Aves de presa (y la fantabulosa emancipación de una Harley Quinn) es uno de los diseños cinematográficos más extraños que encontraremos en cartelera esta temporada. Existen varias razones para sustentar esta aseveración. Se trata de una película de superhéroes escrita, producida, dirigida y estelarizada exclusivamente por mujeres. Aunque puede leerse de manera frívola como un título oportunista, considerando el panorama con respecto a la lucha por la equidad de pago de género en Hollywood o por la perspectiva con respecto a las distintas denuncias de acoso sexual dentro de los espacios laborales o domésticos, este proyecto se ha trabajado desde hace algún tiempo. Por otro lado, la película corresponde a indagar en una de las personalidades más inusitadas dentro del mundo de los cómics, la demente Harley Quinn.

Detrás de todo esto se encuentra esa fuerza de la naturaleza llamada Margot Robbie, quien ya había caracterizado a este personaje en Escuadrón suicida (2016). A pesar de las condiciones que intervinieron en la película, dejó un sabor semiamargo entre los seguidores de los cómics y en los productores del proyecto, pues muchos estuvieron en desacuerdo con la interpretación que David Ayer hizo con la anécdota de las aventuras de este equipo de infames antihéroes. Sin embargo, otros aplaudieron la oscura apreciación que hizo el director, pero imperaron sus medianos resultados en taquilla. Contradictorio a este panorama, fue donde nació la idea de producir una película independiente estelarizada por Harley Quinn (uno de los escasos roles dominantes en la historia), y un batallón conformado exclusivamente por féminas.

Mujeres al borde de un ataque violento

Uno de los tantos objetivos coyunturales que podemos encontrar en el universo de los cómics es, básicamente, hacer entender al joven lector que los problemas cotidianos y esos agobiantes sentimientos, de percibirse como un personaje ajeno a los demás, forman una parte insignificante dentro del vasto universo. Pero, al encontrar esa fuerza íntima que todo humano posee, se sufraga contra la injusticia de una manera colectiva. Finalmente, sobre eso va Aves de presa (y la fantabulosa emancipación de una Harley Quinn). “¡Qué orgullo que una mujer de mi edad todavía pueda patear traseros!”, escuchamos decir por casualidad a Rosie Perez, quien forma parte del exclusivo ensamble femenino protagonista de esta película. 

Rolling Stone México tuvo la oportunidad de visitar en exclusiva el set de filmación de esta esperada producción en Los Ángeles, California, por lo que nos trasladamos a un foro donde se construyeron elaboradas escenografías, entre ellas una Fun House, una casa de espejos de feria derruida y abandonada donde se rodaría una ardua secuencia de acción. El equipo de producción nos dejó transitar por la periferia de la escenografía puesto que se encontraba en pleno proceso de construcción. “Has venido a visitarnos en un día correcto. Hoy tenemos la realización de una secuencia donde hay mucha acción involucrada independientemente que verás al elenco estelar completo”, nos dice Margot Robbie al arribar al lugar, ocupando meritoriamente el lugar de la anfitriona de la velada.

En busca de oportunidades para otras actrices

Con tan sólo 29 años de edad, Margot Robbie se ha convertido en una de las figuras más poderosas de Hollywood. Su talento interpretativo, evidente belleza, pero sobre todo su inteligencia, la han convertido en un personaje fundamental en la industria. Como simple muestra, basta mencionar El escándalo, en donde comparte créditos con Charlize Theron y Nicole Kidman, entre otros. ¿La temática? El exposé de las demandas de acoso sexual imputadas a Roger Ailes (John Lithgow en la cinta), presidente de Fox News.

Robbie no solamente se ha conformado en convertirse en una actriz “de moda”, sino en un motor que generó distintos proyectos con la oportunidad de aproximarse a temáticas demasiado “riesgosas” para los estudios cinematográficos, o buscando coincidencias laborales para otras actrices.

Aves de presa simplemente es un proyecto íntimo que nace a partir de la pasión que Margot siente por el personaje que caracterizó en Escuadrón suicida, y cuya idea surge precisamente, en aquella primera ocasión que la interpretó. La realización de la misma corre a cargo de Cathy Yan, quien habría dirigido Dead Pigs (2018) y una serie de cortometrajes, trabajos que se convirtieron en sus credenciales para obtener el cargo de la dirección de este proyecto.

“La concepción de hacer esta película nace en el 2015, por lo que nos ha llevado algo de tiempo el poder convertirla en una realidad. Surgió básicamente en el rodaje de Escuadrón suicida. El objetivo principal fue hacer una producción estelarizada exclusivamente por mujeres y que tuviera una clasificación C, o sea, un relato totalmente adulto, que fuese una historia sin condescendencias, por lo que te puedo asegurar que se explorará a estos personajes de una manera mucho más realista y oscura de lo que comúnmente vemos en la pantalla”, declara Robbie, quien siempre ha considerado que existe la necesidad de hacer un retrato mucho más descarnado de los superhéroes que protagonizan las superproducciones de la temporada.

Durante nuestra visita al set, nos percatamos que Harley Quinn está soltera. Ha roto sentimentalmente con Joker, por lo que vive un periodo de soltería que quiere compartir con un grupo ecléctico de amigas y compañeras, algunas, de las cuales, tienen un carácter igualmente de retorcido y tortuoso que ella.

“Como actriz, soy de las intérpretes que disfruta mucho trabajar con compañeras talentosas y Aves de presa me ofrecía esa oportunidad. Como propósito profesional, puedo contar que he leído todos los cómics protagonizados por ella, porque me parece un personaje de lo más complejo y divertido. Harley Quinn es pura alegría y cachondeo, y todo esto influye a que se convierta en una misión sumamente atractiva para cualquier actriz pues, prácticamente, puedes hacer todo lo que se te ocurra en una sola escena. Confieso que nunca me he divertido tanto como cuando la estoy interpretando”, añade la actriz australiana, sobre los beneficios que puedes tener como intérprete al caracterizar un rol como el de Harley Quinn.