diciembre 18, 2020

Fobia MTV Unplugged: «siempre puede ser la última vez»

"Esta es la máxima expresión de lo que es la banda".

A pesar de todos los obstáculos, Fobia es hoy en día uno de los actos más emblemáticos del rock en español gracias al estilo único que imprimieron en cada una de sus producciones. A 30 años de haber visto la luz, Fobia celebra este número tan importante con nada menos que un MTV Unplugged donde revisitaron algunos de los éxitos con los dejaron una de las huellas más profundas dentro de la cultura popular de México.

Es por este magno evento que Jay de la Cueva, quien se ha desempeñado como baterista de la banda desde hace 25 años, nos habló de los sentimientos encontrados que suponen volver a estar en un lugar que alguna vez pensó no volvería a pisar. Así mismo, el músico nos brindó varios detalles acerca de su álbum debut como solista y la posibilidad de que Fobia vuelva al estudio de grabación con música inédita.

  • ¿Por qué esperar 30 años para que Fobia lanzara su MTV Unplugged?
    Son procesos que tiene la vida, la industria, todas las cosas. Yo no lo veo como una espera de 30 años en realidad, creo que ahora se propuso que lo hiciéramos y fueron los tiempos correctos para hacerlo. A veces estás entre el tour, entre todas las separaciones que ha tenido el grupo; son muchos factores. Ahora sucedió, de una buena manera y en un buen momento. 
  • ¿Cuál fue el mayor reto de crear esta producción en circunstancias tan inusuales?
    Son muchos los retos de encarar algo como esto, por ejemplo, sin tener al público. En lo personal lo que más me gusta es tocar y que la gente esté y sobre todo en una cosa así, con un acústico, un tema de poder tener esa energía de la gente, pero también no lo comparo, creo que también es un momento importante para experimentar desde otros lugares creativamente, musicalmente. No creo que existan cosas malas ni buenas; son percepciones, es un experimento, para mí toda la música es un experimento. Son tantos oídos, tantos corazones que lo van a escuchar que no puedes saber si le va a gustar a todo el mundo pero nos dimos el chance de experimentar y encararlo de la manera que lo tenemos que encarar en los tiempos correctos, en medio de un cambio muy radical en el mundo, pero estoy contento con eso, ya veremos si ahora envejece con dignidad, eso siempre es lo más complejo.
  • ¿Por qué usar “Pesadilla” como carta de presentación de su Unplugged?
    Fue una decisión de equipo, hay mucha gente involucrada, managers por todas partes, nosotros… Pensamos el MTV como una historia de principio a fin, queríamos que la gente viera el show completo. Fue una decisión democrática entre managment y todo el mundo y llegamos a esa conclusión y estuvo bien, sentíamos que venía al caso con todo lo que está pasando. 

  • ¿Tienes algún momento favorito de este MTV Unplugged?
    Es raro, todavía no lo digiero mucho, estuvo interesante. Me gusta tocar muchos instrumentos, y a diferencia de lo que hemos venido haciendo, esta vez no hay ninguna parte de tambores o parte percusiva de mí. Salgo tocando otros instrumentos, no hay nada que ver con la batería, salgo tocando piano, guitarra y algunos efectos de sonidos. Me gustó eso porque sí extrañé de cierta forma tocar la batería porque hay muchísimas canciones en las que me gusta tocarla, pero también fue darle a cada una de las canciones lo que necesitaba y tal vez en este momento no se necesitaba eso. 
  • En 2019 estrenaron Pastel, un álbum en vivo que cayó del cielo para todos los fans que los esperaron por cinco años. ¿Cómo fue para ti regresar a la agrupación?
    Siempre son sentimientos encontrados reencontrarte con la gente que ya no está haciendo música contigo. Son muchas sensaciones, nosotros no tenemos la mejor relación personalmente hablando, no somos un grupo que tengas que contar que nos llevamos increíble, no es la historia. Tenemos mucho respeto como músicos, como artistas y dejamos atrás las diferencias que podríamos tener para poder hacer música y poder tocar para nuestros seguidores. Hay muchas cosas involucradas, muchos intereses, pero fue interesante. Para mí es un poco como la sensación de ir a la escuela; cuando te levantas en la mañana no quieres y ya que estás ahí recuerdas que está bien.

