería hablar por sí misma, no quiero decir por qué, pero este es el trato que hicimos, yo estaba ahí para hacer el filme y ella apoyó y respetó eso. ¿Sentí presión? Adivina lo que diré. Sentí presión por decir la verdad, eso es todo. Es mucha presión, pero para mí, cuando lo vea y diga que todo es verdadero —lo cual sí hizo— entonces estoy agradecido de que hicimos nuestro trabajo y lo hicimos bien», dice satisfecho.

Entre otros de los momentos clave en la película se encuentran un par de interpretaciones en vivo, donde el director plasma a la cantante desde un punto de vista íntimo y cercano, contrario a las imágenes de conciertos en vivo convencionales, y por supuesto, los momentos después de bajar del escenario, como en Coachella, donde Eilish conoce a Justin Bieber, quien fuera su ídolo en sus años previos a la fama.

La cantidad de material fue tan amplia que el primer corte duraba mas de 24 horas. Cutler está de acuerdo en que un largometraje de una duración tan larga es aburrido, aunque confiesa que no necesariamente era una versión poco interesante, pero el director tuvo la última edición y logró reducirlo a dos horas y media. The World’s A Little Blurry presenta cercanía a una talentosa adolescente que está decidida a conquistar el mundo, pero no sin antes vivir su mocedad con todas las características de una persona que no está en el foco de atención de los medios de comunicación, las redes sociales, o la gigantesca audiencia global, todo con el apoyo de su familia, y R.J. Cutler llegó para contar la historia tal como es, sin adornos, sin entrevistas a la cámara y sin miedo.

«¿Era esta la conversación donde alguien preguntó qué lecciones aprendí de Billie?», confunde. «Si no lo es, fue en la anterior, pero mi respuesta es, ‘la verdad te hará libre’. Creo que ese es el mensaje —un mensaje— de Billie Eilish», finaliza.

Billie Eilish: The World’s A Little Blurry ya está disponible en salas de cine seleccionadas y a través de Apple TV+.

En este articulo:
Sushi Roll

Te puede interesar

Video