julio 30, 2020

Música en tiempos de ansiedad y confusión

Moby nos cuenta sobre ‘All Visible Objects’, su más reciente álbum, en sincronía con la conmoción global actual y el estreno del video de “My Only Love”.

La sociedad mundial actual se encuentra en un momento sensible donde el síntoma colectivo que persiste es el de abrazar incertidumbres. All Visible Objects, el material de estudio del neoyorkino Moby lanzado este año, resultó ser un bálsamo muy oportuno para sobrellevar la catarsis generalizada de este momento. “La música y el álbum fueron escritos en su mayoría desde el año pasado, pero el miedo o el enojo que siente la gente ahora durante el confinamiento ya existía. Si miramos atrás, nos encontraremos con que muchas personas ya habían estado lidiando con estos sentimientos, pero sí, el Covid vaya que los ha empeorado, nos encontramos dentro de una sacudida sin precedentes”, afirma el músico, compositor y productor en entrevista para Rolling Stone México. 

All Visible Objects se percibe como una evocación al contacto con la propia naturaleza humana. Notas de piano se funden orgánicamente con las voces, colores y sonidos como ecos de un mundo en movimiento, en temas cargados de profundos mensajes para una sociedad abrumada. “Los seres humanos somos una extraña y fascinante paradoja, no hay ni una sola parte de nosotros que no haya estado presente en la maravillosa fábrica del universo, sólo que no tenemos memoria de ello, no sabemos la verdad del mundo por lo que estamos en un estado de amnesia”, nos platica del tema “Separation” que habla sobre la distancia inherente que tenemos los humanos con la divinidad de la naturaleza, lo que ha permitido que no tengamos una conciencia plena de muchas de las cosas que nos rodean. “Vivimos además, en una cultura de pantallas, donde todo se desarrolla en un entorno con ellas presentes, en algún punto cuando vemos experiencias a través de pantallas perdemos noción de que son sólo eso y no una realidad física”. 

Jonathan Nesvadba

Moby alcanzó la fama mundial en 1999 con Play, una producción multi premiada que cambió su vida y el rumbo de la música electrónica para siempre. Su sonido dance combinó coros góspel, con techno e incluso blues, cautivó a más de 20 millones de personas que tienen este álbum en su colección. Luego de tan enorme producción, continuó explorando con sonidos ambient llenos de emotividad y nostalgia, que inevitablemente se convierten de manera paralela en una experiencia de sanación para quien lo escucha. El artista, sobreviviente de los excesos, nos comparte que en su vida ha lidiado bastante con la ansiedad, el miedo y la depresión. “La condición humana en sí misma es aterradora yo encuentro un profundo alivio con la música de otras personas, entonces cuando hago música de algún modo estoy recreando ese sentimiento de alivio que yo consigo a través del trabajo de otros. Para mí es muy reconfortante una gran canción de David Bowie o de Cat Stevens, aún cuando siento que mi música nunca será tan buena como la de ellos, sólo me queda todos los días intentarlo”,  agrega.

“En el futuro, la música será interesante, aún cuando cada aspecto de la música se convierta en algo extremadamente high tech, como la realidad virtual lo es, la gente seguirá amando sentarse a escuchar su canción favorita”, comenta motivado ante el posible panorama futuro para la industria de la música. “Cada parte de la creación y distribución de la música ha cambiado, pero lo que permanece es esta relación emocional que las personas tenemos con ella, yo simplemente veo que más adelante existirá una manera más colaborativa de hacer música en relación a la tecnología, puedo ver algo que involucra la creación gráfica con la creación de música”.

Te puede interesar: Se lanzará una reedición del álbum ‘New York’ de Lou Reed

El artista nacido en Harlem, perdió a su padre cuando él tenía apenas dos años, vivió con su madre entre Nueva York y Connecticut,  lugares donde adquirió fuertes inspiraciones para su trabajo musical y finalmente desde hace varios años radica en Los Ángeles. “Los Ángeles es prácticamente una ciudad mexicana, lo cual me parece maravilloso, cuando pienso en México siempre pienso en que como ciudadano estadounidense debo disculparme por el horripilante racismo que existe incluso a nivel institucional”.  Sobrino bisnieto de Herman Melville, gracias a quien se debe su seudónimo “Moby”, cuenta con familiares originarios en su mayoría de Colombia, Argentina y Ecuador, lo que lo vincula de manera estrecha a otras culturas, “Me siento mucho más identificado con otras naciones de lo que me siento con Estados Unidos, mucho en lo que se ha convertido este país no aumenta mi fe en él ni en mi patriotismo”. Platica además que se encuentra inquieto por poder regresar a México para presentar su música en vivo, pero especialmente para disculparse en persona con este país, y decir con mucha sinceridad que lo siente.

