noviembre 25, 2020

El renacer de la confianza

Samuel T. Herring nos habla sobre 'As Long As You Are', el sexto disco de Future Islands.

Reconectar, esa es la palabra que envuelve al más reciente material de Future Islands, As Long As You Are. La banda de Baltimore lanzó su sexto álbum de estudio en octubre de este año. Con este disco, sus integrantes Samuel T. Herring, Gerrit Welmers, William Cashion y Michael Lowry (quien se integra a la alineación oficial del conjunto), encontraron una confianza en sí mismos y en sus compañeros que con el tiempo habían descuidado.

Samuel T. Herring se encuentra en Estocolmo, donde vive su pareja, para él son las 4:00 de la tarde, aunque ya está completamente oscuro, para mí son las 9:00 de la mañana. A través de Zoom y con una gran sonrisa me cuenta que ha pasado el día escribiendo rap. Lee nuestra plática a continuación.

¿Cómo estás? Ya pasó más de un mes desde el lanzamiento de As Long As You Are.

Me siento bien, es algo loco. Estoy muy orgulloso del disco, más de lo que me había dado cuenta mientras lo hacíamos. Nos acercamos mucho los chicos y yo. Sobre todo con aquellos con los que llevo haciendo música desde 2003 y con quienes tengo una gran amistad. Me había sentido un mal amigo hasta antes de este disco, me sentía perdido. Fuimos coproductores así que era más responsabilidad. Una gran parte de hacer este disco para mí fue intentar reconectar, regresar a ese momento en el que confiábamos en los demás.

¿Qué te hacía sentir perdido?

Creo que pasamos por etapas en las que somos malos con nosotros mismos, así que ¿cómo somos buenos con otras personas? Definitivamente me encierro en mí mismo en tiempos de depresión o ansiedad. Intento escapar. A veces las personas cuando pasamos por algo difícil, en vez de hablarlo con las personas que queremos y pedirles apoyo, nos aislamos, nos vamos a otra parte. Por eso nos volvemos insensibles de los sentimientos de otras personas.

Las cosas por las que yo pasaba eran probablemente muy parecidas a las que mis compañeros de banda estaban pasando. Estar lejos de casa, cansados en las giras, estar un poco perdidos. Y en vez de hablarlo con ellos y preguntarles cómo se sentían, prefería esconderme con mi teléfono. Te aislas de ti mismo.  

¿Qué cambió en Future Islands mientras hacían As Long As You Are?

Haciendo este álbum hablamos de verdad, tuvimos varias pláticas largas, parecían sesiones de terapia pero sin terapeutas. Hablábamos sobre lo que quería cada uno. Te olvidas de eso cuando eres gran amigo de tus compañeros de banda, crees que no tienes que hablar de tus problemas, crees que sabes todo sobre el otro. La gente pasa por cosas, cambia y a veces tienes que revisitar esas relaciones y preguntarles «¿y ahora qué es importante para ti?».

Empezando a hacer este disco yo no sabía cuánto tiempo más nos mantendríamos juntos como banda. Y al final se sentía como el comienzo de una nueva etapa, emocionados por seguir haciendo esto y escribir canciones. Fue como si hubiéramos empezado en el fin de la banda y terminado en el principio.

Estrenan este álbum y no pueden presentarlo en vivo, ¿extrañan ver la reacción de la gente a nuevas canciones?

En los álbumes pasados había sido muy importante para nosotros ir de gira y probar las nuevas canciones. Pero es algo chistoso. La primera vez que tocamos “Seasons” no nos fue nada bien. Pensábamos que era muy buena y no tuvo una respuesta positiva. Así que tuvimos que quedarnos con la fuerza que nosotros habíamos visto en ella y no la que vimos en el público. 

Parte de promocionar un álbum es darle vida a las canciones. Puedes tocarlas para un público que no las conoce y sentir cómo la reciben. Pero después sacas el disco y hacen una conexión con la canción y le agregas la intensidad de un concierto y es ahí cuando todo hace clic y es increíble.  Sólo es triste que ahorita no lo podamos compartir en vivo. 

¿Cómo sustituyes esa emoción de tocar enfrente de un público?

