noviembre 24, 2020

Freddie Mercury, 29 años de un trono vacante

Hace 29 años, el mundo se estremeció ante la arremetida del VIH, enfermedad poco conocida en ese momento, pero de fatales consecuencias. Primero fue el actor Rock Hudson; después, el 24 de noviembre de 1991, perdimos a uno de los mejores cantantes que ha tenido el rock en toda su historia: Freddie Mercury.

Con los años hemos visto disminuir –al menos mediáticamente– las fatales consecuencias de esa enfermedad, Magic Johnson ha estado infectado y sigue vivo, aunque en su momento sirvió para concientizar al mundo entero y las costumbres y usos sexuales se modificaron permanentemente.

Te puede interesar: El álbum firmado por John Lennon para Mark David Chapman será subastado

Sin embargo, el hueco que dejó el cantante de Queen en el mundo musical no ha sido llenado en todo este tiempo. Ningún grupo ha logrado la espectacularidad y cualidades que Queen ostentaba en cada grabación y aunque pasó por etapas menos afortunadas, su despedida fue apoteósica. Innuendo, su último álbum y el tema “The Show Must Go On” fueron un digno epitafio a una muy carrera brillante.

Farookh Bulsara –nombre real de Mercury– nació el 5 de septiembre de 1946 en la isla de Zanzibar, colonia británica. Misma que al sufrir un movimiento armado en 1964 provocó que el chico de 17 años llegara junto con su familia al Reino Unido cambiando su holgada vida tropical cercana a Bombay rodeada de comodidades por una vida modesta en Londres, Inglaterra.

Siempre fue un deportista sobresaliente, en su país practicó boxeo, pero era hábil para cualquier deporte, además era un tipo brillante en la escuela, aunque en cuanto descubrió la música, ésta le atrajo más que cualquier tipo de estudio académico y comenzó a estudiar piano en la escuela.

En 1967 al igual que muchos otros artistas británicos, cayó rendido ante la espectacularidad y virtuosismo de Jimi Hendrix, quien se presentó en Londres en ese año, dos años después se presentó junto con Brain May y Roger Taylor del grupo Smile con el nuevo nombre de Queen. Ese fue el inicio de una carrera sobresaliente, llegándose a considerar al grupo como la segunda mejor banda inglesa de todos los tiempos. La historia de la banda es de sobra conocida, con momentos estelares y otros muy controvertidos.

En 1987 durante la gira  A Kind Of Magic, Freddie fue diagnosticado como portador de VIH positivo, no se conocía mucho en ese momento sobre el SIDA, únicamente se sabía que las consecuencias eran mortales. La información del padecimiento de Mercury sólo fue del conocimiento de la banda y del círculo cercano de amistades, para 1990 era notorio el deterioro en su salud y semblante, principalmente evidente en la entrega de los Brit Awards de ese año. Vino una etapa de reclusión y al año siguiente, varios tabloides ingleses empezaron a especular sobre su salud. Lo seguían a las clínicas en donde recibía tratamiento y era común encontrar paparazzis esperándolo a que saliera o tratando de entrevistar al personal médico.

Dejó de comer cada vez más hasta que un día dejó incluso de ingerir sus medicamentos, el 22 de noviembre de 1991, postrado en su cama, mandó llamar a Jim Beach, manager del grupo, para darle indicaciones de una declaración pública que informaría al público sobre su estado de salud. La declaración salió a la luz al día siguiente y un día después lamentablemente vino su deceso. La noticia se esparció por el mundo entero.

El 20 de abril de 1992 se realizó un concierto tributo a Mercury realmente impresionante, con grandes figuras; George Michael, Elton John, Guns N’ Roses, David Bowie, Roger Daltrey, Annie Lennox, Liza Minnelli y varios más fueron parte del elenco e interpretaron los temas del grupo, haciendo de éste un evento único.

Con el correr de los años, May y Taylor han intentando en vano de preservar el nombre de Queen incluyendo en ocasiones a Paul Rodgers, gran cantante, pero a años luz de las facultades vocales de Freddie, incluso hoy en día se fantasea sobre la continuidad del grupo con diversos cantantes, incluyendo a Lady Gaga, algo que lejos de considerarse un homenaje o tributo a los años de gloria de la banda, hacen más evidente de que Freddie Mercury es irremplazable.

Mira el concierto tributo a Freddie Mercury realizado el 20 de abril de 1992 en el estado Wembley:

En este articulo: Freddie Mercury
Sushi Roll

Te puede interesar

Video