El ingeniero, productor y músico Keith Olsen falleció el día de hoy. Durante la década de los años ochenta, Olsen se convirtió en parte vital de la industria de la música anglosajona.

Comenzó su exitosa carrera como productor en 1968 con el disco debut de la banda Eternity's Children. Sin embargo, su salto a la fama llegó en 1975 con Fleetwood Mac y su primer álbum homónimo. El disco se convirtió en un completo éxito en Estados Unidos después de que la banda diera una extenuante gira por todo el país. 15 meses después de su lanzamiento, el álbum llegó a la primera posición de las listas y hasta el día de hoy ha vendido más de 7 millones de copias.

Para 1980, Olsen ya había marcado una importante trayectoria trabajando con grandes artistas y bandas como Foreigner, Santana y Grateful Dead. En ese entonces, el hard rock y heavy metal comenzaba a gestarse y fue Olsen quien ayudó a llevar al género a la cima. Pat Benatar, Sammy Hagar, Heart, Whitesnake y Ozzy Osbourne fueron algunos de los proyectos con los que el productor colaboró, dejando en la música una huella muy profunda durante aquella época.

Te puede interesar: Ozzy Osbourne ya planea un nuevo álbum

En 1990 Keith Olsen produjo los últimos álbumes de su carrera, trabajando únicamente con Eddie Money en el álbum Right Here, con Emerson, Lake & Palmer en In the Hot Seat  y con Scorpions en los discos Crazy Wolrd y Pure Instinct.

 

 

Pure Instinct, álbum número trece de la banda Scorpions, se convirtió en el último disco que Keith Olsen produjo en su carrera. La agrupación alemana compartió sus condolencias a través de un emotivo mensaje en su cuenta oficial de Facebook. "Keith fue un tipo maravilloso, y la realización de Crazy World fue un viaje inspirador conteniendo excepcionales canciones como "Wind of Change" y "Send me an Angel", las cuales tuvieron el toque de Keith Olsen en cada una de las notas. Nuestros corazones y plegarias van para su familia. Descansa en paz Keith. Tú vives en la música. Scorpions".

Rick Springfield y David Coverdale (Whitesnake) fueron otros de los artistas que compartieron un mensaje en memoria del icónico productor. 120 álbumes de estudio 39 Discos de Oro, 24 discos de platino y 14 Multiplatino fue el legado que dejó Keith Olsen en la industria musical.