Febrero 01, 2019

P&R: Ana Torroja

La cantante española sobre su siguiente proyecto, conocer al dalái lama con Mecano y por qué Instagram es su red social consentida.

POR Noemí Contreras

Foto: cortesía Ocesa Seitrack

Ana tiene una conocida trayectoria artística que abarca casi cuatro décadas y un sinfín de éxitos como vocalista de Mecano (“La fuerza del destino”), como solista (“A contratiempo”) y a dueto (“Corazones” con Miguel Bosé). La artista madrileña cumplió 58 años el 28 de diciembre: “Cada vez lo celebro menos, la verdad. Me apetece estar con la familia y no hacer nada en particular, sinceramente me gusta estar con la gente que quiero y con la que puedo ser yo”. Y, sin duda, 2019 es el año en el que Ana Torroja será completamente ella: este mes lanza “Llama”, un sencillo donde regresa a su origen. "Llama" es increíblemente pegajosa. ¿Cuál es la fórmula para crear una canción que se quede en el subconsciente de las personas por horas? Si hubiera una fórmula, yo creo que todo el mundo lo haría [risas]. Son momentos mágicos y conexiones. Esta canción se escribió con los productores El Guincho y Alizzz, teníamos la base musical y sobre esa base empezamos a jugar con las melodías y empezaron a salir cosas. Yo creo que también es cuestión de que lo más sencillo a veces es lo más efectivo. Son momentos donde (como diría un amigo mío) se te aparece la Virgen [risas], ocurre la magia y surgen canciones como "Llama". ¿Cómo decidiste dar el salto de un género a otro? No es tanto dar el salto. Ahora, muchos DJs también son productores y lo que se hace es utilizar la música electrónica traída al pop. Así que yo sigo haciendo pop, pero es un pop electrónico. Y realmente es donde nací, yo nací en el pop electrónico de los años ochenta y lo había tenido abandonado durante un tiempo y en realidad creo que es mi lugar, donde me siento como pez en el agua. Y aunque me encanta investigar otras formas de hacer música, creo que el pop electrónico es lo que mejor le funciona a mi voz y donde yo me siento yo. Has trabajado con una gran variedad de artistas, ¿qué colaboraciones habrá en tu nuevo álbum? Para empezar, las colaboraciones con los DJs. El Guincho, por ejemplo, hizo el nuevo disco de Rosalía. Rosalía también tiene ahí una participación pequeñita en alguno de los temas. Son colaboraciones musicales, de producción y de creación. Todavía estamos al habla con algunos artistas, entre ellos La Mala Rodríguez, que podría ser alguna de las colaboraciones en alguna de las canciones. Si no hubieras sido artista, ¿qué estarías haciendo ahora mismo? Algo que tuviera que ver con la creatividad. En un tiempo libre que tuve, me puse a estudiar decoración de interiores. Me gusta escribir mucho. Cuando era más joven y estaba viendo qué carrera me gustaría estudiar, me encantaba la arquitectura, pero la vida me llevó por otro lado. Y me encanta la fotografía. Entonces cualquier cosa que tuviera que ver con la creatividad. ¿Qué es lo que más te gusta de ser cantante? Lo más gratificante para mí creo que es la conexión con el público, los conciertos. Ese momento de unión entre ellos y tú, entre lo que has querido contar y cantar y lo que ellos han recibido, es muy potente. ¿Tienes alguna canción en particular con la que más conectas con tu público en vivo? Gracias a Dios hay muchísimas porque hay canciones que te conectan desde un punto mucho más emotivo y visceral y hay canciones que te conectan por la diversión, energía y fuerza. Por eso un concierto es tan emocionante y tan intenso, porque hay momentos para todo. También porque para cada persona, de todos los que te van a ver, cada canción significa algo diferente. Por eso es tan potente lo que se crea en un escenario. He visto fotos de tus conciertos en tus redes sociales, en las cuales eres muy activa, ¿cuál es tu favorita? Instagram. De hecho, me metí a Instagram porque al principio era una red para fotografía y empecé poniendo fotos… al final ha ido evolucionando. Me parece más divertida, más amena y me gusta más. Creo que es una forma de conocer más a la persona porque lo que enseñas ahí, se ve, no está escrito. Muchas veces las cosas escritas se pueden recibir de distintas formas y una imagen habla sola. Con una larga carrera y muchas vivencias, ¿cuál es el recuerdo que más atesoras de Mecano? Quizás uno de los que más me impactó y que hoy en día cuando lo recuerdo se me sigue erizando la piel, es cuando conocimos en Chile al dalái lama. Fue de esos momentos que se te quedan grabadísimos y cuando los recuerdas es como si los vivieras otra vez. Fue increíble conocerle, sentirle, mirarle. Fue un momento muy especial en el que acabamos todos riendo y llorando a la vez. Recuerdo que los de seguridad que iban con él lloraban también y decían: “Nunca nos había pasado esto”. Fue impresionante. 

pressreader MAGZTER