Julio 12, 2019

En retrospectiva: Los cuatro miembros originales de Black Sabbath tocan "Paranoid" en su último show

Bill Ward dice que está abierto a una reunión, por lo pronto, esta presentación de 2005 es la última vez que tocó con el grupo.

POR Andy Greene

Richard Young/Shutterstock

A principios de este mes, el baterista original de Black Sabbath, Bill Ward, hizo público su deseo de reunirse con el grupo a través de un video en su cuenta de Twitter. "Quería decir que amo a Tony [Iommi, guitarra], Geezer [Butler, bajo] y Ozzy [Osbourne, voz] mucho", dijo. "Los he amado durante mucho tiempo, y todavía lo hago. Y estoy muy abierto a cualquier idea sobre tocar juntos en el futuro. Eso es todo. Los amo a todos. Gracias".

 

Esto puede parecer una petición un tanto difícil de cumplir, teniendo en cuenta que Black Sabbath concluyó su gira de despedida en febrero de 2017 con un show épico en su ciudad natal de Birmingham, Inglaterra. Pero estamos hablando de una banda que tocó una serie de conciertos de despedida en 1999, sólo para reunirse sólo seis meses después en el KROQ Weenie Roast y salir de gira en 2001. Y su cantante principal es un tipo que se embarcó en una gira llamada No More Tours en 1992, que fue seguida tres años más tarde por el inevitable tour Retirement Sucks.

 

La alineación original de Black Sabbath salió de gira frecuentemente entre 2001 y 2005, principalmente en las giras de verano anuales del Ozzfest, y su presentación final se realizó el 18 de octubre de 2005 en la ceremonia del Salón de la Fama del Reino Unido donde tocaron "Paranoid". 

 

Fueron incorporados al Salón de la Fama del Rock & Roll el año siguiente, pero optaron por no tocar en vivo a pesar de que todos asistieron a la ceremonia. Fue la primera señal de que había problemas en el mundo de Black Sabbath. Meses después se hizo aún más evidente cuando Tony Iommi y Geezer Butler reclutaron al excantante de Sabbath, Ronnie James Dio, y comenzaron a realizar giras bajo el nombre de Heaven and Hell.

 

La muerte de Dio en 2010 significó el final de Heaven and Hell, lo que llevó a una reunión de Black Sabbath el año siguiente. Los cuatro miembros asistieron a una conferencia de prensa el 11/11/11 donde anunciaron un nuevo álbum y una gira, pero meses más tarde, Bill Ward dijo que no participaría en ninguno de ellos debido a un contrato del cual era imposible salirse. Brad Wilk de Rage Against the Machine tocó la batería en el álbum y el baterista solista de Ozzy, Tommy Clufetos, se hizo cargo de las giras que siguieron.

 

Ward y sus compañeros de grupo intercambiaron palabras subidas de tono en la prensa a lo largo de todo esto. "No creo que hubiera podido hacer la gira, para ser honesto", dijo Osbourne al New York Daily News en 2013. "Tiene un sobrepeso increíble. Un baterista tiene que estar en forma. Él ya ha tenido dos ataques al corazón. No quiero ser responsable de su vida".

 

Ward respondió en 2015. "Con un corazón triste, tengo que decir que no participaré en ningún proyecto musical hasta que se hayan corregido las malas palabras que se han pronunciado en mi contra", escribió en una declaración. "Debo admitir que tengo pocas o ninguna expectativa de que esto ocurra, pero antes que nada, estoy buscando que se admitan su responsabilidad sobre todas las declaraciones de Ozzy que sentí que no eran ciertas. Me gustaría que Ozzy enmendara sus opiniones y exageraciones".

 

Ozzy respondió a través de Facebook. "Wow, Bill", escribió. "¿De qué diablos estás hablando? No puedo disculparme por los comentarios u opiniones que pude haber hecho sobre ti en la prensa durante el álbum y la gira de Sabbath, físicamente, sabías que estabas jodido. Tony, Geezer y yo no pensamos que pudieras haber hecho un set de dos horas con un solo de batería cada noche, así que decidimos seguir adelante. Con la condición de Tony, sentimos que el tiempo no estaba de nuestro lado".

 

Continuó: "Bill, detén esta cortina de humo sobre un 'contrato del cual era imposible salirse' y seamos honestos. En el fondo, sabías que no podías grabar el álbum y una gira de 16 meses. Desafortunadamente para ti, nuestros instintos eran correctos, puesto que estuviste en el hospital varias veces durante 2013. Tu última hospitalización fue por una cirugía de hombro de la que ahora dices que acabas de recuperarse. Esto hubiera significado que nuestra gira mundial hubiera sido cancelada. Entonces, ¿cómo es todo esto mi culpa? Deja de hacerte la víctima y sé honesto contigo mismo y con nuestros fanáticos".

 

Todo esto hizo que una reunión pareciera bastante improbable, pero Ward ha aparecido en eventos públicos con Iommi y Butler durante el año pasado. Y Ozzy parece haber cambiado de opinión cuando se le pregunta al respecto. "No me gustó el hecho de que Bill Ward no estuviera allí [para la última gira]", dijo en mayo. "Los cuatro empezamos esto, y deberíamos haber sido los cuatro terminándolo. Esos conciertos finales en Birmingham fueron agridulces porque piensas en lo lejos que llegamos y lo mucho que hicimos, y hubiera sido bueno compartir eso juntos. Tal vez algún día haya un último concierto, no lo sé".

 

¿Podría realmente haber un verdadero concierto final, final, final de Black Sabbath con los cuatro? En este momento, parece lejos de ser imposible.

 

 

 

 

 

 


 

 

pressreader MAGZTER