Julio 02, 2019

'Oasis': la vuelta de la victoria de Bad Bunny y J Balvin

Los gigantes del reggaetón y el trap latino se unen para una colaboración de grandes proporciones.

POR Isabelia Herrera

Cortesía Universal Music

Oasis J Balvin Bad Bunny

J Blavin & Bad Bunny
Oasis
Universal Music
3ymedio

 

Poco más de un año después de que J Balvin hablara por primera vez de un álbum colaborativo con Bad Bunny, los titanes del reggaetón y el trap latino finalmente lanzaron su obra de ocho pistas, Oasis. Poco después de publicar sus respectivos LPs de 2018 (X 100Pre de Bad Bunny y Vibras de J Balvin), los dos comenzaron a dar indicios de su nuevo proyecto con una serie de pistas: desde su portada para Complex, hasta su aparición en "No me conoce" de Jhay Cortez, en donde aludieron al proyecto. Ahora, justo a tiempo para el verano, han lanzado el material.

 


Oasis comienza con un agradable saludo de Balvin: "Bienvenidos al oasis", dice el colombiano en "Mojaita" sobre un robusto ritmo jamaiquino de dembow y gotas de agua entremezcladas por el productor Sky Rompiendo. Antes de que puedan respirar, Balvin y Benito se lanzan en una vertiginosa carrera, haciendo una transición rápida hacia "Yo le llego", una declaración sobre el éxito global del dúo. J Balvin y Bad Bunny se montan sobre unas congas y un loop con toques de salsa mientras enlistan los países latinoamericanos que han conquistado con su música.

 


Pero Balvin y Benito también incluyen un espacio para la reflexión: el par baja el ritmo en "La canción" y "Qué pretendes", un golpe doble de dancehall sombrío que salva a cualquiera de un corazón dolido. Y para confirmar su estatus como artistas internacionales, reclutaron a Marciano Cantero del trío argentino Enanitos Verdes y al nigeriano Mr. Eazi. Son estas colaboraciones las que muestran la versatilidad de Balvin y Bad Bunny, montándose sobre un beat de ukulele junto a un ícono del rock en español igual de fácil que en una pista con ritmos africanos.

 


"Como un bebé" es una prueba de las barreras desmoronadas de la producción cultural en una era globalizada. Mr. Eazi, cuya mezcla de alta vida ghaniana y música nigeriana lo han hecho el padrino de la "música Banku", aporta raps trilingües mientras Balvin y Bad Bunny lamentan los peligros de una relación inmadura en español. Mientras el reggaetón se aleja más y más de su historia afroamericana, es refrescante ver un intercambio afrodiaspórico como este; al menos es, seguramente accidentalmente, un recordatorio de que prácticamente todas las conversaciones que suceden en el mundo del pop global se pueden rastrear a las raíces africanas de los géneros musicales.

 


Líricamente, Bad Bunny se sale del usual juego de palabras y afiladas referencias culturales que ha caracterizado a sus primeras producciones, optando por lo alegre y sencillo de sus éxitos de radio, como en la canción de despedida "Odio". Por su parte, Balvin brilla cuando abraza las texturas del reggaetón suave y melódico que lo catapultaron a la fama, pero su limitado rango vocal usualmente queda en segundo plano, detrás de su compañero barítono (una excepción es el sencillo "Qué pretendes", que muestra la voz de Balvin en nuevos terrenos).

 


En resumen, Oasis es un testamento de lo lejos que Balvin y Benito han llegado, y un mapa de hacia dónde se dirigen. El hip hop ha abrazado el formato de un disco conjunto desde hace mucho tiempo, y Oasis repite las intenciones de discos que exploraron ese territorio anteriormente (Watch the Throne de Jay-Z y Kanye West y What a Time to Be Alive de Drake y Future), efectivamente reforzando lo dominantes que son esos personajes en sus respectivos géneros. Con Oasis, Balvin y Bunny nos recuerdan que "Si tu novio te deja sola", su primera colaboración lanzada en 2017, fue sólo uno de muchos éxitos que acumularán en los próximos años.

pressreader MAGZTER