  • Se cumplieron 30 años del disco debut de Fobia, tú entraste hasta el cuarto (Amor Chiquito), 25 años desde entonces. ¿Qué consejo le darías a ese joven Jay de la Cueva?
    Confiar en las decisiones que uno toma, disfrutarlas, abrazarlas. Yo estando muy joven a los 16-17 años soy fundador de Molotov, esa es la banda que yo había creado con mis amigos y tomé una decisión para irme a Fobia. Es uno muy inmaduro en esa época, parece uno que ya se la sabe y ves a gente de esa edad muy preocupada por lo que será de sus vidas y faltan muchas cosas que vivir. Sería recordarme eso, tomar una decisión desde el corazón, fluir y dejar que las cosas vayan tomando su lugar. Es interesante, para mí fue entrar en un grupo que ya existía y ya existen ciertos vicios pero me movía mucho la música, mi corazón pateaba y dictaba que estuviera ahí y creo que a nivel musical ha sido interesante porque creo mucho en la diversidad y me ha permitido no encasillarme y quedarme en una sola cosa, comprarme en un papel y hacerme una caricatura de mí, cosa que observo en otros artistas. Llegué al grupo a aprender muchas cosas y ya son más de 25 años los que tengo en esta banda. 
  • A principios del año anunciaste el lanzamiento de un álbum como solista, ¿Cómo va el proceso? ¿Cómo te ha afectado la pandemia?
    Lo he disfrutado mucho, he escrito mucho más y también creo mucho en el trabajo en equipo, nada más cuando todos están jalando para el mismo lugar y hay una emoción. Armé un team increíble, músicos americanos, franceses, mexicanos, hay más de 35 personas involucradas en mi nueva música y me tiene eso contento, no ha sido sencillo encontrarme para contar quién soy yo hoy en día, esa ha sido la parte más emocionante, volver a sentir esta emoción de crear desde otro lugar. El tema de la pandemia ha sido bueno para ir procesando, estoy terminando de mezclar el álbum con un ingeniero francés en París; no he podido ir, los mixes los estamos haciendo por Zoom. Grabé una orquesta increíble de más de veintitantos músicos, también en Europa sin estar presente.

    Ha sido interesante, lo veo como parte de una cosa que simplemente tocó hacerla así, otro experimento más. Me funciona en mi psique y en las emociones pensar que lo que estoy haciendo es un experimento, no lo veo como ‘¡Uy! Hubiera estado mejor que no existiera esto’ porque ya me limita, ya me justifiqué, no quiero que la música se justifique, quiero experimentar, y si hay que pararse de cabeza, lo haré parado de cabeza. También acabo de hacer un dueto con Juanes para una canción de Navidad, lo hicimos también por esta vía, no nos pudimos ver en el estudio. Todo ha sido experimentar desde otros lugares, utilizar la tecnología como una herramienta, porque en algún momento la tecnología puede ser devastadora con la creatividad.
  • En una entrevista de 2018, Leonardo de Lozanne aseguró que el box set que habían lanzado un año antes era lo último que se vería de Fobia, incluso barajeó la idea de que ya no harían más giras. Curiosamente, en 2019 se vuelven parte de la cartelera del Vive Latino, se van a Estados Unidos, a Canadá y en 2020 tocan en el parque bicentenario, anuncian su Unplugged y un show via livestream. Esto es prueba de que Fobia continúa vigente. ¿Qué fue lo que los hizo replantear su despedida? A partir de toda esta actividad, ¿han considerado un nuevo álbum de estudio? 
    Es muy delicado decir algo porque los planes cambian, yo no me comprometería a decir nada. Hay que ir sobre la marcha, no hay planes, sería deshonesto decir que hay un plan maestro, no existe un plan. Se van acomodando las cosas, siempre puede ser la última vez, siempre puede ser la primera vez, no tenemos idea. En mí construcción de lo que quiero hacer con la música, esto cierra una etapa y un ciclo. Ya no me interesa revisitar ninguna canción de Fobia, esta es la máxima expresión de lo que es la banda, ya lo contamos de muchísimas maneras, no estoy seguro si pudiera seguir contándolo. Habría que ver, igual es algo que está increíble y puede ser, pero no resuena conmigo hoy en día. Ahora que si hay una manera interesante de girarlo, puede ser una posibilidad, no estoy cerrado a eso pero es ir sobre la marcha. La empatía es bien importante, todos tenemos diferentes necesidades y de repente se alinean los planetas y capaz se pueden hacer cosas. Compromete muchísimo decir ‘no, esto ya no va a existir’ porque desde que salí del grupo en 2010, siempre que se me preguntó dije que no era el momento para tocar ahí pero ya veríamos, nunca cerré la puerta, pero sí puedo compartir que creativamente ya llegó a su máxima expresión estas canciones; si hubiera una forma de cómo generar una nueva música sería interesante pero lo veo complejo, todos tenemos visiones muy distintas y ponernos de acuerdo sería difícil. No es imposible, pero no lo veo ahora.

Escucha a Fobia celebrar su 30 aniversario con su esperado MTV Unplugged

En este articulo:
Sushi Roll

Te puede interesar

Video