octubre 5, 2020

Personalidad provocadora

El director Danny Boyle y la actriz Kate Winslet detallan su trabajo en 'Steve Jobs'.

Cuenta la leyenda que el actor Michael Fassbender se encontraba vacacionando en Australia después de rodar varias películas seguidas cuando Danny Boyle lo visitó para persuadirlo de protagonizar su siguiente misión: La realización del controvertido proyecto cinematográfico titulado Steve Jobs, idea que en un principio emprenderían David Fincher y Leonardo DiCaprio, y el cual era más célebre en el medio por formar parte de uno los asuntos de los emails exhibidos de la productora Amy Pascal en el escándalo Sony Leaks hace un par de años, que por la reputación del mismo.

“La película no es más que un delicado examen de la vida de este hombre, un ejercicio dividido en tres episodios sucedidos en 1984, 1988 y 1998, respectivamente, y que tienen que ver con el lanzamiento de tres distintos productos que fueron diseñados por el mismo Jobs. La potencia y energía de este libreto es lo que te permite encontrar el eje de esta historia y así escoger, a través de la euforia de los diálogos y la representación de sus relaciones, la información que necesitas para reconstruir a este personaje”, describe Danny Boyle.

De forma manifiesta, Boyle convenció al británico Fassbender para caracterizar a tan polémica figura y así entregarnos una de las cintas más fascinantes que veremos esta temporada. “Finalmente estamos hablando de un hombre que inventó el futuro, pero ¿cuál fue el costo de todo esto? ¿Qué representó este éxito para él y su familia? ¿Qué precio se tiene que pagar? También considero que hubo lugar para la redención, pues estamos hablando de un hombre con autoconocimiento de su proceder y con la certeza de que pudo haber inventado instrumentos hermosos para la humanidad, pero que también tenía una carencia enorme como ser humano, la cual finalmente logró llenar con la figura de su hija”, suma el realizador.

El secreto está detrás de los electrizantes diálogos de Aaron Sorkin

En octubre de 2011, Sony Pictures adquirió los derechos de la publicitada biografía Steve Jobs, de Walter Isaacson, el monumental bestseller instantáneo que se convirtió en el tópico de charlas de la temporada. El estudio estaba seguro que quería una interpretación un tanto distinta a la estructura que tenía el libro, por lo que no dudó en contratar los servicios de Aaron Sorkin, probablemente uno de los mejores guionistas de la generación.

Dramaturgo y libretista de importantes éxitos televisivos, Sorkin se ha destacado por crear diálogos viscerales y arrebatadores, los cuales resultan el núcleo del proyecto en cuestión.

“Espero que el público cambié de opinión acerca de Jobs una vez que vea nuestra película. Creo que el guión de Aaron y la caracterización de Michael Fassbender construyen profundas capas alrededor de este personaje, lo que permitirá a la audiencia tener una visión mucho más reflexiva sobre Jobs”, declara el realizador sobre la intencionada complejidad de esta visión. 

El planteamiento de Sorkin sucede en tres distintos actos. La vibra que crea el guionista alrededor de este trío de eventos es muy similar a la de un concierto de rock, justo cuando la banda en turno está por tocar su set list central.

“Creo que este tipo de películas son importantes en la actualidad porque nos hacen reflexionar sobre el mundo en que vivimos. La prisa con la que se producen nuevas tecnologías es la prontitud con la que se mueve el mundo y cuando escuchas que muchas de estas compañías valen más que algunos países del globo empiezas a cuestionarte algunas cosas sobre la realidad en la que vivimos. Simplemente hay una aceleración fuera de control y la humanidad no posee un arnés para esta situación. Tenemos que hacer una reflexión sobre esto, tratar de detenernos un poco. Estas empresas están comandadas por personas con terribles defectos, pero también con grandes atributos y nuestra libertad esta siendo negociada precisamente en sus respectivas crisis. Tenemos que hacer más películas como ésta. Tenemos que estar más al tanto de los errores que se cometen con el uso del poder”, dice Boyle. 

Una ganadora del Óscar como la cómplice y conciencia de Steve Jobs

¿Quién es Joanna Hoffman? Brillante mujer que fungió como ejecutiva de mercadotecnia en Apple durante varios años, a quien Sorkin empleó en su visión como especie de consejera, amiga y fiscal de las actitudes de Jobs, personaje que se había visionado para ser interpretado en un principio por Jessica Chastain y Natalie Portman durante la gestación de la película.

Kate Winslet se encontraba rodando en Melbourne, Australia la cinta The Dressmaker cuando recibió noticias de que un sugerente personaje femenino formaba parte del proyecto de Boyle y Sorkin, algo extraño en Hollywood, en donde la mayoría de los roles para mujeres son destinados a adolescentes e imberbes chicas y los cuales se resumen en ser “la pareja romántica del protagonista”. Intrigada por el reporte, Winslet decidió buscar a Boyle para ofrecer directamente sus servicios como actriz.

Te puede interesar: El Steve Jobs que nadie conoció

“Simplemente llamé a mi agente. Esto sucede cuando te enteras que hay un proyecto a valorar cocinándose en alguna parte. Pregunté: ‘¿Cómo están las cosas con Steve Jobs? ¿Ya contrataron a alguien para ese personaje? ¿Qué hacemos para llamar la atención de esta gente?’ Pensé que lo primero que tenía que hacer era ‘convertirme’ en Joanna, pues no hay un parecido notable entre mi persona y ella, por lo que mi adorable esposo fue a una tienda de pelucas y me compró una. Me quité todo el maquillaje que tenía en el rostro, me coloqué unas gafas y me tomé una fotografía que le envié rápidamente al productor Scott Rudin. Para mi suerte, las cosas funcionaron y me enviaron un libreto a la mayor brevedad posible”, nos confiesa la actriz sobre su extraño proceso de casting.

Antes de que el rodaje comenzara, Winslet tuvo la oportunidad de conocer y platicar con la verdadera Joanna Hoffman, una admirable mujer que tuvo la generosidad de compartir sus experiencias de vida con la intérprete.

“Joanna tuvo la disponibilidad de sentarse conmigo para platicar. Es una persona muy abierta y cálida. Mi objetivo era capturar la esencia de ella aunque desde un principio las dos determinamos que crearíamos un tercer personaje, ¿me entiendes? Finalmente Aaron se tomó algunas libertades creativas, como la de extender el periodo de tiempo en el que laboró Joanna con Steve. En esta cinta es un personaje que enfrenta todo el tiempo a Jobs con la verdad, una ocasión deliciosa para cualquier actriz”, finaliza Winslet.

Mira el tráiler de Steve Jobs:

En este articulo: Kate Winslet,Steve Jobs
Sushi Roll

Te puede interesar

Video