julio 28, 2020

Kansai Yamamoto: un Japón de color y textura

El legendario diseñador falleció a los 76 años, pero dejó un legado importante en el mundo de la moda, la música y el entretenimiento.

 Kansai Yamomoto, el extravagente diseñador que ayudó a llevar la moda japonesa al resto del mundo, falleció a los 76 años el 21 de julio a causa de leucemia aguda. A pesar de que el renombre de Kansai no fuera tan fuerte como el de sus contemporáneos, el diseñador fue clave para que la moda japonesa arrivara a la industria occidental, siendo uno de los primeros diseñadores japoneses en presentar su colección en Londres. 

Kansai llamó la atención de la industria gracias a los cortes de su ropa, las texturas extravagantes y los colores vivos que combinaba con impresiones textiles propias. Su primera colección fue llamada “Explosión de Tokio” por la revista Harpers & Queen, y poco después comenzó a trabajar figuras sumamente extrovertidas de la industria musical. Entre ellos, Elton John, Stevie Wonder, y David Bowie, cuyo mutuo amor por la “moda radical” culminó su relación creativa desde el 1973. “El color es como el oxígeno que ambos respiramos en el mismo espacio”, explicó tras la muerte de Bowie, explicando su relación y cómo diseñaron juntos a su alter ego, Ziggy Stardust. “Tener a Bowie sentado en esos globos aerostáticos, cantando sus canciones, era mi sueño”.

Yamamoto siempre fue apasionado por diseñar ropa sin género. Durante la exposición “Davis Bowie Is” en el Museo de Brooklyn en el 2018, Kansai recordó el momento en el que el productor de Bowie le pidió ir a Radio City Music Hall en Nueva York, donde Bowie comenzó su concierto sobre una bola disco. El cantante ya llevaba dos años utilizando los dieses de Kansai, y éste comenzó a diseñarle trajes personalizados en el 1973, incluida la gira Aladdin Sane. “Llevé a cabo los trajes de Bowie como si estuviera diseñando para una mujer”, explicó. “Sin cierres en el frente (…) la gente siempre quiere originalidad. Ese es el futuro”.

Te puede interesar: ‘Blood Origin’ será la precuela de ‘The Witcher’.


David Bowie y Kansai Yamamoto in Tokyo, 1973 – The Brooklyn Museum / Masayoshi Sukita

“La energía humana no tiene límite”: La motivación de Kansai.

Kansai Yamamoto alguna vez comentó que la moda no era una profesión que recomendara. Sin embargo, a él se le presentó de forma natural. El diseñador nació en Yokomoha en el 1944, un año antes de que la ciudad fuera bombardeada. Fue enviado a una casa hogar tras el divorcio de sus padres cuando tenía siete años, viajando a Tokio junto a sus hermanos menores (de tres y cinco años) hasta terminar en la provincia Kochi. Estudió ingeniería civil, dejó la carrera en el 1962 y se dedicó a estudiar inglés en la Universidad Nippon. Después, aprendió por sí solo a diseñar ropa. “La energía humana no tiene límite”, repetía desde la apertura de su negocio, Yamamoto Kansai Company, fundado a sus 28 años, el mismo año que su primer show en Londres.

El interés por las artesanías y vestimentas tradicionales japonesas permitieron a Kansai resaltar, basándose frecuentemente en su amor por el color y la extravagancia, bajo el ideal budista, wabi-sabi: “La belleza en la imperfección, la modestia y los materiales humildes”. “Me desagradaba y me resistía a la ropa ‘cuadrada’, cuya cualidad yacía en sus telas caras y buenas costuras”, comentó a la autora de The Creative Crackly Edge: Emerging Individualism in Japan, Kuniko Miyanaga, “el diseño es la autorrealización”.

Continuó diseñando ropa de proporciones exageradas durante los setentas y ochentas. En el 1975, abrió el camino a la escena internacional para diseñadores japoneses como Rei Kawakubo y Yohji Yamamoto – que actualmente son sumamente reconocidos – al mostrar su colección por primera vez en París, y abrir su primera boutique en el corazón de la moda dos años después.

El estilo teatral de Kansai continuamente se inspiraba en todos los periodos históricos de Japón, y se volvió una tendencia. A partir de los noventas, Kansai se movió hacia un estilo más grunge y simple pero, inconforme, hizo que sus pasarelas crecieran en creativdad, contando con escenografías gigantes que resaltaban sus trajes. Presentó su colección final en el 1992, y comenzó a organizar Super Shows, en los que sus diseños se veían acompañados de más de 250 invitados anualmente, desde Tyga, hasta el director de cine Yusuke Iseya.

Tres años atrás, el diseñador fue contactado por Nicolas Ghesquière para crear trajes que se presentarían en la colección del 2018 de Louis Vuitton en Kyoto. A pesar de su enfermedad, Kansai Yamamoto continuó trabajando y planeaba visitar el Polo Norte para realizar una pasarela inspirada en sus paisajes. Este año, su primer evento en línea, Nippon Genki Project, se mantendrá en pie el 31 de julio con el objetivo de homenajear al pionero japonés.

En este articulo: David Bowie,Kansai Yamamoto,Moda
http://rollingstone.mx/
Sushi Nights

Te puede interesar

Video