marzo 11, 2021

Emmanuel “Meme” del Real versionó “Azul”, de Zoé

El reconocido músico mexicano, miembro de Café Tacvba, nos dio un recorrido por los pasos que siguió para hacer este cóver y nos habló sobre la admiración que tiene por la banda liderada por León Larregui.

“Hay tres tipos de versiones: las que son un copy-paste, las que reconstruyen la canción y la llevan a otro lugar irreconocible y las que, como lo hice en este caso, buscan algo en el medio para que no se pierda el espíritu, composición, letra, corazón, energía… pero que tome otro rumbo”. Hoy llegó “Azúl”, interpretado por Emmanuel “Meme” del Real (Café Tacvba), uno de los temas más esperados de Reversiones, el álbum tributo a Zoé.

Leo Manzo

“Reconozco que se fue para otro lado”, nos platica “Meme” sobre la canción. “No sé realmente a qué suena y eso me gusta. Cuando una canción ya tiene tanta presencia y está en la consciencia colectiva de la gente, es un reto. Para mí eso fue importante, para encararlo y ver qué salía. Sentí que pasó algo interesante”. 

Del Real ya había trabajado en Reversiones, produciendo “Paula”, el cóver que realizó Andrés Calamaro. Así se gestó esta histórica colaboración en la que el músico versionó uno de los temas más icónicos de Aztlán. “Calamaro eligió ‘Paula’, la trabajé y él me dijo: ‘Como estamos a distancia y no podremos vernos, será más fácil si tú tratas de resolver la idea y el arreglo. Prácticamente dejarla lista para que yo grabe la voz’. La verdad es que ‘Paula’ es una canción que me gusta mucho. Zoé me invitó una vez al Auditorio Nacional a tocar con ellos esa canción, entonces ya tenía cierta relación con el tema. La trabajé, se la envié a Calamaro, le puso la voz y le quedó espectacular. A partir de esto me preguntaron si quería colaborar en una canción”. 

¿Cómo fue tu primer acercamiento con la música de Zoé? 

Recuerdo escuchar las canciones de Zoé y desde el principio notar esta temática particular de decir las cosas entre la música y la lírica, con temas sentimentales pero ornamentados y descritos a través de un universo cósmico. Dentro de esa intimidad se abrían espacios muy amplios y con referencias abstractas, pero siempre generando una intimidad con quien los escucha. Se genera una relación emocional a partir de las letras, la interpretación de León, de los arreglos y de una visión clara de decir las cosas genuinamente. 

Creo que eso es lo que pasa con las grandes canciones cuando son escritas de verdad y sin tratar de pretender o inventar una historia. A veces funciona, pero creo que cuando hay una buena cuota de honestidad y de emoción detrás –o de una reflexión– y un pensamiento genuino, se nota y el público conecta. 

Cuando escuché eso hace 20 años, me gustó descubrir que era una especie de lenguaje con la que la gente se identificaba y yo también aprecié y disfruté de las canciones en ese momento. También vi cómo poco a poco y rápidamente iban conectando y aunque tuvieron problemas, de pronto sacaron aquel EP que resonó fuertísimo y lo llevó a otro nivel. Después, lanzaron el Unplugged y se hizo súper popular. Ojalá hubiera tantos proyectos como Zoé.

En 2015 hicieron una gira juntos y seguramente sus caminos se han encontrado muchas veces. ¿Qué es lo que más recuerdas de esas interacciones entre bandas? 

Lo que recuerdo mucho es disfrutar. Cuando uno está de gira, la disfrutas; el público, tener la suerte de viajar, conocer lugares y ver amigos. También está la parte donde haces gira con alguien y compartes no sólo el escenario y el público, sino también el desayuno en el hotel, conversar en los camerinos y demás. Con Zoé tuvimos esa oportunidad. Lo que recuerdo muy bien de esas giras es tener la oportunidad de salir a verlos en el escenario cada noche. A veces irme a la consola y verlos desde ahí. Ver la intensidad con la que la gente vive y canta las canciones es muy poderoso y Zoé siempre lo provoca en su público. Esas son las memorias más lindas que tengo de poder compartir con ellos. 

