febrero 4, 2021

El rey del shock rock sigue adelante

Alice Cooper nos habla de su primer show en México, su carrera solista y su disco con Hollywood Vampires.

EXTRAÍDO DE RS192, JULIO 2019

Uno de los pioneros del hard rock y por consiguiente, del heavy metal visitó nuestro país. Por algo se le llama “El rey del shock rock”: espectáculos llenos de imaginación, escenarios y montajes alusivos a sus temas como salidos de una película de terror. Aunque ya lo había hecho anteriormente en Monterrey y en un evento privado en nuestra ciudad, nunca se había presentado en un show público masivo en la Ciudad de México. El hombre que motivó a Kiss a usar maquillaje y que sin duda les inspiró sus primeros acordes como a otros cientos de artistas, estaba sentado, sonriente y con la mejor actitud para tener una plática breve, pero sustanciosa.

Tuve la oportunidad de escuchar “Elected” siendo un chamaco –en 1974– y el impacto que generó ese esquelético personaje con su indumentaria y el espectacular show del que hablaban las revistas de la época junto con un rock duro, elemental pero contagioso, con temas como “Billion Dollar Babies”, “Under My Wheels”, “School’s Out” y “No More Mr. Nice Guy” fueron determinantes en su momento. Ha tenido una carrera de altibajos, principalmente causada por problemas personales, adicciones y los giros que ha dado la industria musical. Sin embargo, se supo mantener, reponer y continuar, algo que muy pocos logran. Se le nota bien físicamente, ágil –sin duda su delgadez le ayuda– para una persona de 71 años con tantas cicatrices en el trayecto.

La pregunta es: ¿Por qué tuvieron que pasar tantos años, casi medio siglo, para poder ver “la pesadilla” en vivo en México?”. “Todo eso depende de los promotores, nosotros no escogemos en dónde vamos a tocar, lo hace el promotor y ¡ninguno nos había traído anteriormente! Habíamos ido a Sudamérica, tocamos en Brasil en Rock & Rio y los promotores nos han llevado a São Paulo, Belo Horizonte y así hemos recorrido ese país, nadie nos había invitado a tocar en México, hasta ahora. Tocamos un gran show el año pasado en Monterrey y ¡no podía creer que no hubiéramos hecho lo mismo en la Ciudad de México! ¡Era increíble que nunca hubiéramos tocado aquí!”.

Lo que es un hecho, es que nos habíamos perdido de uno de los espectáculos más elaborados, reconocidos y divertidos de rock mundial. Siempre acompañado de excelentes músicos, como la espectacular guitarrista Nita Strauss, que no sólo toca sus seis cuerdas como la mejor, además, es una diosa rubia, espectacular. “Siempre me trato de rodear de los mejores músicos, no sólo por ser grandes ejecutantes, me rodeo de gente que me agrade, a todo mi staff lo conozco personalmente. Chuck, mi bajista, tiene conmigo 20 años, así la mayoría tiene mucho tiempo conmigo. Nita tiene ya cuatro años y con ella puedo tocar muchas canciones muy complicadas del Constrictor (1986), por ejemplo, que ella ejecuta perfectamente.

Antes, cuando pertenecíamos a una compañía disquera grande, teníamos que hacer giras para promocionar el disco que estuviera a la venta, y nos encantaba hacerlo, era hacer un álbum y realizar un tour, hacer otro y otra gira. Ahora estoy en una posición en la que sólo hago giras cuando tengo ganas de hacerlas. Tengo la libertad de elegir canciones de discos que la gente no espera, por supuesto que van a escuchar los temas más conocidos, pero cuando oyen canciones como ‘Serious’, ‘Fallen in Love’ o ‘Lost in America’ a los verdaderos fans les emociona porque nunca lo esperaban». Esas historias que tanto hemos leído, de su famoso Welcome to My Nightmare (1975) fueron revividas en este concierto: la guillotina, el ahorcado, la araña viuda negra, la camisa de fuerza. “Este show de México es el último en el que nos presentamos con este espectáculo, me voy a enfocar en unos conciertos con Hollywood Vampires y después vamos a preparar un espectáculo completamente nuevo”, nos comenta. “Es un poco triste para nosotros, porque verdaderamente nos gusta mucho este show, es muy teatral, muy hard rock. Lo seguiremos haciendo, pero de diferente manera”.

El más reciente disco de Alice Cooper es Paranormal, del año pasado, un buen álbum que contiene temas potentes y gran ejecución. “Ese disco lo compuse con Bob Ezrin –músico y productor de Pink Floyd, Peter Gabriel y NIN, entre muchos otros– y nunca quisimos que fuera un álbum conceptual y accidentalmente se volvió en uno. De pronto me di cuenta de que cada personaje de los que escribí era paranormal, ninguno era normal”. Mientras tanto, ya está pensando en un nuevo álbum solista, tal vez, para finales de año.

Había tenido la oportunidad de ver el show de Cooper anteriormente en un concierto de Halloween en Hollywood, donde invitaron a tocar un par de temas a Johnny Depp. “Empezamos a tocar como Hollywood Vampires en 2015 y casi siempre que estamos en Los Ángeles con mi show, invitamos a tocar a Johnny”.

Pasando a esta faceta de su carrera, Hollywood Vampires es una congregación de estrellas que incluye a Joe Perry (guitarrista de Aerosmith) y el actor y músico Johnny Depp, y para el primer disco invitaron a una constelación de músicos como: Perry Farrell (Jane’s Addiction), Dave Grohl (Foo Fighters), Brian Johnson (AC/DC), Robbie Krieger (The Doors), Paul McCartney, Slash y muchos más. En sus presentaciones frecuentemente se incluía a Duff McKagan y Matt Sorum (Guns N’ Roses), Brad Whitford (Aerosmith), Robert DeLeo (Stone Temple Pilots) y Lzzy Hale (Halestorm), entre otros que eventualmente se iban sumando dependiendo de sus respectivas agendas.