Escribiendo raps dementes [ríe]. Creo que no hay nada que lo sustituya para mí. Por suerte estoy en un momento positivo de mi vida, estoy con mi pareja y todo está bien. Creo que si todo esto hubiera pasado hace cuatro o cinco  años esto hubiera sido más difícil para mí.  He encontrado más calma y aceptación conmigo mismo. El escenario siempre ha sido lo que me ha hecho sentir que tengo un propósito en este mundo.

Era fuera del escenario cuando no sabía qué estaba haciendo con mi vida, que no sabía cuál era el punto de todo. Todo lo que me traía depresión y ansiedad pasaba fuera del escenario. Allá arriba sentía alegría y catarsis. Conectaba con la gente y con la banda. Hace cuatro años eso era todo lo que tenía, pero ahora he estado trabajando para aprender a quererme a mí mismo. Es algo que llega cuando creces y es difícil de entender cuando eres joven. Cuando te das cuenta de que la mierda pasa y la vida apesta en ocasiones aprendes a aceptar muchas cosas. Es como lo que pasa con el COVID-19, sólo hay que aceptar que así son las cosas.

Aunque también hubo un lado positivo, les dio más tiempo para trabajar en el disco…

Sí, fue algo muy loco porque yo estaba en Londres y viajé a Baltimore para acabar de mezclar el disco y dos días después todo se volvió una locura en el mundo y me quedé en Baltimore, no podía regresar con mi pareja. Planeabamos mezclarlo por algunas semanas y nos dimos cuenta de que podríamos hacerlo hasta que fuera perfecto. Fue otra oportunidad para nosotros para comunicarnos, conectar, pasar tiempo juntos y confiar en nosotros mismos para hacer este disco. Se sintió bien acabarlo de la manera en que lo empezamos.

¿Te parece que tener más tiempo para perfeccionar las canciones puede hacer que te obsesiones con algunos detalles? Me imagino que es más difícil decidir cuando una canción está terminada.

Tienes toda la razón. Es un poco triste saber que hay miles de artistas que tienen obras maestras que nunca verán la luz. Mi hermano es un ejemplo, es un gran artista pero trabaja tanto en las cosas que eventualmente cambian y nunca las ve el mundo. Siempre hemos sido de la idea de que lo tienes que estrenar. Sabíamos que no podríamos salir de gira pero era más importante para nosotros lanzarlo que esperar, porque ya estamos trabajando en nueva música. Dijimos ‘saquemoslo y empecemos el siguiente’. El perfeccionismo es bueno y malo al mismo tiempo.

¿Tienes alguna obra maestra que nos estás escondiendo?

Yo tengo probablemente 150 demos que no he lanzado y me vuelven loco. A veces cuando llego borracho de un bar los escucho y pienso ‘¿por qué no he lanzado esto?’.

También tienes que lanzarlo porque cambias con el tiempo y tu música se vuelve característica de momentos en tu vida. Hay discos que representan al tú de 20 años, al de 30 años, etcétera. Son como diarios de esas etapas de tu vida. También empiezas a ver temas recurrentes, «City’s Face», una canción de este disco, habla de la misma persona de la que habla “Seasons (waiting on you)”, ese tipo de cosas.

Has mencionado que este es el primer álbum del que se sienten completamente seguros y satisfechos todos los miembros de la banda, ¿qué lecciones les deja esto para trabajar en el futuro?

Lo haremos todo nosotros de ahora en adelante [ríe]. Creo que está bien colaborar y trabajar con otras personas, y antes no confiábamos en nuestras habilidades para producir todo nosotros solos. Lo hicimos porque ya sentíamos que teníamos que intentarlo. Es liberador saber que podemos hacerlo. Todos sabemos cómo queremos sonar, ya no necesito que alguien me diga cómo tiene que sonar. Confío en lo que los chicos quieren.

Ya estamos planeando empezar a grabar en enero. Tener ese espacio en Baltimore en donde grabamos As Long As You Are y seguiremos con el mismo proceso con el que ya nos sentimos cómodos.

Escucha As Long As You Are a continuación:

En este articulo: IG
Sushi Roll

Te puede interesar

Otro año sin Glastonbury

Otro año sin Glastonbury

El festival más grande de Europa cierra sus puertas por segundo año consecutivo a causa de la pandemia.

Video