Últimamente, ha habido varias especies nombradas como bandas o artistas de rock y metal. Los investigadores, Dr. Torben Riehl y Dr. Bart De Smet de la Universidad Ghent de Bélgica nombraron a una nueva especie de crustáceo marino en honor a Metallica: Macrostylis Metallicola. Quisieron hacer esto para rendir homenaje a sus ídolos, pero también para generar conciencia ambiental.

Metallica es una de las bandas más exitosas de la historia, vendiendo más de 125 millones de álbumes, llenando arenas y estadios desde la década de los ochenta, y ahora la banda tiene su propio crustáceo. “La música poderosa de Metallica me ha acompañado por la mayor parte de mi vida. Sus canciones como ‘Master of Puppets’ y ‘One’ son obras de arte en el mundo del rock y estoy muy feliz de por darles algo a cambio, nombrando una especie nueva en su honor”, dijo el Dr. Riehl.

 

 

Metallica ya respondió a la noticia, publicando en su página de Facebook. “Hemos tocado en los 7 continentes, llegamos a la Sala de la Fama del Rock & Roll y ahora… somos un crustáceo. Vive entre nódulos de metal que contienen cobalto, cobre, manganeso, níquel y elementos raros. Entonces, ¿básicamente vive en un estadio de rock? ¡Eso si que es un crustáceo rockero!”

El crustáceo fue descubierto en el norte del océano pacifico mientras se realizaban estudios ambientales como parte de una evaluación para un posible proyecto de extracción de nódulos. La investigación fue publicada el día de hoy en la revista científica, PeerJ.

Te puede interesar: James Hetfield regresa a los escenarios 

El Macrostylis Metallicola habita en la zona en medio de México y Hawái, llamada Clarion-Clipperton. Vive a 4,100-5,050 metros bajo el mar, y como explicó la banda, vive rodeado de nódulos de magnesio y elementos metálicos de millones de años. “Estas especies son parte del sistema terrestre del que todos dependemos. Las aguas profundas desempeñan un papel en este sistema al estar vinculado al cambio climático, así como a las redes alimentarias de los océanos. Si no podemos evitar que ocurra la minería, debemos asegurarnos de que la explotación de nódulos de manganeso se llevará a cabo de manera sostenible mediante la implementación de planes de gestión adecuados y áreas protegidas diseñadas para conservar la biodiversidad y el funcionamiento del ecosistema”, explicó el Dr. Riehl.