abril 16, 2020

‘Gigaton’ de Pearl Jam: el grunge aumentado

El primer álbum de Pearl Jam en siete años es un balance potente de ira y madurez.

Gigaton es el primer álbum que Pearl Jam ha hecho durante la administración de Trump, el grupo ha mezclado la fétida ira de “Jeremy” y “Alive” con un sentido de ternura e incluso destellos de esperanza.

Aunque Trump no es el único enfoque del disco, Vedder le da al presidente mucho tiempo al aire. En “Quick Escape”, un himno robusto con un riff con eco y sonido parecido al de U2, Vedder describe su viaje “para encontrar un lugar al que Trump no haya jodido todavía”. En la sobresaliente, y que sorprendentemente suena a Springsteen, “Seven O’clock”, nombra a líderes indígenas como Toro Sentado y Caballo Loco, míticos insurgentes que se enfrentaron al gobierno estadounidense, y llama al presidente “mierda sentada”.

Alaba al personaje principal de la novela satírica de Sean Penn, inspirada en Trump, Bob Honey Who Just Do Stuff entre riffs de avalancha en “Never Destination”, y pinta una imagen desolada en la canción teñida de gospel, “River Cross”. Siendo el primer LP de la banda desde Lightning Bolt, de 2013, hay atención a los detalles sónicos y emocionales, un cuidado de la luz y sombra musical que refleja la prolongada gestación del álbum. El disco está secuenciado con las rockeras al inicio y las más meditativas canciones al final, como si la banda estuviera exhalando.

Gigaton es un testamento de cómo la insatisfacción profundamente llevada de Pearl Jam, todavía se enciende con más intensidad que nunca.

Te puede interesar: The Strokes hace un guiño a los años ochenta y suenan como a ellos mismos en ‘The New Abnormal’

En este articulo: Pearl Jam
http://rollingstone.mx/
Sushi Nights

Te puede interesar

Video