Johnny Cash nació el 26 de febrero de 1932 en Kingsland, Arkansas, disfrutó décadas de su carrera en la música y en 1980 se convirtió en el cantante más joven y vivo en pertenecer al Salón de la Fama del Country. 88 años después, sigue siendo de los artistas más influyentes y relevantes del género.

La carrera del "hombre de negro" comenzó en Alemania durante su servicio militar a principios de la década de los cincuenta. Fue estando allá que Cash comenzó a escribir canciones y a tocar la guitarra. Regresando a los Estados Unidos, Cash decidió perseguir una carrera en música. Viajó a Memphis Tennessee, en donde consiguió bastante atención con canciones como “Big River”, “I Walk The Line”, y “Hey, Porter”.

 

Te puede interesar: Los once covers más geniales de Johnny Cash

 

Fue hasta la década de los sesenta que Johnny Cash realmente se convirtió en un artista relevante en todo el país. Habiendo crecido en una familia de aparceros en la Gran Depresión, Cash tenía un respeto inigualable a la familia, al mundo y a Dios. Cash expresaba su fe, su devoción y admiración a la vida a través de sus álbumes como Ride This Train y Bitter Tears.

 

 

Cash no solamente hablaba sobre sus sentimientos y su fe, sino también sobre temas que a el le parecían socialmente importantes. En 1968, decidió grabar su álbum, Johnny Cash at Folsom Prison frente a una audiencia de 2,000 presos. Después de esto, se enfocó en las reformas penales y la justicia social para el tema de su álbum Johnny Cash at San Quentin.

 

“Si no vas a decir exactamente cómo y que sientes, es mejor que no digas nada.”

-Johnny Cash

 

Cash llegó a ganar trece premios Grammy y 9 premios en los CMA (Country Music Association Awards). Fue seleccionado para el Salón de la Fama del Country en 1980 y al Salón de la Fama del Rock & Roll en 1992. Para recordar a uno de los artistas más respetados de la historia, listamos la historia detrás de cinco de las canciones más significativas de su carrera.

 

“Hey, Porter”

En una de sus primeras canciones, Cash se inspiró en su primera esposa, Vivian Liberto. Fue en el verano de 1951, cuando estaba en Alemania con las fuerzas aéreas. Tanto extrañaba a Vivian que en el camino de regreso a casa escribió “Hey, Porter”, describiendo su emoción por volver a verla.

 

 

“Man In Black”

El cantante usaba ropa negra en la mayoría de sus presentaciones y conciertos. Cash explicaba en entrevistas que esto era para representar las injusticias sociales que se vivían en la época. Hasta la fecha, Cash es conocido como el “hombre de negro".

 

 

“I Walk The Line”

Esta canción la escribió Cash a mediados de la década de los cincuenta, en un tour con Elvis Presley. Fue y sigue siendo una de sus canciones más populares. En una entrevista, confesó que la escribió como recordatorio de serle fiel a su primera esposa, Vivian.

 

 

“The Ballad of Ira Hayes”

"The Ballad of Ira Hayes" forma parte del álbum Bitter Tears: Ballads of the American Indian, un disco dedicado a crear consciencia sobre la situación y el mal trato hacia los nativos americanos en Estados Unidos. La canción habla sobre un Indio Pima muy famoso que ayudó a levantar la bandera en Iwo Jima. Después sufrió de alcoholismo y murió de 32 años a causa de esto.

 

 

“Ring of Fire”

Después de su primer esposa Vivian, Cash se enamoró de June Carter. Se casaron en 1968, y su relación es conocida como un cuento de hadas musical. June Carter escribió la canción junto con Merle Kilgore. La hermana de June, Anita, la cantó por primera vez, pero no tuvo gran éxito. Fue hasta que Cash hizo su versión de la canción, incluyendo trompetas estilo mariachi, que la canción recibió atención y se convirtió en una de las más populares de su carrera.

Sin embargo, Vivian escribió en su libro, I Walk The Line: Living With Johnny que la canción fue escrita por Cash y Kilgore y dejó que Carter tomara crédito de ella por lástima. También dijo que el tema simplemente trataba sobre "una parte del cuerpo femenino".