marzo 1, 2021

P&R: Kesha

La estrella pop habla sobre el regreso a su estilo original y abrazar la felicidad en el proceso.

EXTRAÍDA DE RS197, DIC.-ENE. 2020

La continuación a su disco emocionalmente pesado y orientado hacia el rock de 2017, Rainbow, comenzó como lo que Kesha describe un “álbum country psicodélico». Pero una llamada telefónica de su hermano la envió a otra dirección. “Él me dijo: ‘¿Por qué no escribes algunas canciones pop? Eres buena en eso y te gusta'». Terminó escribiendo 54 canciones para el disco, que se lanzará este mes y algunos tracks presentan un regreso a su estilo original, con rap a la “Tik Tok” (el éxito de Kesha de 2009; para ser claros, no es la app). “Lo que llamas rapear», dice, “yo le llamo hablar mierda».

¿Cuál fue tu respuesta a esa conversación con tu hermano?

Sentí que no tenía derecho a ser feliz y escribir canciones felices, y luego “My Own Dance» fue el primer tema pop que escribí. Me decía: “Bien. Iré a escribir una maldita canción pop». Y luego dije: “Esperen, esto es muy divertido. ¿Por qué me estoy alejando del mayor placer de mi vida?”. Tengo que admitir que esa canción y la conversación con mi hermano me pusieron en el camino de encontrar probablemente la felicidad más severa que he tenido en toda mi vida.

¿Cómo exactamente?

Bueno, he pasado por cosas que no fueron del todo agradables, y todos sabemos de ellas. Me sentí un poco culpable por hacer canciones dance, temas divertidos sobre salir y emborracharme con mis amigos. Y luego me di cuenta de que no tengo que vivir bajo una nube oscura para siempre. Nadie me dice que sea feliz. Me gané mi felicidad y está bien ser feliz. Y con suerte eso es inspirador para la gente. Soy una maldita sobreviviente, pero eso no significa que tenga que ser definida por lo que he pasado el resto de mi vida.

¿Qué se sintió rapear nuevamente en el estudio?

Sentí que no era el momento adecuado para hacer eso en Rainbow; tenía muchas cosas realmente serias que abordar en ese disco, y en mi mente, parte de la alegría que ya no merecía estaba envuelta en lo que llaman rapear. Nunca me he sentido cómoda cuando la gente me dice “rapera». Me hace reír. Pero parte de recuperar mi felicidad fue comenzar a hablar un poco de mierda. Trabajaría con personas y ellos dirían: “Ahí está ella. Ahí está esa perra». Me di cuenta de que me estaba haciendo muy feliz, y con suerte haría feliz a otras personas.

También hay al menos una balada realmente introspectiva en el álbum, ¿verdad?

La canción “Father Daughter» era sólo yo contemplando cómo sería la vida si tuviera un padre. Así que hay cosas extrañas y momentos súper introspectivos. Sí, siento que finalmente estamos en un lugar en la música donde no sólo tienes que ser una cosa. Es como ser todas las cosas. Puedes serlo todo. Ser la infinita cantidad de cosas que son las personas.

¿Cómo llegó Big Freedia al primer sencillo, “Raising Hell»?

Bueno, Big Freedia estuvo en mi crucero [Kesha’s Weird & Wonderful Rainbow Ride], ahí nos conocimos. Nunca había estado en un crucero antes, y estaba un poco aterrorizada, porque acababa de ver el documental de Fyre Fest. Y la primera noche, Big Freedia tocó y pensé: “Estos serán los mejores cuatro días de mi vida». Y fue muy divertido. Tenemos tatuajes similares en nuestras manos, y conocí a todos sus bailarines. Luego escribimos “Raising Hell», y yo dije: “Está bien, si este va a ser el primer sencillo, realmente quiero que Freedia esté en él».

Se filtró la canción “Rich, White, Straight Men», probablemente la cosa más salvaje que jamás hayas grabado. ¿De dónde vino eso?

Quiero decir, ¿has oído hablar del mundo últimamente? [Risas] Mis ideas se resumen en esa canción, que suena como un carnaval en un mal viaje de ácido, que es algo así como el mundo en este momento. Es por eso que siento que la gente necesita un poco de puro placer, pop, mandar a la mierda, diversión, música feliz, así que aquí estoy para entregarlo.

Tu propia demanda precedió al movimiento #MeToo. Entonces, ¿qué piensas de eso?

Obviamente estoy desconsolada porque cualquier tipo de abuso sexual que le sucede a cualquier ser humano en el mundo. No debería ser algo que sea un movimiento, y eso me pone muy triste. Pero elogio a cualquier persona que se haya puesto de pie y haya dicho su verdad, porque es realmente difícil.

¿Qué has estado escuchando últimamente?

En este momento, Déjà Vu de Crosby, Stills, Nash & Young está en mi tocadiscos. Amo a Lizzo y a Billie Eilish, estoy obsesionada con Lizzo. Y esta mañana estaba escuchando el segundo disco de Suicide [producido por Ric Ocasek]. Ric Ocasek tuvo una gran influencia sobre mí al aceptar que la música pop es genial.

Parece que esta vez tienes menos presión.

El ambiente es muy diferente. Es muy agradable sentirse tan feliz cuando eso era inconcebible hace un par de años. Estar tirada en el patio, broncear mis bubis, hablar contigo, no llorar, y estoy tan emocionada de hacer música divertida… Pero cada vez, sin embargo, siento la presión, sólo por mis fans. ¡Quiero que les encante!

Escucha Rainbow:

En este articulo: Kesha
Sushi Roll

Te puede interesar

Video