Suscríbete  
Marzo 12, 2019

Los cinco momentos clave del Vive Latino

El festival ha pasado por muchos cambios y etapas que lo han consagrado como el evento musical más grande de México.

POR Uriel Monterrubio

momen

Este próximo fin de semana el Vive Latino celebrará su vigésima edición. Año tras año y desde su debut en 1998, este festival se ha convertido en uno de los eventos culturales más importantes de Iberoamérica. Durante su historia, el Vive Latino ha ofrecido una gama impresionante de talentos y expresiones artísticas de toda índole, transformando para siempre la industria musical y la forma de percibir y crear los eventos culturales en toda la región.

Para celebrar el legado del Vive Latino, presentamos cinco momentos claves que hicieron de este, el festival más grande de Iberoamérica.

 

EL NACIMIENTO DEL VIVE LATINO

Latinoamérica siempre ha sido cuna de grandes talentos, pero antes de la llegada del Vive Latino y otros festivales pioneros, los espacios para que estos artistas pudieran expresarse libremente eran muy escasos. La necesidad de crear e impulsar este tipo de plataformas fue lo que motivó a Jordi Puig y otras mentes creativas a desarrollar el Festival Iberoamericano de Cultura Musical Vive Latino. La primera edición se llevó a cabo el 28 y 29 de noviembre de 1998, encabezada por artistas de toda la región como Molotov, Illya Kuryaki, Aterciopelados, Café Tacvba, La Maldita Vecindad, El Tri y Miguel Ríos, este último siendo el primer convocado de aquella legendaria ocasión. Fue así cómo nació uno de los festivales más icónicos e influyentes de Iberoamérica, el cual ha logrado tener impacto más allá de sus fronteras.

 

 


EL FESTIVAL ATRAVIESA LAS FRONTERAS DEL IDIOMA


Aunque los organizadores del evento no estuvieron del todo conformes con los resultados de la primera edición, sabían que el festival tenía un enorme potencial que no podía desperdiciarse. Es por ello que dos años después de su debut decidieron arriesgarse a crear una segunda edición. A diferencia de lo que se suele pensar el Vive Latino nunca tuvo como regla el incluir sólo talento hispanohablante dentro de sus lineups. En realidad, los organizadores deseaban ver crecer el proyecto de la mano de artistas provenientes de todas partes del mundo, sin importar el idioma que hablaran. Fue así que en el año 2000 se confirmó la participación de las dos primeras bandas de habla no hispana en la historia del festival: Fishbone y The Wailers. Esta edición, celebrada el 11 y 12 de noviembre, fue encabezada por Jaguares, Los Fabulosos Cadillacs, Molotov y Enrique Bunbury. Así fue como el Vive Latino comenzó a crear su propia identidad.

 


PORQUE DOS NO SON SUFICIENTES…


A pesar de que en ediciones anteriores se habían incluido algunos escenarios más pequeños para los actos de música electrónica, rap y hip hop, la edición del 2004 fue la primera en contar con tres escenarios principales, una idea completamente innovadora para la época. Fue así cómo el joven Vive Latino comenzó a madurar y a consolidarse, yendo más allá de los estándares que el mismo festival había creado. Esta también fue la primera vez que un escenario principal (el rojo, en este caso) fue cerrado por un talento de habla no hispana: The Mars Volta. En los otros dos escenarios se presentaron bandas como Los Auténticos Decadentes, Zoé, Santa Sabina, Fobia y Babasónicos. El estándar de calidad manejado por el festival era altísimo e incomparable en esos días, la introducción de talentos de todas partes del mundo era cada vez más frecuente, parecía que el Vive Latino había alcanzado el cenit de los espectáculos masivos, o eso parecía hasta que llegó el año 2010.

 

 


TRES DÍAS DE FIESTA… CON UN TOQUE TROPICAL


2010 marcó una nueva etapa para el festival. Fue en esta decimoprimera edición que el Vive Latino expandió su oferta a tres días llenos de nuevas propuestas musicales de géneros nunca antes vistos dentro del formato del evento, comenzando el 23 de abril con la Ópera Rock de José Fors homenajeando la figura de Frankenstein y dos DJ sets que hicieron bailar al público durante la primera noche. Al día siguiente, la programación habitual volvía a sintonizarse con presentaciones de Rise Against, Ely Guerra, Austin TV, Deftones, Mägo de Oz, She's a Tease y DLD. En el tercer y último día, Panteón Rococó, Calle 13, Empire of the Sun, Rodrigo y Gabriela y Liran Roll se colocaron como algunos de los actos más memorables de esta edición. Otro punto de inflexión fue la participación de Celso Piña, que abrió el paso a que músicos de otros géneros folclóricos y tropicales se hicieran de un espacio dentro del Vive Latino en las siguientes ediciones como Los Ángeles Azules y Los Tigres del Norte. Este año, Intocable hará su debut en los escenarios del VL.

 

 


QUINCE AÑOS DE MÚSICA


Durante los años siguientes, el esquema de tres días se consolidó y se perfeccionó. Para 2014, el Vive Latino ya era parte inherente de la cultura contemporánea de México. Un año antes, Blur, Los Fabulosos Cadillacs, Yeah Yeah Yeahs, Tame Impala y decenas de artistas más, formaron parte de una memorable edición del festival, consagrando al Vive Latino y a México como uno de los destinos obligados para cualquier banda y fan del mundo. Para entonces, la oferta de festivales musicales en México se encontraba en pleno crecimiento.  Muchas de estas nuevas propuestas presentaban una alternativa más enfocada a satisfacer los gustos por géneros. Ante esto, ¿qué más podía ofrecer el Vive Latino?, ¿qué escalón faltaba por pisar? La respuesta fue una edición de cuatro días para celebrar su decimoquinto aniversario del 27 al 30 de marzo. Contando con las bandas que le dieron forma al festival desde sus inicios como Julieta Venegas, Enanitos Verdes, Ely Guerra y la Maldita Vecindad y presentando actos que causaron mucho revuelo y controversia como Pablito Mix, Los Tigres del Norte y Sonido La Changa, hasta llegar a a aquellas de renombre internacional como AFI, Nine Inch Niles, Twenty One Pilots y Placebo. Las festividades de los quince años del Vive Latino fueron cuatro días donde la música explotó en todas sus formas, tamaños y colores. Esta ha sido la celebración más grande que el festival ha ofrecido en sus 20 años de historia, demostrando que la música es la mejor excusa para unir a las personas.

 



Durante los días 16 y 17 de marzo se celebrará la vigésima edición del Vive Latino con un cartel encabezado por Caifanes, Café Tacvba, Santana, Foals, The 1975, Korn, Bunbury, El Tri, Snow Patrol, Editors y muchos más. Te mostramos algunas imágenes de lo que se vivió el año pasado en este maravilloso festival.

 

 

 

 

 

pressreader MAGZTER