Septiembre 01, 2019

Los secretos de la portada de 'Abbey Road'

El director de arte de Apple Records, John Kosh, trabajó en la creación de una de las portadas más reconocidas del rock.

POR David Browne

Hace 50 años, John, Paul, George y Ringo cruzaron una calle de Londres para una sesión de fotos que se convertiría en la portada de su próximo álbum, Abbey Road. Pero para John Kosh, el director de arte de Apple Records, tuvo que convertir aquellas tomas en esa portada. Ese fue sólo el primer paso para crear una de las más reconocidas del rock 

 

En 1969, Kosh era lo que él llamaba el "director de arte creativo" para Apple Records, el sello de The Beatles y tenía una oficina en el primer piso del edificio. Ya había diseñado el álbum y las portadas individuales para John Lennon (incluyendo la de Unfinished Music No. 2: Life with the Lions de él y Yoko Ono) y otros artistas de Apple. Había sido testigo de cómo Lennon y McCartney grababan "The Ballad of John and Yoko", viendo cómo los dos supuestos némesis se divertían tocando todos los instrumentos. "Paul estaba en la batería, John estaba haciendo la voz principal, después Paul tocó el bajo", recuerda. "Fueron dos chicos divirtién dose mucho; ¡pero se suponía que no se hablaban entre ellos! Era casi como si estuvieran de vuelta en Hamburgo".

 

Cuando tuvo que trabajar para la de Abbey Road, Kosh había escuchado las historias confusas que existían de la banda y ya había diseñado lo que sería el próximo y último álbum, en ese entonces llamado Get Back. Como seguiría del White Album, a Kosh se le ocurrió tener cuatro retratos separados de los integrantes contra un fondo negro para contrastar. "Se estaban desmoronando y se suponía que esa iba a ser su última apuesta", dice. "Así que un álbum negro fue mi respuesta al White Album. Se suponía que era lo último que iban a hacer. ¡Estaba equivocado!" (cuando el álbum finalmente se dio a conocer al año siguiente, lucía la misma idea pero con un nuevo título: Let It Be).

 

Efectivamente, Kosh estaba en un día del verano de 1969 en Apple cuando él y el jefe publicitario, Derek Taylor fueron invitados por Lennon para escuchar un acetato recién hecho en el estudio ubicado en el sótano del edificio. "¡Era el Abbey Road!", dice Kosh. "Estaba sentado ahí, escuchándolo. Muy pocas personas lo habían escuchado en ese momento. Cuando sonó "I Want You (She’s So Heavy)", casi me desmayo. Era muy buena".

 

Con Abbey Road ahora reemplazando a Get Back en el calendario de lanzamientos, Kosh tuvo que idear rápidamente una nueva portada, como recuerda, en cuestión de dos días. "Teníamos una fecha límite", dice. "Tuvimos que ir a la imprenta, el álbum llegó tarde y nos enfrentamos a todo eso".

 

El diseñador recordó las tomas que el fotógrafo Iain Macmillan (quien murió en 2006) había tomado fuera de los estudios de Abbey Road y sabía que el álbum llevaría el nombre de esa calle. En una decisión rápida y crucial que resonaría durante décadas, Kosh decidió no usar el nombre de la banda en la portada y dejar que la foto hablara por sí misma. "Si no conocías a The Beatles para ese entonces, ¿dónde habías estado?", dice.

 

Según Kosh, John Lennon, Ringo Starr y George Harrison firmaron para aceptar la idea, al igual que el jefe de Apple Corps y el confidente de The Beatles, Neil Aspinall. Kosh no recuerda la reacción de McCartney ante la ausencia de su nombre, pero todavía tiene recuerdos sorprendentes de una llamada a media noche de Sir Joseph Lockwood, quien dirigió el sello corporativo de The Beatles, EMI. "Escuché una serie de regaños que fue impresionante", dice Kosh. "Dijo que destruiría a The Beatles porque no puse el nombre de la banda en la portada y nadie compraría el álbum. Estaba temblando después de esa llamada" (Peter Brown, asociado y comanager de The Beatles desde hace mucho tiempo no recuerda de que Lockwood hubiera estado enojado con la banda, por lo que sus comentarios sobre Abbey Road pudieron haber sido una excepción).

 

Como rememora Kosh, fue a trabajar a la mañana siguiente y por casualidad, Harrison también estaba allí a una hora inusualmente temprana. Cuando Kosh le comentó de esa llamada, Harrison la desestimó, dándole el visto bueno a Kosh y Abbey Road sería liberado al mes siguiente con su visión original: sin nombre de la banda ni título en su portada.

 

Kosh recuerda lo divertido de los análisis y las teorías de conspiración que siguieron, comenzando con los rumores de que "Paul está muerto" por las supuestas pistas en la foto. Rememora haber estado en la oficina cuando un ejecutivo de Apple llamó a McCartney en Francia para asegurarse de que estaba vivo; "Vete a la mierda", dijo McCartney, colgándole el teléfono.

 

Kosh, quien vive en Los Ángeles desde 1973, diseñó las portadas de Hotel California, Who’s Next y muchas otras de esa época. Pero su trabajo en Abbey Road se distingue. Seguramente la más parodiada de todos los tiempos, recreada por Kanye West, Red Hot Chili Peppers, George Benson, Booker T. & The MG’s, Plaza Sésamo, el rapero Chubb Rock y el propio McCartney, entre otros.

 

"No estás diseñando un icono cuando la estás haciendo", dice. "Estás pagando la renta y divirtiéndote. Recuerdo haber visto la de Red Hot Chili Peppers y pensé: ‘¡Dios mío!, ¿qué tan genial es eso?’. Fue emocionante para mí que la gente se riera y me molestara", finaliza Kosh. 

 

 

pressreader MAGZTER