¿En qué sentido crees que Zoé haya seguido los pasos de Café Tacvba? ¿Les dieron algún consejo alguna vez?

Quique Rangel es muy amigo de ellos, sé que hace años tenían conversaciones y a veces le pedían alguna recomendación y él les daba su opinión. Supongo que Quique en algún momento les compartió alguna parte de nuestra experiencia laboral o artística. Creo que Zoé es de los grupos que utilizando sus canciones conformó una carrera profesional muy importante y con una consistencia que pocos grupos han tenido y sostenido. Ese es el reto: empujar y salir de gira, trabajar para dar muy buenos shows, siempre con una gran producción, que se oiga y se vea bien. Todo eso es algo que respeto y admiro mucho en los grupos. Creo que Zoé es de los pocos grupos que representa eso en el ámbito del rock en México. 

César Campos

¿Qué le dirías a un admirador de Zoé que no acepta nuevas versiones de sus canciones favoritas?

Es natural. Cuando los seres humanos nos acostumbramos a algo es difícil cambiar una rutina, un gusto. Todos son gustos adquiridos… en la comida a veces piensas que algo no te gusta y con los años lo disfrutas muchísimo. Siempre lo desconocido genera una incertidumbre. Y más cuando se trata de algo tan tuyo, como es una canción, que te dice algo y de pronto te la alteran, la modifican. En lo personal, yo trato de poner una barrera, aunque sea difícil sacar ese chip y apreciarla con otra perspectiva. Puede ser que comparándola no te guste, puede ser que sin hacerlo tampoco te guste y se acabó; pero puede ser que dándole una oportunidad (o dos, o tres) de pronto descubras algo nuevo. 

Nada va a atentar contra la canción, eso ya está escrito y grabado, por más que se intente nadie lo va a robar de la memoria, necesitaríamos entrar a una película de ciencia ficción para que nos quitaran eso y no pudiéramos recordarla. Tener una versión alternativa no atenta con nada. Para mí el reto es deconstruir, transformar y organizar esa gran materia prima y hacerla tuya, sin que deje de ser lo que era. Ese es un reto que a veces sale y a veces no. 

¿Cuál fue tu acercamiento hacia ese reto? ¿Cuál era ese diferenciador que buscabas? 

Tenía como premisa apartarme de la versión original en el sentido ornamental y estético. Porque cuando has escuchado tanto la canción y empiezas a cantarla y tocarla sale lo mismo, así que otro reto que tuve fue desaprender algo para escucharlo con otra perspectiva. Me era importante que la parte vocal tuviera otro acercamiento, sin pretender hacer una réplica de la interpretación de León que es fantástica, aunque la intentara rehacer no me iba a salir así ni de chiste. Así que lo mejor fue alejarse de eso y tratar de hacer otra cosa. Una vez que encontré el terreno donde podía trabajar esa parte vocal, construí la musical alrededor de eso. 

¿Hay algún cóver a Café Tacvba que resalte de los demás?

En la gira de los 30 años invitamos a una familia, papá y niño; el dúo huasteco, de la huasteca potosina. Hicieron un cóver a “Ojalá que llueva café”; si bien no es una canción nuestra, le hicieron un cóver a la versión a la que nosotros hicimos. La interpretación del niño con el papá es sublime, hermosa, bella y muy genuina. Me pareció un verdadero tributo, desde el origen de la canción. Eso es lo que me encanta, cómo una canción la puedes transformar y deformar, pero nunca la podrás destruir. 

Escucha “Azul”, interpretada por “Meme” del Real, a continuación: 

En este articulo: IG
Sushi Roll

Te puede interesar

Video