Originalmente el nombre de Hollywood Vampires fue de un club de celebridades que se reunían a beber, formado por el propio Alice Cooper en los años setenta, dedicado a honrar la música y memoria de rockstars que murieron por algún exceso. En ese club llegaron a ir estrellas como John Lennon y Ringo Star de The Beatles, Keith Moon de The Who y hasta Micky Dolenz de The Monkees. El primer disco del grupo incluyó varios cóvers de temas clásicos como “My Generation”, “Whole Lotta Love”, “Break On Through (To The Other Side)” y algunas composiciones nuevas. “¡Espera a que escuches el nuevo disco!”, dice entusiasmado como si fuera un chamaco que está lanzando su segundo álbum. “Todos los temas son originales, muchas de esas canciones fueron escritas del diario de Johnny Depp, me las mandó y me gustaron. No quise meterme con sus letras, aún cuando yo soy un letrista, porque son sus pensamientos, tal vez una palabra para que rime, pero nada más. Cuando yo escribo son más historias, en cambio Johnny escribe más actitudes en un determinado momento. Claro que todos escribimos algunas otras: Joe, Tommy (Henricksen, actual guitarrista de su banda) y yo, compusimos temas juntos”. El disco se llama Rise. “Una diferencia entre mi show y el de Vampires es que el mío es mucho más teatral, mayor producción y escenografía, mientras que el otro es más como un show de una banda de bar, ¡somos la banda de bar más cara del mundo!”, dice riendo.

Coordinar una gira con personajes tan ocupados, Johnny haciendo películas, Joe sus discos como solista o con Aerosmith y Alice con sus giras es una situación compleja, “es lo más complicado. Johnny nos dice: ‘Tengo como tres semanas de tal fecha a tal otra’. Joe dice: ‘Termino la residencia de Aerosmith en Las Vegas tal día y puedo de esta fecha a esta otra’. Y yo les digo: ‘OK, yo estoy abierto a las fechas que ustedes puedan’. Por eso Vampires no puede hacer giras de varios meses, no tenemos esa posibilidad”.

Es realmente impresionante la actividad que Alice Cooper tiene, no ha detenido la producción discográfica, ni sus giras, incluso forma una nueva banda, colabora con algunos otros artistas, hace su aparición en una película o escribe el tema de la misma… “Creo que hay diferentes tipos de personas, que los llaman lifers, personas que empezaron haciendo algo a los 15 años aproximadamente y que lo van a continuar haciendo durante toda su vida. No importa lo que pase en la música, como ahora, donde tienes a una Beyoncé, Rihanna, Timberlake, con sus grandes espectáculos y son geniales en lo que hacen, pero también hay quienes siguen haciendo rock & roll. Foo Fighters es rock & roll, Green Day o The Struts. Las bandas que tienen corazón de rock & roll son las que siguen década tras década, porque ese tipo de música, el rock de guitarras, siempre ha tenido un lugar con los adolescentes. Por ejemplo, cuando salgo de gira me doy cuenta de que van abuelos, padres e hijos a verme, ¡son fans del rock & roll! Los que tienen 70 o 60 años, fueron fans de The Beatles, The Rolling Stones, The Who o The Yardbirds y muchos de ellos tienen una historia con Alice Cooper o con Ozzy Osbourne o con alguno de nosotros. Después de que mi generación se vaya, no sé lo que va a pasar, la gran mayoría está despidiéndose de los escenarios: UFO, Kiss, Elton John, dicen que ya tuvieron suficiente. ¡Yo no! Estoy seguro que tampoco Steven Tyler, ni Mick Jagger y Keith Richards dirán que ya tuvieron suficiente. Ellos son el prototipo, es impresionante que le hicieran una cirugía de corazón y a los pocos días ya estaba entrenando en Central Park para la gira que viene, ¡él y Keith son unos auténticos animales del rock! Pete Townsend, lo vi hace unos meses y con los nudillos llenos de sangre por las cuerdas de la guitarra ¡seguía tocando con más rabia que nunca!”, dice mientras cierra el puño con fuerza. “Mientras la gente siga pagando por verme yo seguiré haciéndolo, el día que llegue a tocar y no vaya nadie, entonces sabré que ha llegado el momento de irme, pero creo que eso nunca va a pasar”.

Y sobre la música reciente, de otro grupos, Alice comenta que “realmente me gustan The Strypes de Irlanda, suenan a los años sesenta y lo sorprendente es que son chicos de 18, 19 años. The Struts son geniales, muy glam. Greta Van Fleet, Halestorm… hay muchas bandas muy buenas actualmente y me da gusto que sigan existiendo grupos de rock porque ve uno los premios Grammy y pareciera que no hay ninguna. El rock & roll está afuera mirando hacia adentro, lo que significa que el rock es nuevamente ilegal, prohibido, ahora no somos lo normal, somos los anormales nuevamente».

Alice Cooper es un hombre que lleva tocando desde 1964 con sus Spiders –cuando el rock británico iniciaba sus primeros pasos– con su carismática personalidad que es igual de atractiva fuera del escenario, es un caballero de la noche.

Después de unos minutos platicando con él, entendí absolutamente por qué fue nombrado como el “Artista del heavy metal más querido» en el libro The Rolling Stone Album Guide. Es un personaje fuera de serie.

Escucha Paranormal:

En este articulo: Alice Cooper
Sushi Roll

Te puede interesar

Video