abril 4, 2021

Muddy Waters, un texto escrito por Ben Harper

Si escuchas una grabación de un concierto de Muddy Waters, es como si él no estuviera ahí. Pone todo su cuerpo y toda su energía en su voz.

EXTRAIDO DE RS75, ENERO 2009

Cuando canta, algo se hace presente en la sala. Para ciertos sonidos, si no pones todo tu cuerpo en ellos, nunca llegarás a la nota, hay que usarlo todo, cualquier facultad que se tenga. Él estaba absolutamente seguro de sí mismo y era muy valiente.

Escuché a Muddy de niño, en la tienda de música de mi familia. Su barítono siempre sobresalía, no sólo sobre otros cantantes de blues, sino sobre todas las voces y estilos musicales que yo escuchaba. Su voz me caló hondo y no me ha dejado nunca. El disco que puse hasta la saciedad fue Hard Again. Ese disco ha estado repitiéndose toda mi vida. También Electric Mud, que fue mi referencia cuando estaba haciendo mi álbum con The Blind Boys of Alabama.

Recientemente, he estado tocando “Hoochie Coochie Man”en mis conciertos. Lo diré: me lanzo a ella con la intención de hacer mi mejor imitación de Muddy Waters, honestamente. Trato de excavar en es parte grave de mi alcance vocal, y no hay ninguna razón para hacerlo diferente a como él lo hizo.

Una canción como “Mannish Boy”es al blues lo que “Purple Haze”es al rock. Y la voz de Muddy lleva la canción entera, no hay cambios musicales. Es, de alguna manera, hip-hop… antes de que existiera el hip-hop. Te agarra del cuello. Si no te emociona escuchar eso, tengo mucha curiosidad por saber qué es lo que te emociona.

En este articulo: Muddy Waters
Sushi Roll

Te puede interesar

Video