Septiembre 01, 2019

Hootie estalla de nuevo

Era la banda más grande del mundo, después un chiste. Ahora está de vuelta, haciendo una enorme gira.

POR David Browne

Todd & Chris Owyoung

Esta noche, Hootie tocará en un estadio de beisbol de ligas menores en el norte de Augusta, Carolina del Sur, un concierto que sirve como calentamiento para la primera gira completa del grupo en más de una década. Es el regreso de una banda que alguna vez fue una de las más ubicuas del planeta: el debut de Hootie en 1994, Cracked Rear View, vendió 10 millones de copias, con 10 éxitos geniales como "Hold My Hand", "Only Wanna Be With You" y "Let Her Cry". Pero luego sucedió lo que Darius Rucker llama "la respuesta negativa". Su siguiente disco de 1996, Fairweather Johnson, vendió una fracción del total del primer LP. Saturday Night Live parodió a sus seguidores con un sketch que imaginaba una marcha de millones de hombres usando playeras polo. En el momento en que dejó de grabar y realizar giras a finales de la década de 2000, Hootie and the Blowfish era un chiste. Rucker pasó a una lucrativa carrera en el country, y el resto de los muchachos siguieron adelante, reuniéndose para unos pocos espectáculos de caridad al año.

 

Cuando la idea de una gira de regreso relacionada con el 25 aniversario de Cracked Rear View se planteó por primera vez, Rucker tuvo sus dudas. "Fui el tipo que dijo: 'Si no es grande, no quiero hacerlo'. Estuve allí al final, cuando tocábamos para seis mil personas en un lugar de 12 mil asientos. No creí que íbamos a poner a la venta los boletos y todas estas personas querrían vernos".

 

Aparentemente, sí quieren: la gira de verano Group Therapy de Hootie, con Barenaked Ladies como teloneros, está demostrando ser una de las más inesperadamente vendidas de la temporada. Hootie incluso tuvo que agregar una segunda noche en el Madison Square Garden de Nueva York. "Fuimos parte de la experiencia en la preparatoria y la universidad de muchas personas", dice Rucker. "A ellos ya no les importa si no es cool que te guste Hootie. Es como: 'Recuerdo a Hootie, ¡tuve mi primer sexo oral escuchándolos!'". Rucker deja escapar una de sus grandes risas a todo pulmón. "Ese es el tipo de cosas que las personas recuerdan cuando van al concierto. ¡Absolutamente!".

 

pressreader MAGZTER