A pesar de haber lanzado Ordinary Man la semana pasada, Ozzy Osbourne ya planea un nuevo álbum.

Después de revelar que fue diagnosticado con Parkinson, Ozzy se vio obligado a posponer la sección norteamericana de su tour, No More Tours 2. Su estado de salud lo llevó a considerar el retiro por esta situación, pero comentó que aún no es momento: "Llegué a pensarlo. A veces tengo pensamientos locos acerca de eso, pero no puedo retirarme. Amo a los fans". El rockero británico dijo: "Tal vez no puedo estar de gira, pero puedo hacer música. Estoy pensando en regresar a trabajar con mi productor, Andrew Watt, en marzo".

En una entrevista con Zane Lowe, Osbourne habló sobre sus discos: "Me han preguntado varias veces por mi álbum favorito y siempre contesto que no tengo un álbum favorito porque aún no lo he hecho. No tengo mi Sgt. Pepper's todavía y eso es lo que me ayuda a seguir adelante".

A través de cinco décadas, Ozzy Osbourne ha lanzado ocho discos con Black Sabbath y 12 discos como solista, convirtiéndose en un de los artistas más productivos del rock. Si bien, su carrera ha tenido altibajos en cuanto al abuso de sustancias, actualmente, Osbourne lleva siete años sobrio. "Este es el primer disco que grabé completamente sobrio. Antes pensaba que las drogas y el alcohol hacían que todo funcionara, pero no es verdad".

Ozzy dice sentirse sorprendido de seguir con vida por todos los excesos que cometió en el pasado: "No estoy bromeando, ni presumiendo. Recuerdo mañanas en las que me despertaba en mi cama rodeado de sangre, por una caída o algo así. John Bonham y yo tomábamos juntos, murió. Bon Scott murió. Yo tuve suerte, porque puedo decir que en muchos casos, yo estaba peor que ellos. 71 años y no entiendo cómo llegué hasta aquí".

 

Escucha Ordinary Man aquí: