marzo 10, 2021

Noga Erez sobre ‘KIDS’, su segundo álbum de estudio

La cantautora israelí nos platica de su trayectoria musical y la inspiración detrás de su nuevo material.

Noga Erez se encuentra muy cerca del lanzamiento de KIDS, su segundo álbum de estudio que se lanzará el 26 de marzo. Asimismo, anunció dos shows que serán transmitidos en vivo, el uno y dos de abril: «No es el típico show en vivo. Es sobre ir más allá de los límites».

Noga ha compartido cinco sencillos para este material: «VIEWS» fue el primero, lanzado en febrero del año pasado, sumándose «NO news on TV« y «You So Done». El 2021 lo inició con el estreno de «End of the Road», hasta el más reciente, «Story«.

Este nuevo sencillo es una pieza musical que habla sobre cómo las relaciones de pareja siempre transcurren entre el pasado y el presente de dos personas. «Todos traen sus experiencias pasadas a la relación incluso cuando las cosas van muy bien. A veces las situaciones pasadas se hacen presentes y toman control», comenta Erez.

Es acompañado de un video que cuenta con la actuación de Erez y Rousso, quienes cuentan parte de su historia a través de la letra. «Rousso es mi pareja musical y mi pareja de vida», explica la cantante. «Esta es la primera vez que contamos una historia sobre nuestra relación en una canción y en un video. Es una canción sobre una pareja que pelea y sobre cómo, en esa situación, a veces lo que escuchas que dice la otra persona no es lo que realmente dijo. Para nosotros, la creación de este video fue como una sesión de terapia de 10 días. Fue tan intenso e interesante vivir en este mundo en donde nuestra relación cobra vida de la forma más física».

La inspiración detrás de KIDS

En entrevista para Rolling Stone México, Noga no sólo nos brindó detalles sobre la creación de su nuevo álbum, también profundizó acerca de su trayectoria musical, incluyendo el proceso de adaptación creativa que tuvo que sobrellevar debido a la pandemia.

Empezando por tus inicios, ¿cómo describirías tu educación musical en la Academia de Música y Danza de Jerusalem? ¿Qué impacto tuvo la música en tu infancia?

Honestamente esa fue una muy pequeña parte, pero muy importante, de mi educación. Estudié música a lo largo de toda mi vida: piano, guitarra y diferentes instrumentos, y en algún punto quise estudiarlo de manera más formal, con teoría y todo lo que conlleva. Comencé a aprender composición y aquí eso se refiere a música clásica, así que fueron dos años de mi vida intentando componer para orquestas. Aprendí mucho, pero naturalmente luego empecé a aprender por mi cuenta, escuchando música. Pienso que no hay mejor escuela que escuchar música.

Mencionaste que intentaste escribir música para orquesta. ¿Cómo descubriste que no era lo tuyo y que te querías dedicar a componer música más comercial?

Nunca quise componer música para orquesta, siempre quise escribir canciones con mis gustos musicales, ya que lo que compongo siempre se basa en lo que escucho. Fui a esa escuela para reforzar habilidades y poder tener la capacidad de hacer una canción con violines o una sección de aliento… Sólo quería tener ese conocimiento. Después de eso ya me sentía segura de comunicarme con otros músicos y poder hacer lo que originalmente tenía en mente: crear mis canciones y ser capaz de producirlas, siendo lo más independiente posible.

¿Servir como un músico militar en las Fuerzas de Defensa de Israel, reforzó tu identidad como la artista que eres hoy?

Bueno, nunca elegí ser un músico militar, fue más bien algo obligatorio que tuve que hacer, porque cuando vives en Israel debes de servir al ejército; las mujeres deben de servir dos años y los hombres tres. Tuve suerte porque ya tenía experiencia en música y fui seleccionada de entre miles para realizar ese rol, lo cual es muy subreal porque cuando piensas en un sistema militar y luego en música, dirías que son dos mundos que nunca se van a encontrar.

Creo que es correcto decir que esa experiencia realmente me hizo estar segura de que, aún bajo las peores circunstancias, en verdad quería hacer música. Fui ahí sin saberlo, cuando tenía 18, y cuando me fui, a los 20, ya tenía por hecho que me quería dedicar a la música.

¿Cómo es la industria musical en Israel, hablando del apoyo hacia los talentos? Cuáles fueron los retos que enfrentaste?

No creo que Israel sea diferente de los demás lugares, es decir, es difícil adentrarse en el medio musical y triunfar en la música. Mi visión siempre fue tener giras fuera de Israel y, por un largo tiempo, con mi primer álbum lo logré… Muchas cosas muy buenas me sucedieron, pero luego cuando regresé a Israel nadie me conocía y así fue durante un tiempo. Recientemente, con los últimos lanzamientos de mis sencillos, las personas en mi país comenzaron a preguntarse ‘¿Wow, de dónde viene?’ y entonces de repente comencé a recibir apoyo en mi hogar. Yo diría que hice una especie de detour, usualmente las personas empiezan en sus países de origen y de ahí construyen algo, pero yo lo hice al revés.

Te puede interesar: Metronomy anuncia reedición de ‘The English Rivera’ por su décimo aniversario

Hablemos sobre tu nuevo álbum, KIDS. ¿Qué temas incluyes en este material, dentro de sus letras y en la composición musical?

Bueno, el álbum tiene 12 canciones y media, ya que la primera canción es básicamente mi madre diciendo «kids these days» (en español, «los niños en estos tiempos»). Pero de resto, cada canción es un mundo.

Cuando terminé el álbum, me di cuenta que hay tres temas que siempre manejo de un modo u otro: el primero vino en el álbum previo, Off the Radar, sobre la política y lo que sucede en Israel, un lugar increíblemente conflictivo, hablando desde mi perspectiva. El otro es sobre lidiar con el dolor y la muerte, lidiar con la vida después de perder a alguien que era muy cercano a ti; eso fue algo que Ofi y yo experimentamos durante el tiempo que lanzamos Off the Radar. Y el tercero sería sobre la extraña sensación de ser un músico reconocido y de hacer cosas que, de la nada, las personas escuchan; recuerdo que en mi primer álbum no estaba consciente de ello, pero después ya sabía que haría música para ser escuchada masivamente, lo cual creó un caos en mi mente y por un rato fue muy estresante.

Omri Rosengart

¿Cómo afectó la pandemia al álbum, en términos de tiempo y la construcción musical de sus canciones?

En el lado creativo, la pandemia es lo mejor que le pudo haber pasado a este álbum. Básicamente estuvimos encerrados en el estudio durante meses, perfeccionando los sonidos, las estructuras, las grabaciones vocales, la mezcla, todo. Tuvimos la oportunidad de sumergirnos profundamente en el perfeccionamiento del álbum, cuando en realidad se suponía que debíamos estar corriendo, recorriendo el mundo. Las canciones necesitan su tiempo, los álbumes necesitan su tiempo. La creatividad no debe apurarse. Espero recordar esta lección para el nuevo álbum.

¿Cuál fue el momento más difícil al crear este material?, tomando en cuenta la exclusión social y la cancelación de las giras.

Creo que tanto mi compañero como yo, Rousso, somos muy rápidos para adaptarnos a las situaciones. Entonces, en todo caso, no hubo un momento difícil en terminar este álbum mientras el mundo se estaba volviendo loco afuera. Este es un proceso largo, recién ahora estamos empezando a entender que no es temporal, y tomará algún tiempo antes de que volvamos a encontrarnos con gente en los shows. Obviamente, esto es devastador para nosotros como músicos, pero personalmente siento que mi enfoque es poder darle a las personas breves momentos en los que se olviden de sus problemas. Siento que esto tiene mucho más significado hoy, y mi poder para influir en la vida de otras personas se ha hecho más grande.

¿Cómo ha sido la evolución de tu proceso creativo, desde tu primer álbum hasta ahora?

Creo que en Off the Radar sólo estaba en un cuarto con Ofi, haciendo música para nosotras. Me asustaba pensar en otras personas mientras lo hacía, porque pensaba que inmediatamente haría menos auténtica mi música, ya que forzosamente intentaría llegar a cuanta más gente posible. Pero después de publicar ese primer álbum, me di cuenta que en realidad la gente sí me estaba escuchando, así que tenía que pensar en ellos, y eso me retó a hacer mis mensajes lo más claros posibles y auténticos.

La música se trata de comunicarnos, y si no puedo comunicar ese momento o ese sentimiento a otras personas, mi perspectiva entonces es que no tengo razón para hacerla en lo absoluto.

¿Por qué llamaste a tu nuevo álbum KIDS?

Bueno, esa es una historia muy compleja y triste. Cuando empezamos a escribir KIDS, básicamente fue al terminar Off the Radar y, para ese momento, la mamá de Ofi había fallecido de cáncer. Ella fue una gran parte de nuestra vida y su muerte fue algo demasiado palpable para nosotras. Estuvo en casa durante sus últimos días y horas de vida, y nos despedimos de ella, estando presentes hasta el momento que se fue.

Durante mucho tiempo eso era lo único en lo que podíamos pensar y escribir, así que creímos que todo este álbum hablaría sobre cómo es ser un hijo para una madre, o sobre la relación entre los padres y sus hijos. Luego decidimos que ese sería nuestro concepto entero, ya que también hace referencia a que las cosas que pasamos entre generaciones vienen, de primera instancia, de lo que un padre le enseña a un hijo; es decir, las cosas que hacen al mundo como es, se basa en esas relaciones… Pensar en eso de la manera más personal, pero también global, en cómo eso afecta todo, nos hizo decir «Oh Dios, este álbum debe llamarse KIDS«.

Han pasado tres años desde eso. Hemos escrito canciones sobre amor, política y otras cosas, pero este concepto prevalece detrás de todo: somos los diseñadores de la futura humanidad, todos fuimos niños en algún punto, y creo que conservar ese espíritu es algo que saca a relucir la humanidad del mundo.

¿Puedes contarnos sobre su diseño artístico?

Cuando era niña, iba al armario de mi padre y me probaba sus trajes. Recuerdo siempre haber amado los trajes, su elegancia y el fin que lleva cada uno. Entonces, cuando estaba pensando en la portada del álbum, pensé que debería ser más o menos la vibra, una chica joven que se pone un traje que es demasiado grande para ella. Sentí que tenía mucho significado para mí. El juego con la escala es exactamente el adecuado para el título y el concepto del álbum: un adulto con un traje que de alguna manera es demasiado grande, haciendo alusión a un niño vestido con un traje de adulto.

¿De dónde viene la creatividad para la producción de tus videos musicales?

Siempre que siento que una canción está casi terminada, empiezo a ver imágenes. Soy una persona muy visual, miro las cosas a través de la perspectiva del color, la escala y los conceptos. Para mí, un video tiene que transmitir el significado y la intención de la canción. No puede ser solo una imagen bonita. Entonces, hacer videos es mi oportunidad para llegar realmente al núcleo de la intención detrás de las canciones.

¿Cómo esperas que sea tu regreso cuando puedas cantar en un escenario? ¿Crees que algo será diferente para la audiencia o para ti?

Para mí, estoy segura de que los primeros shows serán casi como fueron mis primeros shows. Me tomó años y muchos espectáculos poder acostumbrarme al escenario, así que estoy algo asustada de volver al punto de partida. Creo que los espectáculos van a ser extremadamente emocionales al principio, la energía será sobresaliente. Estoy segura de que la gente los echa de menos tanto como nosotros. Creo que, por un tiempo, será extraño y bastante extasiado.

Para terminar la entrevista, ¿qué opinas acerca de la figura contemporánea de la mujer en la música? y ¿cuáles han sido los límites y los retos que has experimentado durante toda tu trayectoria musical?

Los retos de ser mujer no siempre han estado tan presentes para mí, y eso es algo que también está relacionado con el tema «KIDS». Fui educada en un hogar en el que me enseñaron a no tener límites, que mi límite sólo es mi motivación para trabajar en algo y que todo está en mi control. Lo que aprendí en años pasados, al conocer mujeres músicos, y al salir al mundo, es que no ha sido así para todas.

Personalmente tuve experiencias muy insignificantes en las que me sentí desplazada como mujer, como cuando hablaba con técnicos u hombres músicos que siempre asumían que no sabía algunas cosas, y acudían a Ofi para preguntarle porque es hombre. Y tuve que establecer mi lugar y demostrar que soy una mujer que sabe lo que hace.

Para mí, las mujeres están dominando la industria musical cuando se trata de talento que viene para quedarse. Podemos hablar de Billie Eilish, Rosalía, Lizzo y muchas otras que han establecido una identidad tan fuerte. Es el mejor momento para ser una mujer dentro de esta industria y espero que en algún punto esto sea tan claro como lo es para mí: no deben de haber límites para nosotras, y si hay, solamente debemos ignorarlos.

Dudi Hasson

El impacto de Noga Erez a través de la música

Comenzó su carrera artística en el momento en que City Slang (sello discográfico alemán) escuchó su nueva versión de la canción «Weapons», de la banda experimental estadounidense, Son Lux. Luego de dos años, en 2016, firmaron contrato.

La cantautora y productora debutó en 2017 con su álbum Off The Radar, el cual fue aclamado por la crítica y la llevó a presentarse en múltiples festivales, además de una gira por Reino Unido y Europa. Fue descrito por ella como: «Música altamente rítmica y bailable, con contenido político».

Inspirada por experiencias personales y puntos de vista respecto a problemas mundiales que vivimos actualmente, Noga introduce temas polémicos dentro de sus composiciones, como la constante vigilancia y manipulación de los medios, la agresión sexual, el drama de las redes sociales y, como tema central, las controversias políticas que suceden en su país de origen, así como en el resto del mundo.

Su talento no sólo se limita a la creación e interpretación de piezas musicales, sino a la dirección de sus videos como acompañamiento visual, los cuales también han recibido críticas positivas y aceptación del público. Es notable que el nivel de producción musical y de diseño artístico, desde su aparición hasta la actualidad, ha evolucionado en gran medida, sin embargo, su estilo sigue avanzando en la misma línea del pop experimental, hip hop, música electrónica y alternativa.

Te puede interesar: Escucha “How Does It Feel”, el nuevo sencillo de London Grammar

Desde el lanzamiento de su primer sencillo, “Toy”, recibió críticas de medios reconocidos dentro de la industria del entretenimiento. The New York Times escribió que era una pieza musical cautivadora: «La cantante y productora de música electrónica, Noga Erez, le da a ‘Toy’ un ritmo que estremece y agita, cruza el campo estéreo, acelera irregularmente y se detiene para un momento de silencio mortal a mitad de la canción; las melodías son frases modales breves que insinúan los orígenes del Medio Oriente… Es una pista escasa, filosa, inestable y también hechizante».

Por otro lado, la revista Paste mencionó: «Con su cohesión y frescura, su enfoque innovador y, quizás lo más significativo, la astucia y claridad con la Erez se involucra en el mundo frenético, amenazante y vibrante que la rodea, Off the Radar está impactando».

Es probable que el impacto que la cantante ha causado en tan sólo unos años de trayectoria musical, sea en gran parte por la diferencia que le ofrece al público en cuanto a su mezcla exótica de sonidos, la astucia de sus letras y la diversión dentro de sus videos, sin dejar de lado su estilo vanguardista. Su música ha sido influenciada por talentos como Björk, Kendrick Lamar, Flying Lotus o Frank Ocean.

En el escenario, Noga se presenta como un grupo de tres: ella en el micrófono, Ofi Rousso en el sintetizador y Jacobovitz Ran en la percusión y/o batería electrónica. El trabajo creativo es realizado por Erez y Rousso, quienes juntos escribieron y produjeron las canciones de Off The Radar, y ahora han terminado KIDS, su segundo álbum de larga duración.

La información de los tickets para los shows online, puedes encontrarla aquí.

Escucha KIDS a continuación:

Sushi Roll

Te puede interesar

Video