Octubre 01, 2019

El eterno resplandor de Harry Styles

El exhéroe de la 'boy band' habla sobre sexo, psicotrópicos y convertirse en una estrella de rock del siglo XXI.

POR Rob Sheffield

Sony Music

Era sólo un chico inglés de 16 años de una pequeña ciudad cuando se convirtió en el ídolo pop de su generación con One Direction. Cuando el grupo tuvo un receso, comenzó su debut en solitario en 2017, cuyo sencillo principal fue la balada de piano de seis minutos, "Sign of the Times". Incluso las personas que ignoraron a One Direction se sorprendieron al descubrir la verdad: este chico atractivo era una estrella de rock en el fondo.

 

Los momentos destacados de Harry Styles de este año, hasta el momento, son: fue presentador de la Met Gala con Lady Gaga, Serena Williams, Alessandro Michele y Anna Wintour con un sorprendente look de encaje negro en la alfombra roja. Es la imagen oficial de la fragancia Mémoire d'une Odeur de Gucci. Cuando James Corden tuvo un partido estelar de quemados en The Late Late Show, Harry recibió un fuerte golpe de Michelle Obama, lo que lo convirtió quizás en el primer inglés golpeado en los testículos en la televisión por una primera dama. Y lo más importante, puso de pie a la audiencia en la ceremonia del Salón de la Fama del Rock & Roll con su homenaje a su amiga e ídolo Stevie Nicks. "Siempre está ahí para ti", dijo Harry en su discurso. "Sabe lo que necesitas: consejos, un poco de sabiduría, una blusa, un chal". Añadió: "Es responsable de más rímel corrido, incluido el mío, que todas las citas malas en la historia" (en el backstage, Nicks se refirió accidentalmente a la antigua banda de Harry como 'NSync. Sólo a una diosa como ella se le puede perdonar este tipo de cosas).

 

Harry ha sido el chico más famoso del mundo durante casi una década. ¿Lo más extraño de él? Le encanta ser este chico. En un estilo de celebridad a toda velocidad que tiene un precio despiadado en la personalidad, la creatividad y la cordura del artista, Harry está casi extrañamente a gusto. Se las ha arreglado para crecer en el ojo público con todo su entusiasmo juvenil intacto, sin mencionar sus modales. Ha salido con una serie de mujeres de alto perfil, pero nunca lo atrapan pronunciando ninguno de sus nombres en público, y mucho menos hablando mal de ellas. En lugar de seguir la ruta habitual de la superestrella pop: productores en boga, duetos de celebridades, ritmos deslumbrantes de clubes, se ha ido por su propio camino y se ha vuelto más popular que nunca. Está dando los toques finales a su nuevo álbum, lleno de canciones más duras y conmovedoras que ha escrito hasta ahora. Como explica, "se trata de tener relaciones sexuales y sentirse triste".

 

El encanto de Harry es una fuerza de la naturaleza, y puede ser casi aterrador presenciarlo en acción. El ejemplo más sorprendente podría ser una foto en el backstage en febrero tomada con uno de sus héroes, Van Morrison. Nunca has visto una foto de Van como esta. Lleva 50 años posando para fotos y se niega a sonreír en casi todas ellas. Hasta que conoció a Harry, por alguna razón, Van brilla como una colegiala atolondrada. ¿Qué le hizo Harry? "Estaba haciéndole cosquillas en la espalda", dijo Harry. "Alguien me envió esa foto, creo que su tour manager la tomó. Cuando la vi, me sentí como John Travolta en Pulp Fiction abriendo el portafolio con la luz dorada brillando. Pensé: 'Tal vez no debería mostrársela a nadie'".

 

En entrevistas, Harry siempre suele aprovechar ese encanto, simplemente porque puede. En su adolescencia, estuvo a la vista de todo el mundo cada minuto y se convirtió en experto en proteger cada pedazo de su privacidad. Pero en estos días, está descubriendo que tiene cosas que quiere decir. Está más seguro de pensar en voz alta y ver lo que sucede. "Más libre" es como lo expresa. "Más abierto. Estoy descubriendo lo bien que me hace sentir ser abierto con mis amigos. Sentir esa vulnerabilidad, en lugar de contener todo".

 

Al igual que muchas personas de su edad, hace preguntas sobre cultura, género, identidad, nuevas ideas sobre masculinidad y sexualidad. "Me siento muy afortunado de tener un grupo de amigos que son hombres que hablan sobre sus emociones y son realmente abiertos", dice.


A veces, Harry suena como una persona ordinaria de 25 años tratando de comprender el mundo y, por supuesto, lo es. Es extraño escucharlo hablar sobre quitarse sus ansiedades y dudas, ya que siempre ha parecido una de las personas con más confianza del planeta. "Mientras estaba en la banda", dice, "estaba constantemente asustado de cantar una nota equivocada. Sentía mucho peso en términos de no equivocarme. Recuerdo cuando firmé mi contrato discográfico y le pregunté a mi manager: '¿Qué sucede si me arrestan? ¿Significa que el contrato se anula?'. Ahora, siento que los fans me han dado un ambiente para ser yo mismo y crecer y crear este espacio seguro para aprender y cometer errores".

pressreader MAGZTER