Octubre 23, 2019

La impasibilidad de The Kooks

A un año del lanzamiento de 'Let's Go Sunshine', platicamos con Luke Pritchard sobre su más reciente disco y sus 15 años de trayectoria.

POR Pablo Monroy

Chucho Contreras

"Creo que ahorita estamos en una etapa en la que ya no nos importa un carajo", así describe Luke Pritchard en entrevista para Rolling Stone el momento actual de la banda, "hemos pasado por muchas cosas, cuando has hecho tantos álbumes llegas a un punto en el que no te preocupas tanto por lo que estás creando, sólo lo haces. Creo que podemos hacer lo que sea, lo cual es emocionante".

 

En agosto de 2018, The Kooks estrenó Let’s Go Sunshine y a poco más de un año, Luke se encuentra satisfecho con lo que este álbum ha dejado para la banda. "No puedo creer que ya pasó un año, qué emocionante. Creo que hemos tenido una gran experiencia, hemos dado muchos shows geniales con este disco. Pienso que es un momento asombroso para nosotros. Recordamos nuestras raíces, queríamos hacer un álbum real de rock & roll guiado por lo acústico y creo que lo logramos".

 

Desde Inside In/Inside Out, The Kooks ha sabido mantener un equilibrio entre lo tranquilo y lo energético. "Ese balance es importante para mí, creo que hay una grandeza en ser emocional, por eso soy abierto cuando escribo. Me gusta la música melancólica, es probablemente lo que más escucho". Y Let's Go Sunshine también cumple con esta característica. 

 

Let’s Go Sunshine es un álbum que engloba los estilos musicales que el conjunto de Brighton ha utilizado desde sus inicios. Es un material que integra lo que ya conocíamos de The Kooks, sin embargo, esto le abre las puertas a los músicos ingleses para presentar una faceta divergente. "Crear este disco fue la movida correcta, es un álbum integral. Creo que nos ha colocado en un lugar en el que ahora podemos explorar y hacer un LP diferente. Probablemente acabemos haciendo algo más experimental".

 

Con 15 años de trayectoria, la banda ha podido mantenerse vigente y adquirir una nueva base de fans jóvenes que empiezan a identificarse con las melodías escritas por Pritchard. "Además de que tenemos una base de fans increíblemente leal, tenemos una audiencia nueva y creo que eso es muy emocionante, los adolescentes descubren nuestros álbumes y les gustan". En estos años, la lección más grande que Luke ha aprendido con The Kooks es que tienes que mantener la chispa prendida en todo momento. "No puedes aburrirte y dejar de sentirte inspirado, tienes que ponerte en una situación en la que sigas intentando cosas nuevas y que no caigas en tu zona de confort". Sin embargo, eso no garantiza nada. "No son matemáticas, sólo tienes que hacer lo que creas correcto".

 

The Kooks sigue haciendo música sin pensar mucho en lo que opinen los demás, están en una etapa de impasibilidad en la que simplemente siguen haciendo lo que les gusta sin preocuparse sobre lo que pueda pasar, y les funciona. Aunque la banda se vio obligada a cancelar sus shows en nuestro país debido a una lesión de espalda de Luke, seguramente nos visitarán pronto y podremos escuchar las canciones de Let's Go Sunshine junto con los éxitos de la banda inglesa en tierras mexicanas una vez más. 

 

pressreader MAGZTER