Bahidorá es un festival que se caracteriza por juntar a la música, el arte y la naturaleza en un lugar donde lo más importante es disfrutar la vida. Con más de siete ediciones, no cabe duda que este evento se ha convertido en uno de los conciertos favoritos de México.

Año con año, miles de personas viajan a la paradisiaca locación de Las Estacas para disfrutar de propuestas musicales innovadoras y unirse con el entorno natural.

Bahidorá nació en 2012 cuando Iñigo Villamil, director ejecutivo de Distrito Global y sus amigos organizaban diferentes eventos a nivel local. Con el paso del tiempo Villamil y compañía pensaron en agrandar este tipo de espectáculos. "Queríamos crear una experiencia distinta para nuestra comunidad, algo que no existía en México", mencionó Iñigo en una entrevista.

Aunque en un principio no estaban seguros si el festival lograría conseguir la fama necesaria para poder realizarse, ellos comenzaron con el proyecto. "Decidimos apostar y hacer algo grande e importante para generar un impacto en nuestra comunidad".

Luego de un exhaustivo trabajo Bahidorá pudo hacerse en una realidad. Su nombre surge de la etimología, "Bahía de Ardora", la cual hace referencia a los Mares de Ardora, un hermoso fenómeno natural en el que organismos marinos emiten luz propia al hacer contacto unos con los otros.

La esencia del concierto era algo simple, juntar a personas que amarán toda clase de géneros musicales y que se interesarán por el medio ambiente.

En 2013 se realizó la primera edición del carnaval, en ese entonces con un lineup de sólo 13 actos y un escenario, Astro, Soul Clap y Gold Panda musicalizaron esta celebración. Bahidorá comenzó un legado musical que lo ha posicionado como uno de los eventos más esperados. A diferencia de otros festivales, se destacaba por contar con una zona de camping donde los asistentes podían descansar y dormir dentro del concierto.

Un año después de su primera edición, este carnaval contó con la participación de 14 actos, incluyendo a Bob Moses, TOKiMONSTA, Bomba Estéreo y Classixx. Sorprendentemente este mismo año las redes sociales del festival crecieron de una manera inigualable. 10 mil seguidores en Facebook eran el reflejo de una primera edición que logró captar la atención de todo México. Bahidorá 2014 era la prueba que Iñigo Villamil necesitaba para saber que su concierto se quedaría en México para hacer historia.

 

Para su tercera edición, Bahidorá se convirtió en un festival de dos días. Por supuesto, esta decisión ayudó a que creciera la cantidad de asistentes por año. El evento se había transformado en una experiencia de todo un fin de semana donde la fiesta duraba por más de 24 horas seguidas.

Con la participación de De La Soul, Kindness, Dam Funk, Modeskeletor y Mac Demarco en este fin de semana Bahidorá demostraba que no importaba que el carnaval no se especializará en un solo género musical. Lo más importante era disfrutar de la música y abrirse a conocer nuevos sonidos y artistas.

Debido a que el evento se realiza en un spot que pertenece a la ecológica estatal de Sierra de Montenegro, Iñigo Villamil y compañía sabían que con el paso del tiempo, el escenario de Bahidorá atraería más asistentes. Estando conscientes de esto, los organizadores del festival empezaron a pensar en el impacto ambiental que podrían generar.

A la par de un crecimiento de talento en los carteles, Bahidorá comenzaba a incorporar diferentes medidas para limitar sus emisiones de carbono. 2016 y 2017 fueron las dos ediciones que marcaron un antes y después en la historia del concierto.

Acid Pauli, BadBadNotGood, Sotomayor, Sonido Gallo Negro, Quantic, Teen Flirt, Tomash, Escort, Beacon, Rhye, The Internet, y Satori eran algunos de los actos que se presentaron en 2016. En ese momento Bahidorá ya contaba con un gran apoyo por parte de varios promotores y seguidores y esto les permitió dividir a los actos en tres escenarios: Escenario Central, Asoleadero y Dance Floor.

En 2017 el festival tuvo su momento que para muchos es considerado ahora un highlight, Mac Miller se presentó en el escenario principal. Jessy Lanza, Kali Uchis, Princess Nokia, Gramatik, Fkj y otros también fueron parte de esa edición; Iñigo Villamil veía al festival de sus sueños convertirse en una realidad y sabía que era momento de agradecer la confianza de los ávidos asistentes del festival y decidió añadir un warmup el día viernes.

Además, Bahidorá decidió agrandar su zona de campamento, para garantizar una mayor comodidad. Por si fuera poco, él carnaval agregó al Hotel Bahidorá un espacio ubicado en el Hotel Hacienda Cocoyoc donde los asistentes podían disfrutar de un espacio lleno de comodidad y privacidad muy cercano al festival.

Además de los tres escenarios ya conocidos el festival agrego a La Onda Sound System, un espacio donde los Dj Sotofett y Florentino & Platt hicieron bailar a cientos de personas con géneros underground como el techno, house y Global Bass.

Estos lineups hicieron que el festival creciera en cuanto a cantidad de asistentes y esto trajo una mayor cantidad de basura. Es por esto que Bahidorá comenzó ha desarrollar un programa de autosustentabilidad con el que buscan reutilizar todo el desperdicio del evento. Según los organizadores, una de las metas a futuro del concierto es convertirse en un show 100% sustentable.

En 2018 Green Music Initiative entregó al festival un reconocimiento donde premiaba el interés del evento por el medio ambiente. GMI es una empresa que recompensa los esfuerzos y estrategias ambientales que implementan los festivales musicales.

Por si fuera poco, Bahidorá cuenta con un programa de responsabilidad ambiental el cual es realizado junto con la empresa Impact0. Juntos diseñan y desarrollan una estrategia para medir, regular, evaluar y limitar el daño a la naturaleza.

Para 2019 Bahidorá vuelve a evolucionar. En esta ocasión el concierto contó con la participación de una gran cantidad de artistas incluyendo a Roosevelt, Honey Dijion, Channel One System, La Garfield, Som Bit, The Field, Los Músicos de José entre otros.

Con el paso del tiempo Bahidorá ha crecido en diferentes aspectos, hoy en día el festival no sólo es algo musical. Pláticas de consciencia, yoga, meditación, limpias energéticas, talleres, cinema y hasta la Playa American Eagle han convertido al carnaval en un evento único en su especie.

Aunque la Playa American Eagle no es considerada como un escenario grande, se ha destacado por el ambiente que logra crear. Un espacio pequeño donde la gente baila a las orillas del río mientras el calor y la naturaleza crean una vibra única y agradable. Little Jesus, San Juan Project y Camilo Séptimo son algunos de los artistas que han transformado a este lugar en un escenario donde la música es lo más importante.

La octava edición del Festival Bahidorá se llevará acabo este próximo 14, 15 y 16 de febrero y como ya es de costumbre este año el festival regresa con un cartel increíble. Masters at Work, Theo Parrish, Erykah Badu, Goldlink, David August, Ibibio Sound Machine, Teto Preto, Sotomayor, serán algunos de los actos presentes en este 2020.

En el caso de La Playa American Eagle, Noah Pino Palo y Daniela Spalla serán los dos actos que se estarán presentando. Debido a la gran calidad de artistas que se presentan en La Playa AE, podemos estar seguros de que este escenario continuara creciendo y seguirá creando experiencias únicas e inigualables.

Los boletos para Bahidorá aún se encuentran disponibles en Etapa Dos, para compra de entradas, puedes visitar el siguiente link.

Precios por entrada (sin cargo por servicio):

2 Días: $1,790
3 Días: $1,990