Octubre 04, 2019

Daniel Avery: "La música electrónica siempre ha sido un escape de la realidad"

Hablamos con el productor sobre sus inicios, 'Songs for Alpha' y la primera edición de Sónar México.

POR Saúl Cortés

Steve Gullick

Al igual que muchos de nosotros, Daniel Avery era alguien que disfrutaba escuchar todo tipo de música. Desde muy joven Daniel aprendió a utilizar drum machines, sintetizadores y programas de producción. Y a la corta edad de 18 años, el entonces músico comenzó a involucrarse en la vida nocturna. Durante esta época, visitó Ibiza y fue ahí donde quedó sorprendido al notar la manera en que la gente disfrutaba de la música electrónica. Fue en ese entonces cuando Daniel Avery comenzó su carrera musical.

 

En un principio, Daniel solía trabajar bajo el nombre Stopmakingme y con este alias el artista inglés produjo diversos proyectos musicales. Little Boots, Hercules and Love Affair y Metronomy son sólo algunas de las bandas que tuvieron la oportunidad de trabajar con el artista. En 2012, el productor decidió dejar a un lado Stopmakingme para enfocarse en su propia música. Con Logic Drone, el primer disco de su carrera, Avery se inspiró en The Chemical Brothers y Underworld para formar un álbum que juntara todos esos sonidos, mientras él añadía sus matices sonoros.

 

Desde su disco debut, Avery ha lanzado otros cuatro álbumes, incluyendo una compilación de remixes llamada New Energy, el mix DJ - Kicks, Songs for Alpha y Songs for Alpha (B-Sides & Remixes). Antes de su presentación en Sónar México, Rolling Stone México tuvo la oportunidad de hablar con el reconocido productor.

 

 

Nos podrías platicar, ¿cómo fue que tomaste la decisión de dejar los estudios a un lado y comenzar tu carrera musical?

Es una historia graciosa porque realmente nunca lo planeé. Cuando tenía 20 años y estaba en Londres, solía trabajar en una tienda de música. Recuerdo que en ese entonces no me preocupaba mucho por mi futuro o por mi música, pero un día simplemente cerraron la tienda. Me di cuenta de que era el momento de tomar una decisión sobre mi vida y fue ahí cuando convertí este proyecto en algo serio.

 

Siendo una persona callada, introvertida y tímida, ¿cómo es que has logrado balancear tu vida personal con el proyecto Daniel Avery?

Personalmente creo que la música electrónica siempre ha sido un escape de la realidad. Amo la idea de que en los nightclubs no importa tu personalidad, en estos lugares lo que realmente importa es tu actitud ante la música. Esa es la clave de mi vida, en las noches mi timidez realmente no importa, lo que importa es que con mi música logró escapar de todo esto y simplemente disfruto el momento.

 

Han pasado seis años desde el lanzamiento de Drone Logic, ¿nos podrías platicar como ha cambiado tu proceso creativo durante estos años?

Es difícil contestar esto ya que trabajé durante 5 años en este material (Songs for Alpha) y considero que nunca he tenido como tal un proceso creativo. En Drone Logic simplemente me compré los componentes necesarios y comencé a trabajar en cualquier lugar que tuviera la oportunidad, pasé todo los días componiendo música hasta que un día conseguí el sonido que tanto estaba buscando. Con Songs For Alpha traté de hacer de mi música algo más profundo, quería que hubiera una historia detrás de este álbum.

 

 

 

¿Conseguiste contar esa historia?

Por supuesto que sí, en Drone Logic todo fue muy rápido. Mi vida había dado un cambio radical, viajaba por todo el mundo y simplemente no estaba acostumbrado a esto. Yo siempre he sido alguien muy pacífico y esto era lo que necesitaba mostrar en el disco. Songs for Alpha muestra esta tranquilidad entre los espacios del club y mi tiempo libre.

 

Esto es lo que lo hace tan especial, es decir tenía que conseguir un equilibrio entre los beats de fiesta y juntarlos con los sonidos que reflejaran mi serenidad como persona, quería mostrar la manera en la que me siento cuando toco y cuando sólo soy yo. En él, mis seguidores pueden escuchar el escape que siento cada vez que me presento en un show.

 

¿Fue difícil mostrar todo esto en un sólo álbum?

Sin duda alguna este es el material más difícil que he lanzado, pero mucho de su proceso se fue dando de una manera natural, simplemente tenía que tener paciencia. Creo que cuando alguien se da un pequeño respiro y aclara sus ideas, es en ese momento donde el verdadero sonido aparece. La música no se tiene que forzar, es algo que nace por sí sola.

 

Un año después de su lanzamiento, publicaste Songs For Alpha B Sides & Remixes, ¿nos podrías hablar de este material?

Básicamente es una extensión, pero cuenta con su propia esencia, es decir cada parte tiene sus propios sonidos. Son dos versiones que muestran una pequeña parte de dónde estuvo mi cabeza por cinco años. Songs For Alpha son sólo 37 de 100 canciones que compuse durante este largo periodo.

 

¿Cómo fueron estos cinco años?

Fue algo increíble pero fue algo agotador, eran 100 canciones y todas estuvieron en mi mente a diario por cinco años, literalmente cada día estaba componiendo. Es por eso que saqué esta otra parte, me di cuenta de que no podía dejar toda esta música a un lado, tenía que sacarlas.

 

Con tantas canciones, ¿cómo fue que seleccionaste el tracklist?

Cada una de las canciones tienen su propia personalidad, entonces decidí pensar como si estuviera realizando un DJ set. Por lo regular me gusta tocar de ocho a 10 horas, así que me inspiré en que es lo que pasa durante estas presentaciones. Veo a la gente sentarse o recostarse y en unos minutos, regresan a bailar y a brincar, esto es lo que amo Songs of Alpha, realmente logré captar este comportamiento en un disco. Un tracklist que logra capturar al oyente lo hace parte de él por un momento, ese es el verdadero poder de la música.

 

Songs For Alpha B Sides & Remixes cuenta con la participación de diferentes artistas. ¿Cómo decidiste que artistas tenían que estar en este material?

Es una colección de artistas que conocí de gira, algunos son nuevos y algunos son de mis productores favoritos, quería que la gente pudiera escuchar algunos de los nombres clásicos pero también incluir algunos productores no muy conocidos, de esta manera podía estar seguro de que el disco tuviera unos matices totalmente diferentes.

 

¿Qué es lo que esperas de esta nueva residencia de Sónar?

Primero que nada me gusta de esta nueva residencia que México es un país muy apasionado y ruidoso, cada vez que regreso a él, es como si la escena creciera de una manera enorme. Por otro lado, me gusta que el lineup está conformado por actos underground, no hay nada de música mainstream y todo esto lo hacen con una producción inigualable. También me gustaría añadir que en mi presentación habrá música nueva, estoy realmente emocionado por presentar todas estas canciones.

 

 

pressreader MAGZTER