marzo 11, 2021

México aprueba uso de la marihuana: ¿qué significa y qué no?

Los diputados aprobaron el proyecto de ley para regular la mariguana en el país, pero esto no implica una legalización total. Como siempre, lo importante está en los detalles.

El país dio un gran paso por la despenalización y legalización de la producción y consumo de la marihuana. Con 316 votos a favor, 129 en contra y 23 abstenciones, la Cámara de Diputados aprobó el dictamen que regula el uso recreativo de cannabis en México, que será enviado de vuelta al Senado—donde casi con total seguridad se ratificará antes del 30 de abril—y después al presidente, quien deberá promulgar la nueva ley. Esto convertirá a México no solo en uno de los muy pocos países en el mundo en regular el consumo, producción y comercialización de marihuana, sino en el mercado legal más grande de ésta.

El efecto que esta ley puede tener a nivel internacional—particularmente para Estados Unidos—es sumamente importante, pero por ahora enfoquémonos en lo que significa para nuestro país. Es un avance significativo, sí, pero no se ha liberado por completo. La palabra clave es precisamente regulación. A grandes rasgos, tendrá un estatus bastante más restringido que el tabaco, un poco más cercano (en algunos aspectos) al del alcohol, pero mucho más libre que el de otras sustancias. No se podrán cargar las cantidades que uno quiera y mucho menos comprarla en cualquier lugar, pero se han aprobado detalles importantes que vale la pena repasar.

Consumo

Aunque desde 2018 el consumo y posesión de hasta 5g de cannabis se encontraba despenalizado en el país, este nuevo proyecto de ley contiene modificaciones importantes. La cantidad máxima que se permitirá portar individualmente es ahora de 28g (una onza), y cualquier exceso hasta los 200g será penalizado con una multa que podrá llegar aproximadamente a los 10 mil pesos. Arriba de los 200g se considerará narcomenudeo (o narcotráfico si excede los 28kg) y podrá llevar penas de cárcel. Se podrá consumir en cualquier sitio donde se permita también el humo de tabaco, con excepción de lugares de trabajo, escuelas, y espacios públicos con presencia de menores.

Cultivo

Se permitirá a las personas contar con hasta seis plantas de marihuana en sus casas para consumo personal, o un máximo de ocho si es más de un consumidor por vivienda. Para esto se deberá contar con un permiso emitido por la Comisión Nacional de Adicciones (Conadic) que tendrá que ser renovado anualmente. También se otorgarán licencias para asociaciones de cannabis—de máximo 20 miembros—que permitirá el cultivo de hasta 50 plantas para consumo de sus socios sin fines de compra/venta.

Producción y comercialización

La Conadic será también quien expida licencias para productores de cualquier tamaño que quieran comercializar la marihuana cosechada, y se permitirá a una misma empresa producirla, distribuirla y venderla. Sin embargo, se espera que su venta se permita únicamente en establecimientos especializados y posiblemente se regulen las cantidades que se pueden adquirir. En este momento no existe más información al respecto, pues las especificaciones para su venta al público deberán esperar a los lineamientos que establezca la Conadic una vez que se apruebe la ley.

¿Qué implica entonces?

A pesar de lo importante de este avance, es mejor tomarlo con cautela. No esperen—al menos por ahora—un cambio radical en cuanto a la presencia de productos de cannabis, y mucho menos se confíen para su compra y venta. Es importante recordar que varios aspectos continuarán penados por la ley. De hecho, distintas organizaciones a favor de la legalización criticaron el poco alcance de este proyecto de ley, ya que consideran que aún se criminaliza—al menos parcialmente—la posesión de cannabis, se establecen trabas operativas innecesarias como las licencias para autocultivo, y posiblemente se beneficie a grandes empresas por sobre pequeños y medianos agricultores.

De igual forma, debe considerarse que es un primer paso significativo, especialmente dado que México será apenas el tercer país—uniéndose a Canadá y Uruguay—en legalizar la marihuana en todo su territorio. Además, esta ley muy probablemente sea reformada con el paso de los años, eliminando obstáculos que resulten ineficientes y permitiendo más libertades de forma gradual. Poco a poco, pero parece que México avanza en la dirección correcta en este tema.

En este articulo: mariguana
Sushi Roll

Te puede interesar

Video