Además de la música, el artista es reconocido por su comprometido trabajo en defensa de los animales. Destina las ganancias de sus producciones musicales, así como de su restaurante vegano Little Pine, ubicado en Los Ángeles, a más de una decena de asociaciones con causas diversas, especialmente en las enfocadas en la protección de los animales y el medio ambiente. “Mi cumpleaños vegano es en noviembre de 1987, llevo 33 años siéndolo, por el bienestar de los animales y la emergencia climática. Es muy motivante ver que la gente está respondiendo cada vez más y haciendo este cambio”, nos comparte. El pasado noviembre por la celebración de su aniversario vegano, Moby sorprendió al mundo con unas fotos en su cuenta de Instagram luciendo inmensos tatuajes en los dos brazos, con la leyenda: “Animal Rights” que acompañan a dos grandes tatuajes más, en ambos lados del cuello con leyendas en pro del veganismo, demostrando que su compromiso es tal, que literalmente lo lleva a todos los niveles de su vida.

Te puede interesar: Live Aid 1985, la historia completa del día que el mundo rockeó

“Mi esperanza es que este movimiento termine sorprendiéndome del modo que el matrimonio del mismo sexo, me ha sorprendido. A principios de los años noventa, por ejemplo, nadie estaba hablando sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo, pero de pronto sucedió y ya hasta se convirtió en ley en varios países, por lo que espero que matar animales para comer siga ese camino, como algo que ha sido parte de nuestras vidas por mucho tiempo y que en un momento la gente se de cuenta que no hace sentido”. Afirma además que el beneficio del estilo de vida vegano tiene incontables ventajas, no sólo para los animales, es bueno para la salud y longevidad, la deforestación y el cambio climático; es en realidad una especie de cadena en la que todo se beneficia en el mundo. “Espero que todos nosotros lo descubramos antes de que sea demasiado tarde”.

Vinculado tan fuertemente con la naturaleza, Moby también ha encontrado la armonía conectando con la espiritualidad. El multidisciplinario artista halla diariamente la felicidad creando su arte a la par que busca la paz interna con un mantra que lo empuja a seguir adelante. “Uso la palabra más confusa en el mundo: Dios. El concepto que para mí representa Dios es la fuerza de sanación y creación, saber que hay algo más grande que nosotros, que es capaz de convertir una semilla del tamaño de la uña de mi pulgar en un secoya gigante de hasta 90 metros, para mí ese es el indicativo al que le rezo en realidad”. Y es esa sensibilidad ante lo intangible que le ha permitido seguir llegando a las capas más profundas del interior del público y sanarlas en varios niveles de su vida.

“My Only Love” es una brillante versión del tema original de Roxy Music, cuyo video presenta el horror de la deforestación tropical que resulta en la producción masiva de carne y lácteos. El álbum All Visible Objects es una combinación de temas introspectivos, de lucha y transformación, a la par que nos hace bailar al ritmo del techno que rememora a lo que se escuchaba a inicios del milenio. Mensajes diversos envueltos en 11 prodigiosos temas para reunirnos con nuestra propia magnificencia y convivir en el mundo con bondad y conciencia de las cosas que están sucediendo vertiginosamente a nuestro alrededor. Las banalidades, el consumo desmedido y el ego hambriento son síntomas de una sociedad enferma, el camino impostergable es sanar desde nosotros mismos para respetarnos y respetar así a nuestro planeta. Hoy el mundo está en pausa, es momento de hacer lo mismo y cuestionarnos sobre el cambio que queremos hacer desde nosotros mismos. El congruente trabajo de Moby lleva un mensaje desgarrador, una invitación a la reflexión y un llamado urgente a esta generación que aún está a tiempo de hacer un cambio en nuestro único amor que es el planeta que habitamos.

Mira el video de “My Only Love”, de Moby:

En este articulo: Moby
Sushi Roll

Te puede interesar

Video