Agosto 02, 2019

Éxtasis y melancolía

Hot Chip presentó su álbum ‘A Bath Full of Ecstasy’, que cristaliza el sonido que han desarrollado a lo largo de 20 años.

POR José Lizama

Ronald Dick

Alexis Taylor define a Hot Chip como una banda pop influenciada por el soul, el reggae, el house, el country y otros géneros más. Seguramente existen personas que están en desacuerdo con la anterior afirmación, ya que para muchos son una banda de música “electrónica”, pero el fundador de este proyecto que inició cerca del año 2000 no se ve a sí mismo como un experto en música electrónica, sino como un seleccionador de piezas. Si lo pensamos detenidamente y escuchamos con atención, Taylor tiene un punto: más allá de componer canciones para bailar y deshidratarse en un club europeo, Hot Chip hace canciones pop. Utiliza elementos electrónicos para construir melodías llenas de color.

 

Hot Chip estrenó A Bath Full of Ecstasy, su séptimo álbum de estudio y primer LP que cuenta con producción externa. El grupo inglés conformado por Owen Clarke, Al Doyle, Joe Goddard, Felix Martin y Alexis Taylor decidió trabajar con los experimentados Philippe Zdar (quien falleció hace dos meses) y Rodaidh McDonald, colaboradores de Cassius, Phoenix, The xx, David Byrne, Sampha y muchos más.

 

Platicamos con Alexis sobre este nuevo material, el cual muestra apertura de la banda en términos de composición: es mucho más aventurero y colaborativo al contar con la participación de todos los integrantes en el proceso creativo. El vocalista de Hot Chip se mostró muy emocionado por el lanzamiento de este disco y comentó que espera que mucha gente pueda escucharlo.

 

A Bath Full of Ecstasy suena a celebración, ¿es una declaración de alegría y felicidad?

Sí, hay una mezcla de estados anímicos en el disco. Hay momentos que se sienten como una celebración y creo que es debido a que la banda volvió a juntarse para trabajar como grupo. Fue muy agradable estar colaborando otra vez en el mismo cuarto después de algunos años, se podría decir que fue como una reunión. Hay una actitud optimista en algunas de las canciones y en algunas letras, pero también hay otros temas en los que se habla sobre tiempos más difíciles. Por ejemplo, “Melody of Love” habla sobre el mundo como un lugar complicado porque vivimos en tiempos difíciles. El track es sobre desesperación y oscuridad pero intenta encontrar esperanza en la música y en conectar con la gente. “Positive”, por ejemplo, habla sobre los retos que enfrentamos cuando perdemos la ilusión, pero en general hay una sensación de aliento y liberación en todo el álbum.

 

¿Cómo percibes el panorama de la música electrónica global actual?

Veo muchas cosas interesantes que están surgiendo –hablando de los distintos géneros de música electrónica– es un buen tiempo, creo. Hay más DJs mujeres que reciben la atención y el éxito que merecen, pues lo están haciendo bien. Son más visibles y aceptadas, creo que es un buen tiempo en ese sentido.

 

pressreader MAGZTER