Junio 01, 2019

El oficio de cazar alienígenas

Chris Hemsworth y Tessa Thompson platican sobre la reinvención de ‘Men in black’, popular saga fundamental de la cultura pop.

POR Óscar Uriel

¿Una entrega de Men in Black sin la presencia de Will Smith y Tommy Lee Jones? El desafío suena algo complicado, finalmente la química provocada por los dos actores en la franquicia es considerada como el anzuelo que mantuvo a esta serie de producciones en el gusto del público. Sin embargo, considerando estos tiempos y la transformación de la preferencia de la audiencia, los productores detrás de la reactivación de la serie han optado por colocar a Chris Hemsworth y Tessa Thompson como protagonistas estelares de este reboot con un aire más sofisticado y sobre todo internacional.

 

“Es un privilegio poder filmar en esta locación. Parte de la historia se desarrolla en Londres por lo que hemos tenido la oportunidad de visitar algunos lugares emblemáticos de la ciudad. Otras producciones de esta serie no han contado con esa suerte. Creo que el poder filmar en el lugar te ayuda como actor a entrar en el papel de una manera más fácil sin importar si estás combatiendo extraterrestres”, declara Thompson, quien caracteriza a la Agente M en este nuevo episodio titulado simplemente MIB: Internacional.

 

 

Visitamos el set de la ambiciosa producción que se filmó en unos emblemáticos estudios cinematográficos localizados en Leavesden, Inglaterra. Ese día se rodaba una secuencia ubicada en un lugar llamado Riza’s Domain, una especie de villa mediterránea totalmente aislada sobre una isla en Nápoles en donde vive Riza (Rebecca Ferguson), una alienígena exnovia del Agente H (Hemsworth). Esa escena representa el encuentro de estos dos personajes.

 

“Definitivamente se trata de uno de los roles más divertidos que me ha tocado interpretar hasta ahora. Agente H es un osado detective que posee un sentido del humor muy peculiar”, explica Hemsworth, quien ya habría manifestado destreza en el género de la comedia en aquella versión femenina de Ghostbusters la cual fue ignorada por la audiencia, atacada por la crítica y en donde paradójicamente el intérprete australiano arrancó la mayoría de las carcajadas. Pocos imaginábamos que detrás de la personalidad heroica y protagonista de cintas de acción se escondía un eficiente comediante.

 

pressreader MAGZTER